Las tarifas de inmigración suben entre el 7% y el 258%

El costo del trámite para la ciudadanía se incrementará de $595 a $640 dólares pero quienes vivan cerca o por debajo del nivel de pobreza pagarán la mitad. Los permisos de viaje sufrirán un alza del 60%, de $360 a $575 dólares.

Los extranjeros que realizan trámites migratorios pagarán más a partir del 1 de octubre, cuando arranque el año fiscal 2017. La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS, por su sigla en inglés) publicó en el Registro Federal (diario oficial) una propuesta de las nuevas tarifas para someterlas al comentario público.

La ventana para la recepción de sugerencias, dijo la agencia, estará abierta durante 60 días.

Uno de los incrementos afectará al trámite de ciudadanía que aumentará de $595 dólares a $640 dólares, un incremento de $45 dólares (8%).

Otros trámites que se verán impactados por el alza son:

Formulario I-90 (para reemplazar la tarjeta de residencia o green card): de $365 a $445%, un incremento del 35%

Formulario I-290B (formulario de apelaciones): de $630 a $675 dólares, un incremento del 7%

Formulario I-129 (petición de trabajador no inmigrante): de $325 a $460 dólares, un incremento de 42%

Formulario I-130 (petición de familiar extranjero): de $420 a $535 dólares, un incremento del 27%

Formulario I-131 (solicitud de documento de viaje): de $360 a $575 dólares, un incremento de 60%

Formulario I-140 (petición de trabajador inmigrante extranjero): de $580 a $700 dólares, un incremento del 21%

Formulario I-485 (solicitud de registro de residencia permanente): de 985 a $1,140 dólares, un incremento de 16%

Formulario I-765 (permiso de trabajo): de $380 a $410 dólares, un incremento de 8%

La USCIS dijo que el precio del Formulario N-400 (para solicitar la ciudadanía) no ha sufrido cambios desde 2007.

En diciembre Univision Noticias reportó que la USCIS realizaba un estudio de las cuotas en cumplimiento de un mandato del Congreso. “Las cuotas se revisan cada dos años, en años pares”, dijo Joanna Ferreira, subdirectora de medios de la USCIS.

La USCIS dijo que el precio del Formulario N-400 (para solicitar la ciudadanía) no ha sufrido cambios desde 2007.

La agencia también anticipó que entre los cambios se incluye una tarifa reducida de $320 dólares al Formulario N-400 para solicitantes que tienen ingresos familiares medios cercanos al nivel de pobreza (con ingresos que oscilen entre $36,450 y $48,600 dólares anuales).

El Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM, por sus siglas en inglés) calificó la rebaja en el costo del trámite para la ciudadanía para personas de bajos recursos como una “victoria” de las organizaciones que luchan por los derechos de los inmigrantes.

Más aumentos:

Formulario G-1041 (para pedir o buscar genealogía o parentesco): de $20 a $65 dólares, un incrermento de 225%

Formulario I-129F (petición para prometido o prometida extranjero): de $340 a $535 dólares, un incremento de 57%

Formulario I-526 (petición de inmigrante por empresario extranjero): de $1,500 a $3,675, un incremento de 145%

Formulario I-690 (Solicitud de dispensa de inadmisibilidad bajo las secciones 245A o 210 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad): de $200 a $715 dólares, un incremento de 258%

Formulario I-751 (petición para cancelar las condiciones de la residencia): de $505 a $555, un incremento de 18%

Formulario N-565 (solicitud de reemplazo de documento de ciudadanía): de $345 a $555 dólares, un incremento de 61%

“Este cambio de la regla propuesta permitirá a las familias de inmigrantes, muchos de los cuales trabajan sin descanso todos los días en trabajos que pagan muy poco, pagar las cuotas de naturalización, y finalmente convertirse en ciudadanos con plenos derechos”, dijo Kica Matos, portavoz de FIRM.

La última alza general de tarifas se registró el 23 de noviembre de 2010. Después de esa fecha (en 2012 y 2014), la agencia mantuvo y ajustó algunos cobros, dejando estables la mayoría de los servicios.

A partir del 1 de febrero de 2013 la USCIS implementó una tarifa de inmigrante de $165 para cada extranjero que reciba un paquete de visa de inmigrante por parte de un consulado o embajada fuera de Estadios Unidos, incluyendo Canadá y México.

Quienes no hagan efectivo el cobro no reciben la tarjeta verde hasta que cancelen la cuota, advierte la agencia.

La USCIS dice que se financia en 90% gracias a sus visados y permisos.

En 2010 la dependencia tenía un déficit de $200 millones que estimó cubrir el aumento.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like