La prostitución en Sin City – Parte II

Como se abordó en la primera parte de este artículo, la prostitución es un problema muy recurrente en Las Vegas, mucha gente piensa que esta práctica es legal, sin embargo, el solicitar u ofrecer servicios sexuales se está incurriendo en un delito.

De acuerdo con información exclusiva proporcionada por el oficial del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas, David Ciénega, un acto de prostitución está considerado como un delito menor, no obstante, esta situación puede tener distintas vertientes y alcanzar sanciones rigurosas.

Una persona que es detenida por buscar un servicio sexual debe ir ante la Corte por eso, puede hacerse acreedor a una multa que va desde los $1,000 dólares, aunque tiene la opción de asistir a una escuela de consejería para reducir el cargo.

En el caso de las prostitutas es diferente, cuando van a juicio deben realizarse la prueba del VIH (SIDA), si el resultado es positivo puede considerarse como una felonía ya que es una enfermedad contagiosa que provoca la muerte. Dependiendo de la situación la condena puede ser de 6 meses, 1 año o más tiempo en prisión.

Los llamados ‘padrotes’ incurren en un crimen grave al llevar a cabo esta práctica, la cual es considerada como tráfico humano; en estos casos los implicados no tienen muchas alternativas, ya que si se les comprueba este delito automáticamente son condenados a un mínimo de 20 años de cárcel sin posibilidad de negociar o establecer una fianza.

Como se mencionó en el artículo anterior, un alto porcentaje de las personas rescatadas de la prostitución son mujeres jóvenes de 15 a 18 años de edad; ante esta situación, El Tiempo conversó con la directora y fundadora de la organización ‘The Embracing Project’, Esther Rodríguez Brown, quien desde el 2007 brinda ayuda a víctimas de tráfico sexual.

“Las menores no tienen elección, cuando se involucran en el tráfico sexual humano o la explotación sexual siempre es forzoso, nunca es por opción. Depende de varias circunstancias, una es qué tipo de apoyo la persona tiene en su entorno familiar, depende de cuánto tiempo ha estado involucrada, quién es el explotador y también del individuo, qué tipo de características personales tienen para poder sobrevivir a este tipo de trauma y poder enfrentarlo”, acotó Rodríguez.

Esta organización atiende cada año a cerca de 250 jóvenes que han sido víctimas del comercio sexual. Se enfocan principalmente en menores de edad pero si una persona mayor les solicita ayuda la pueden canalizar a otro tipo de organizaciones como ‘Salvation Army’.

“La niña más joven que tuve, nacida aquí en Estados Unidos, tenía 11 años, era una niña que traficaron de otro estado y era autista. La niña más joven internacional era de Guatemala y tenía 8 años”, expresó.

Rodríguez Brown comentó que la forma en que las víctimas llegan a su organización comúnmente es por medio de la Corte Juvenil, alguna institución académica, LVMPD, Departamento de Justicia Juvenil o a través de padres de familia que sospechan que su hija está involucrada en este tema; añadió que las menores de edad siguen siendo arrestadas al ser descubiertas en actos de prostitución. Es importante precisar que también hay varones que han estado implicados en esta práctica.

“Es un proceso arduo y largo, hay muchos niveles de trabajo que hay que concentrar; primero, son jóvenes que tienden a escaparse de la casa y alomejor no quieren estar ahí por cualquier problema familiar o porque los papás trabajan mucho y no pueden prestarles atención”, mencionó.

“Hay que comprender que estas jóvenes crean un tipo de enlace traumático con los padrotes porque son los que proveen todas las necesidades que estas personas tienen cuando están en la calle. Hay un periodo de ‘desprogramación mental’, al llegar aquí nosotros hacemos una entrevista profunda que dura una hora y media, en la cual recabamos datos de cuándo fueron reclutadas, por quién, cuánto tiempo llevan involucradas en tráfico sexual, hacemos una evaluación de qué tipo de factores de riesgos o protectores tienen en casa; a partir de ahí aplicamos los programas que tenemos”, compartió.

La fundadora de ‘The Embracing Project’ añadió que su organización cuenta con terapeutas, además de ayuda para que estas jóvenes puedan reintegrarse a la escuela, se ofrecen clases para obtener habilidades sociales de comunicación, documentación entre otras. El proceso de ‘rehabilitación’ tiene una duración mínima de un año.

“Siempre recomendamos una terapia basada en un enfoque de trauma para poder resolver un trauma complejo. Hay otras organizaciones que también ayudan haciendo terapias con psiquiatras, a veces nuestras jóvenes necesitan un tipo más elevado de ayuda o medicación; tenemos relación con otras organizaciones para poder hacer un trabajo conjunto”, aseveró.

Rodríguez señaló que es difícil evitar que estas personas recaigan en actos de prostitución ya que muchas de ellas lo hacen porque no encuentran otra opción, por creer que no pueden hacer algo diferente o por tener una historia personal de abusos sexual y físico; sin embargo, esta organización siempre brinda ayuda a quienes quieran regresar a retomar su tratamiento.

“Un caso complicado que tuvimos fue uno en el cual el papá era el explotador de la muchacha, fue un caso difícil porque esa persona tenía trauma y también la familia se rompe. Fue un caso de aquellos donde la dinámica familiar que había era muy disfuncional y ver a esta persona y compartir su historia de cómo su padre hacía videos y los ponía en internet, la traficaba y la vendía; siempre son historias que te tocan”, dijo.

Por último, Esther Rodríguez expresó su opinión ante las alarmantes cifras de personas detenidas por prostitución y sobre todo por la cantidad de menores de edad inmiscuidas en esta práctica ilícita.

“Eso habla del tipo de ciudad en la que vivimos, es un reflejo, cuando hago charlas o conferencias me gusta recalcar el tema del turismo sexual, cuando hablamos de eso nos imaginamos países de Asia, África o Sudamérica, pero realmente aquí en Las Vegas tenemos turismo sexual de personas que vienen quizá a atender conferencias pero con la intención también de tener sexo, desgraciadamente muchas veces con niños y niñas”, concretó.

Para más información sobre la organización no lucrativa ‘The Embracing Project’ llame al número 702-463-6929 o visite www.theembracingproject.org.

Otras organizaciones que brindan ayuda gratuita a personas que han estado inmiscuidas en la prostitución son:

• Hopelink (Henderson, NV): 702-566-0576

• Salvation Army (Las Vegas, NV): 702-649-8240

•Shade Tree (Las Vegas, NV): 702-385-0072

•Safe Nest (Sur de Nevada): 702-646-4981

•Alcance Victoria (Sur de Nevada): 702-314-1332

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like