102°F
weather icon Clear

Las Vegas Ballpark priorizando la comodidad de los asientos

El estadio de béisbol de Las Vegas tendrá algunos asientos geniales, mucho más que los bancos de metal de Cashman Field.

La junta directiva de la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas (LVCVA) recibió el martes una actualización sobre el estadio de béisbol de $150 millones que se está construyendo en Downtown Summerlin por Howard Hughes Corp., dueños de los Aviators de Las Vegas.

Don Logan, presidente y director de operaciones de los Aviators, la franquicia AAA afiliada a los Oakland A’s, indicó que la comodidad de los asientos sería una mejora importante del estadio Cashman Field, con el 100 por ciento de los asientos hechos de malla individuales 4Topps AirFlow. El estadio tendrá capacidad para 10 mil aficionados.

“Esto habla de nuestro compromiso de hacer esto bien”, agregó.

Logan y Tom Warden, de Howard Hughes Corp., mencionaron que un tablero de video Daktronics de 4 mil pies cuadrados, el más grande en béisbol de ligas menores y más grande que las pantallas en cinco estadios de grandes ligas, se está construyendo en el jardín izquierdo.

Professional Sports Catering ha sido seleccionado como el vendedor de alimentos, superando a Centerplate, el proveedor del Centro de Convenciones de Las Vegas y Aramark, el contratista del Centro Cashman. Se planean nuevas ofertas de alimentos en una cocina. Logan informó que espera que se complete con la apertura.

También reveló que Cox Business será el proveedor de tecnología y está instalando un sistema de antena distributiva para comunicaciones inalámbricas.

La LVCVA está aportando $80 millones para ayudar a financiar el estadio a través de un acuerdo de nombramiento del inmueble. Logan informó a los miembros de la junta que mil 500 trabajadores, el 98 por ciento de ellos sindicales, habrán laborado en el proyecto cuando el estadio abra sus puertas el 9 de abril.

Los miembros de la junta también recibieron una breve actualización sobre la construcción de la nueva sala de exposiciones donde 950 trabajadores han estado trabajando hasta enero y se espera que entre mil 100 y mil 500 estén en el sitio antes de que se complete el proyecto en enero de 2021.

Terry Miller, el representante de la constructora de la junta, argumentó que el proyecto de $935.1 millones se ha completado aproximadamente en un 12 por ciento.

Los miembros de la Junta también tomaron un tiempo fuera de la reunión para firmar un memorando de entendimiento entre la LVCVA, la Cámara de Comercio Metropolitana de Las Vegas y la Asociación de Tecnología del Consumidor que designa a la cámara como el Club de Negocios del World Trade Center.

El Centro de Convenciones de Las Vegas es el único World Trade Center en el mundo ubicado en un centro de convenciones, y la designación permitirá a la cámara fomentar las relaciones comerciales con los viajeros hacia el Centro de Negocios.

El presidente y CEO de la LVCVA, Steve Hill, firmó el memorando, al igual que la directora de la junta directiva de la LVCVA, Mary Beth Sewald, quien también es presidenta y CEO de la cámara; el presidente, Terry Shirey; y Cindy Hoag, directora sénior de la Asociación de Tecnología del Consumidor, que patrocina la feria comercial anual CES cada año en Las Vegas y atrae a más de 180 mil visitantes a la ciudad.

Los miembros de la Junta también aprobaron tres solicitudes de mercadeo por un total de $850 mil.

La LVCVA respaldará una solicitud de $210 mil para gastos de exhibición en IMEX Frankfurt, una feria comercial de viajes de tres días en Alemania en mayo; $290 mil para gastos de exhibición en la feria comercial IPW de cinco días de la Asociación de Viajes de los Estados Unidos en Anaheim, California; y $350 mil para celebrar la cumbre de pronósticos de aviación internacional de Boyd Group, que se celebrará en agosto.

Los miembros de la junta también aprobaron un acuerdo de separación de $113 mil con el asesor legal Luke Puschnig, quien dejará la LVCVA después de 20 años.

Puschnig declinó comentar sobre sus planes futuros y comentó: “Todavía estoy trabajando”.

Según los términos del acuerdo de separación, Puschnig recibirá 26 semanas de pago por separación, nueve meses de continuación del seguro y todas las compensaciones y las vacaciones pagadas acumuladas hasta su último día, que se espera sean hasta el 30 de junio.

Al final de la reunión del martes, los representantes de Hill y la junta aplaudieron a Puschnig por su ética de trabajo y lealtad a la organización.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.