La vida después de una amputación

Muchas personas comparan el perder una pierna con perder a un ser querido, algo irreemplazable muy difícil de aceptar, pues su vida nunca será como antes.

Al mismo tiempo, he visto personas que toman esta condición como un reto, no fácil pero algo que no los va a derrotar.

La vida sigue siendo hermosa y hay mucho por hacer, estas personas tienen el derecho de continuar su vida de la manera más óptima.

Las personas no se alcanzan a imaginar cuántos de mis pacientes practican todo tipo de deportes, salen en cruceros, van en caminatas, hacen sus compras, juegan con sus nietos, etc. Y mucha gente ni se da cuenta de la condición de estas personas, pues muchas de ellas caminan bastante normal gracias a la ayuda de aparatos ortopédicos.

Este campo de la ciencia ha avanzado mucho desde la época de los griegos y egipcios que iniciaron con aparatos de madera y metal hasta el uso de los plásticos y materiales más sofisticados como el uso de pequeñas computadoras en las rodillas y tobillos que se ajustan al paciente hasta 50 veces por segundo.

Pero no olvidemos el factor más importante, el factor humano, en el cual cada paciente tiene que ser tratado con mucho respeto y honestidad.

Es muy importante encontrar un técnico ortopédico profesional (Prosthetist, en inglés) con el cual el paciente se sienta a gusto y con mucha confianza de sus conocimientos y experiencia.

La vida continúa, la vida es hermosa y usted tiene derecho a disfrutarla.

Para ayuda puede llamar al 702-233-5500.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like