Las Vegas Ballpark

La construcción del nuevo estadio de los 51’s, que todavía no se sabe si cambiarán su nombre, marcha “viento en popa”.

Para reconocer el esfuerzo de los casi 200 trabajadores que laboran en la edificación del moderno estadio, se llevó a cabo una ceremonia especial para mostrar el avance de la obra, que tiene como meta albergar el primer juego de la temporada, el 9 de abril de 2019 contra Sacramento River Cats.

“Tenemos 180 días para finalizar la estructura y realizar el primer lanzamiento”, señaló ante una gran cantidad de invitados el presidente de Las Vegas 51’s, Don Logan, también gerente del equipo que milita en la Liga Profesional en la Costa del Pacífico.

El equipo dejó sus instalaciones en el Cashman Field, y la nueva sede contará con las amenidades más modernas. El público podrá disfrutar de la extensa variedad y oferta de bienes y servicios que alberga Downtown Summerlin, que se ha consolidado como un destino regional de restaurantes, tiendas, entretenimiento y deportes.

La ceremonia de “Culminación de Proyecto” de la estructura, que se localiza justo al sur de la Arena City National, donde entrenan los jugadores del equipo local de hockey, Vegas Golden Knights, será un aliciente económico para la zona, al oeste de la ciudad. “Parece que fue ayer en que estábamos Don Logan y un servidor tomando café enfrente, analizando la posibilidad de traer a los 51’s a Summerlin, ya pasaron nueve años de eso y ahorita estamos más cerca que nunca de materializar ese sueño”, comentó Kevin Orrock, presidente del complejo urbano Summerlin.

Antes de recibir a los oradores, los trabajadores habían firmado una viga, la cual fue colocada en su sitio por una grúa, algunas personas invitadas también estamparon su firma en la estructura metálica que fue colocada en la parte superior de una pared de columnas de metal. Encima llevaba una planta “que simboliza el honor y el amor que tenemos por la naturaleza y la bandera es el respeto hacia esta gran nación”, acotó por su parte Tom Warden, vicepresidente de relaciones con la comunidad -y gubernamentales- de Summerlin.

La comisionada por el Distrito F, Susan Brager, dijo por su parte que “este estadio será un ‘cuadrangular’ para la zona y la comunidad local”.

Marco Hernández, miembro del sindicato Labors Local 872, compartió que “la contribución de la fuerza laboral hispana es evidente en la obra, todos los trabajadores son locales y afiliados a nuestro gremio. Sobre todo, en cemento, drenaje, instalación del terreno de juego, el emparejado y dimensionamiento, así como los acabados estructurales. Hicimos un poco de todo”.

Hernández tiene experiencia en este tipo de obras y debido a ello tiene confianza en que estará listo (el estadio) para el lanzamiento de la primera pelota, “todo va de acuerdo con al proyecto. El número de trabajadores se incrementará debido a que la fase de acabados requiere de mayores detalles, pero una cosa muy importante es que, aunque es una obra de gran envergadura, no se han registrado accidentes fatales y eso refleja la seguridad con que trabaja la gente en este tipo de obras”, explicó.

Sobre el incesante rumor en redes sociales de que el hotel & casino Rio será demolido para dar espacio a un estadio monumental para un equipo de las Grandes Ligas, “no he escuchado nada al respecto, pero una cosa es segura, de ser así, seremos parte de la demolición y posterior edificación de la nueva obra, de todos modos, nos vamos a beneficiar. Estamos listos para los grandes proyectos”, terminó diciendo Hernández.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like