63°F
weather icon Clear

Las lecciones de la recesión pueden ayudar a los casinos de Las Vegas a enfrentar la siguiente

Cuando la Gran Recesión golpeó a Las Vegas, su economía no cayó simplemente….cayó en picada.

El turismo, el elemento vital de la ciudad, se hundió enormemente. El volumen de visitantes cayó en más de 2.8 millones de personas entre 2007 y 2009, según la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas (LVCVA, por su sigla en inglés). La economía de la ciudad cayó al quinto lugar entre las 150 áreas metropolitanas en un ranking de 2010 de la Brookings Institution. Ese mismo año, la tasa de desempleo ajustada estacionalmente de Nevada aumentó a un asombroso 13.7 por ciento, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

Después de años de rápido crecimiento, parece que otra recesión está en camino. En agosto, la curva de rendimiento se invirtió. Tal evento ha precedido al menos a las últimas cinco recesiones de EU y es un signo de pesimismo económico.

Si bien la última recesión económica tuvo un impacto dramático en los casinos locales, la mayoría de los expertos esperan que la industria pueda resistir mejor la tormenta durante la próxima recesión.

Lecciones aprendidas

Los casinos fueron duramente golpeados durante la última recesión, según Michael Green, profesor asociado de historia en la UNLV.

“El problema para los casinos era la falta de ingresos discrecionales”, dijo. “Menos personas vinieron a jugar o apostar, y los visitantes gastaban menos”.

El progreso en el Echelon de Fontainebleau y Boyd Gaming (ahora Drew Las Vegas de Steve Witkoff y Resorts World Las Vegas de Genting Group), respectivamente, se frenó. El Cosmopolitan de Las Vegas, originalmente valorado en 3.9 mil millones de dólares, fue vendido a The Blackstone Group por 1.7 mil millones de dólares en 2014, solo cuatro años después de su apertura.

La economía de Las Vegas se recuperó lentamente, pero desde entonces ha ganado terreno. De todos modos, Green se pregunta si la industria de los casinos aprendió las lecciones de la última recesión.

“Se habló en ese momento para reconsiderar nuestra economía y cultura, y no lo hicimos”, advirtió. “No es que el resultado de la recesión haya sido la creación de muchos empleos mejor remunerados que requieran una mejor educación”.

Pero Jeremy Agüero, analista principal de Applied Analysis, notificó que después de la última recesión, los operadores de casinos se volvieron más diversificados, más eficientes y más reacios al riesgo. Se centraron en atraer una audiencia diversificada y ampliar las fuentes de ingresos fuera de los juegos.

En 2007, el 47.9 por ciento de los ingresos de los casinos del Condado de Clark provino de los juegos. Para 2017, la cifra se redujo a 40.9 por ciento, ya que los hoteles confiaron más en cosas como tarifas de habitaciones y ventas de alimentos y bebidas.

La recesión fue “tan profunda y tan complicada que cambió la forma en que las personas operaban por completo”, señaló Agüero. “Nuestros hoteles y casinos están mucho más diversificados dentro de sus propias cuatro paredes que ellos”.

Derek Stevens, copropietario de D Las Vegas, mencionó que la mayoría de los operadores de casinos hoy cuentan con un mejor balance general en comparación con 2007.

Muchos casinos han racionalizado sus negocios desde la última recesión. MGM Resort International, por ejemplo, recortó mil 70 empleos como parte de su iniciativa “MGM 2020”.

Pero reducir demasiado los costos en medio de una economía en auge podría perjudicar a los empleados en el futuro, según Todd Simons, un ejecutivo de casinos de toda la vida que es socio gerente de la firma de consultoría Hidden Fruit.

Cuando hay una economía fuerte, los operadores siempre están buscando formas de mejorar la experiencia del huésped, reducir los costos y aumentar los ingresos.

Pero para muchas compañías de casinos, continuó Simons, “no hay más grasa que cortar” cuando llega la recesión. Eso podría significar que recurran a otras formas de reducir costos, posiblemente a la automatización.

“Cuando los ingresos comienzan a estancarse y, en algunos casos, se retraen, buscamos flujos de ingresos adicionales o eficiencia dentro de la operación”, detalló Simons. “Cuando llegas a un punto en el que se han logrado todas las eficiencias con la estructura operativa actual, observamos la consolidación de roles y responsabilidades y la automatización”.

Representantes de los seis mayores empleadores de juegos en Las Vegas: MGM, Caesars Entertainment Corp., Red Rock Resorts, Boyd Gaming Corp., Wynn Resorts Ltd. y Sands Las Vegas Corp. se negaron a comentar.

¿Los casinos están preparados?

La pregunta no es si Las Vegas se verá afectada por otra recesión, según el economista John Restrepo, sino lo duro que golpeará.

“¿Qué tan preparados están los hoteles? Eso depende de la profundidad” de la recesión, reveló.

Muchos economistas esperan que llegue una recesión en los próximos años, pero Restrepo advirtió que es poco probable que la depresión sea tan severa como la Gran Recesión.

Dijo que los operadores de Las Vegas deberían poder manejar la próxima recesión “bastante bien”. No espera despidos masivos basados ​​en las tendencias económicas actuales, y añadió que los casinos podrían mantener interesados ​​a los visitantes bajando los precios.

Simons era vicepresidente ejecutivo de operaciones de casino y marketing para Planet Hollywood Resort cuando llegó la Gran Recesión. Reveló que incentivos como tarifas de hotel con descuento o entretenimiento serían una manera fácil de atraer visitantes.

“Hace que la gente se interese y diga: ‘Mira, sabemos que estamos en una recesión, pero aún tienes dinero para gastar’, aclaró.

Si se trata de una recesión profunda, indicó Restrepo, entonces todas las apuestas están canceladas.

“Si la guerra comercial empeora, si hay eventos internacionales que empeoran, entonces esa es una discusión diferente”, destacó. “Esperemos que esta vez hayamos aprendido una lección y prestemos atención a los indicadores”.

Enfoque reaccionario

Si bien los economistas están de acuerdo en que una recesión seguramente llegará con el tiempo, encontrar una manera de prepararse como operador de casino no es una tarea única para todos.

“No se puede pintar todas las propiedades con un solo pincel”, ejemplificó Agüero.

En general, agregó, los casinos pueden comenzar a prepararse asegurándose de que están “operando de la mejor manera posible”, manteniendo ingresos suficientes y manteniendo el pulso en su base de clientes.

Pero según Simons, es difícil prepararse para una recesión.

“Es más un enfoque de tipo reactivo que algo proactivo”, apuntó. “El negocio no se cae del límite cuando llega una recesión. Es un declive gradual”.

Otros comentan que la recesión podría generar oportunidades para los operadores locales. Por ejemplo, Agüero enunció que algunos viajeros podrían optar por Las Vegas en lugar de destinos más caros como Hawai. Y Stevens, desarrollador del hotel-casino del centro Circa, dijo que prefiere invertir durante las recesiones.

“Me siento bastante bien por el hecho de que estamos invirtiendo en Circa en este momento”, concluyó. “Solo debes asegurarte de tener una gran cantidad de capital en cualquier proyecto. No quieres endeudarte demasiado cuando existe el potencial de una recesión”.

El Review-Journal es propiedad de la familia del presidente y director ejecutivo de Las Vegas Sands Corp., Sheldon Adelson.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.