74°F
weather icon Clear

Las letras A, B y O están desapareciendo de las marcas de más renombre

“Las personas ven estas marcas todos los días, si quitamos esas letras, ¿Cómo sería el impacto?, es un impacto grande y es crítico, las personas se darían cuenta. Igualmente en los tipos de sangre A, B y O, si los quitáramos del suministro en los hospitales no pudiéramos atender a pacientes ni hacer las operaciones diarias de enfermedades graves”, fue la explicación que dio la vocera de la Cruz Roja Americana, Cynthia De La Torre, sobre la campaña “Missing Types”, la cual tiene el objetivo de animar a los donantes a sumarse para completar los tipos de sangre que más se necesitan en los hospitales.

Desde el 11 de junio y hasta fin de mes, la Cruz Roja realiza esta campaña representando a los principales grupos sanguíneos con las letras A, B y O. Ante esto, reconocidas marcas a nivel nacional y local han decidido desaparecer de su nombre y/o logotipo estas letras, ya que cuando la A, B y O desaparecen de la vida diaria, los espacios vacíos son notorios, y cuando estos tipos de sangre faltan en los hospitales, la atención a los pacientes se ve afectada. Este es el motivo por el cual El Tiemp_ ha decidido desaparecer su letra O en esta edición.

“Las personas en Estados Unidos no donan sangre regularmente. Solo tres de cada cien personas donan sangre, entonces estamos tratando de informarlos y ojalá podamos inspirar a nuevos donantes. Es una alerta para el público, para informarles que no hay suficiente sangre (en los hospitales)”, dijo De La Torre.

La vocera reiteró que el tipo O es muy común entre la comunidad latina, específicamente la sangre O negativo es de suma importancia y de alta necesidad, ya que es la que se usa en transfusiones sanguíneas en intervenciones de emergencia. Es decir, este tipo es compatible con todos.

“Les damos el mensaje a los latinos, porque el 57 por ciento tenemos el tipo O, ya sea positivo o negativo, y se necesita”, expresó De La Torre y agregó que los requisitos para donar sangre se pueden encontrar en el sitio web de la Cruz Roja, los cuales ,“típicamente son que la persona pese más de 110 libras, que tengan más de 17 años de edad (16 con autorización del padre), y que estén en buen estado de salud”.

Los donantes latinos son esenciales para el suministro de sangre y una prueba de ello es Jessica Ruíz, una joven de 26 años de edad -de ascendencia mexicana-, quien en su adolescencia aprendió el significado de la solidaridad, al recibir una transfusión sanguínea de emergencia que le salvó la vida.

“Toda la vida he tenido un problema en mi sangre, no tengo suficiente hierro, desde muy chica, siempre batallé con medicamentos. A los 16 años de edad me embaracé, tuve a mi primer hijo y me tuve que ir de la casa, empecé a trabajar pero sin dejar de ir a la escuela, no me cuidé. A las dos semanas de haber tenido a mi hijo regresé a la escuela, era el último año y quería terminar, no me importó mi salud y seguí trabajando en un restaurante de comida rápida”, relató.

Jessica compartió con El Tiemp_ que en un día que parecía cotidiano, simplemente se desmayó y sufrió un fuerte golpe en la cabeza, al despertar –después de dos días- se encontró en la cama de un hospital rodeada de sus familiares. Gracias a la Cruz Roja y a un donante de sangre fue que ella se mantuvo con vida.

“Gracias a la Cruz Roja yo estoy aquí ahora, si no hubiera a una persona que donara sangre, yo no estaría aquí, no hubiera podido ver a mi hijo crecer, no hubiera podido graduarme de la escuela, ni casarme, ni tener una familia o estar aquí en este momento. Lo más importante es decirle a la comunidad latina que casi el 50 por ciento de nuestra población tiene el tipo de sangre O, que es el más necesitado”, manifestó Ruíz.

Precisamente O positivo es el tipo de sangre que Jessica tiene y para agradecer el “regalo de vida” ha decidido sumarse a campañas para incentivar la donación. Después de 10 años de espera para que su sangre alcanzara los niveles adecuados, finalmente el mes pasado la joven pudo donar y se mostró feliz por hacerlo.

Respecto a “Missing Types”, Ruíz consideró que “representa todo, representa vida. Si le quitamos una ‘O’ a un nombre, ¿Está completo?, quítale una ‘O’ a una compañía grande ¿Va a ser lo mismo?, no, entonces nosotros tampoco. Por eso me parece tan importante, sin la sangre nosotros no somos nada, no tendríamos vida”.

Una encuesta nacional del 2019 realizada en nombre de la Cruz Roja, revela la falta de información que tienen la mayoría de las personas sobre la necesidad de la donación de sangre. Dicho informe mostró los siguientes datos:

*Un tercio del público nunca pensó que existe la posibilidad de que no haya sangre disponible cuando la necesite un ser querido. Recientemente, la Cruz Roja Americana tenía solo seis unidades de sangre de tipo 0 disponibles por cada 100,000 personas, pero se necesita más del doble por día.

*Las principales formas en que la gente donó para ayudar a otros durante el último año fueron mediante ropa (69%), dinero (63%) y comida (53%). Solamente el 3% de las personas en EE.UU donan sangre.

*La transfusión de sangre es uno de los procedimientos hospitalarios más comunes en EE.UU. Sin embargo, “Nunca lo pensé realmente” fue la razón principal (26%) por la cual las personas no donan sangre o no han donado recientemente.

*Más de la mitad (54%) del público cree que es necesario conocer su tipo de sangre para poder donar. Esta creencia es más alta entre los afroamericanos (66%) y los hispanos (72%). Sin embargo, no es necesario que los potenciales donantes sepan su grupo sanguíneo antes de donar. Después de que una persona dona sangre, la Cruz Roja le indica su grupo sanguíneo a cada donante.

Los interesados pueden ayudar a completar los tipos faltantes, programando una cita para donar, visitando www.RedCrossBlood.org/MissingTypes, utilizando la aplicación para donantes de sangre Blood Donor App de la Cruz Roja Americana, o llamando al 1-800-RED CROSS (1-800-733-2767).

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.