102°F
weather icon Clear

“La policía y la comunidad” [Parte II]… Casos de violencia doméstica

“La policía y la comunidad”, continúa esta serie exclusiva entre el Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD, por sus siglas en inglés) y El Tiempo. En este segundo capítulo, se abordará el tema de la violencia doméstica y los recursos disponibles para las víctimas.

“La violencia doméstica a veces empieza con una cachetada, a veces tal vez el agresor dice que no lo vuelve hacer, pero en la siguiente semana hay otro golpe. Esto puede escalar de algo menor hasta un homicidio”, comentó el oficial Adén Ocampo-Gómez y enfatizó que en el sur de Nevada se han registrado casos de homicidios relacionados con violencia doméstica, en los cuales no había reportes previos.

Para profundizar el tema, el oficial Ocampo-Gómez y El Tiempo visitaron las instalaciones del Family Justice Center (Centro de Justicia Familiar), un lugar a donde pueden acudir las víctimas de violencia doméstica para recibir la ayuda que necesitan y acceder a distintos recursos gratuitos. Este centro cuenta con personal de habla hispana, uno de ellos es el detective Juan Fernández.

“Las víctimas de violencia doméstica a veces están en relaciones que son abusivas, puede ser psicológicamente, y no necesariamente físicamente. Eso es importante de reconocer y entenderlo, vemos que muchas personas, especialmente entre la comunidad hispana, tienen el miedo de que al hablar a la policía van a verse afectados por no tener documentos (estatus legal)”, acotó Fernández.

Regularmente, los abusadores utilizan distintas tácticas para conseguir que la víctima viva con miedo y terror, los cuales pueden ser amenazas relacionadas al estatus migratorio, dinero, custodia de los hijos, entre otros. Incluso, una actitud posesiva sobre la víctima puede ser una alerta.

“Recuerdo a una persona que llegó, tenía heridas frescas, entonces tomamos fotos, iniciamos la investigación e hicimos un arresto. La persona me dijo que había estado en esa relación por 10 años, teniendo miedo a salir de esa relación por no tener documentos, su ofensor sí tenía un estatus legal”, relató Fernández.

Parte del trabajo del detective Fernández es brindar información a la comunidad sobre este tema. Aseveró que ha visto a personas que necesitaban saber sobre los diversos recursos que ofrece el Family Justice Center para saber cómo salir de una situación.

“Podemos ayudar con psicólogos. También brindamos órdenes de protección, eso es muy importante porque a veces no tiene que ser una orden con la policía, eso ayuda para no tener comunicación entre la víctima y el abusador. Antes tenían que ir a la Corte Familiar, pero nosotros podemos ayudar con esos recursos aquí”, dijo Fernández.

Además de la ayuda psicológica, otros recursos disponibles son relacionados a vivienda temporal y gastos médicos. El centro cuenta con un área donde los niños pueden permanecer mientras la víctima es atendida por el personal del lugar. Cabe mencionar que los recursos se extienden también para los menores.

“No preguntamos sobre su estatus migratorio, nosotros estamos para ayudar. Podemos ayudar con la visa U, si usted es una víctima de violencia doméstica, hay recursos para tratar de obtener un estatus legal aquí en Estados Unidos. Es un proceso largo y que toma tiempo”, informó Fernández añadiendo que “cuando los policías llegan a una situación, no hacen esa pregunta, solo van para ayudar y prevenir”.

Aunque la violencia doméstica se considera un delito menor, este se puede convertir en un delito grave cuando se presenta una situación donde la víctima es agredida físicamente. Además, si el agresor usa cualquier tipo de armas, entonces deberá rendir aún más cuentas ante la justicia.

“Tenemos diferentes violaciones, menores o graves, depende de si usó un arma y de los cargo que enfrente. He visto a personas que han recibido 16 años (de cárcel) por intento de homicidio”, mencionó Fernández.

En este momento LVMPD no trabaja con el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), y el programa 287 G está en pausa. Sin embargo, una persona indocumentada podría enfrentar una deportación después de ser arrestada.

“Es correcto, pero eso ya es con ICE. Como detectives o policías no tenemos nada que ver con deportar a una persona, hacemos el arresto y después al estar en la cárcel, dependiendo de los delitos, puede llegar a una deportación”, concluyó Fernández.

Family Justice Center se ubica en 861 N. Mojave Road, Las Vegas, NV 89101, el horario de atención es de lunes a viernes de 9:00 a.m. a 4:00 p.m. Para más información, llame al (702) 828-7714. También se exhorta a familiares a reportar cualquier posible caso. Para reportar una emergencia, llame al 9-1-1.

Contacte a Anthony Avellaneda en: aavellaneda@reviewjournal.com, o siga la cuenta de Twitter de El Tiempo: @eltiempolv.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Desechará fábrica muchas dosis de vacunas J&J

Organismos reguladores de Estados Unidos están permitiendo la liberación de 10 millones de dosis de la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson de una fábrica con problemas, pero el material para hacer muchas más debe ser desechado debido a posible contaminación.

COVID silencia a entusiasta instructor de banda del CCSD

Pablo Navarro, que enseñó durante unos 25 años en Gibson Leadership Academy de Las Vegas, falleció el 27 de mayo debido a complicaciones por COVID-19.

Detectives de pandillas investigan tiroteo en piscina de Summerlin

Los detectives de pandillas de Las Vegas y la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos están investigando después de que se produjeran más de 100 disparos en una piscina de Summerlin.

 
Incendio al oeste de Las Vegas calcina 1,500 acres

Un incendio en Potosi Mountain, a unas 20 millas al oeste de Las Vegas, había quemado unos 1,500 acres a primera hora del viernes.

Arrestan a hombre en relación con caso de asalto mortal

La policía de Las Vegas realizó un arresto en el repentino asesinato de un hombre que fue disparado mientras despachaba gasolina en el centro de Las Vegas en marzo, según los registros del Centro de Detención del Condado Clark.

Acercan vacuna a la comunidad hispana

Desde que se abrió la accesibilidad para la vacuna contra COVID-19, más de un millón de personas en el Condado Clark han recibido al menos la primera dosis. No obstante, funcionarios y organizaciones siguen uniendo esfuerzos para informar a las comunidades minoritarias sobre la importancia de inocularse.