Las Vegas se separa del operador del patio para gente sin hogar

Menos de cinco meses después de firmar un contrato de dos años con la ciudad de Las Vegas, un proveedor de servicios sin fines de lucro ya no opera el patio de personas sin hogar del Corredor de la Esperanza.

Aproximadamente 16 personas que trabajaron en el patio perdieron sus empleos como resultado, señaló Alexandria Anderson, directora ejecutiva del Programa sin fines de lucro para la mejora de la salud de la comunidad del sur de Nevada, o CHIP. La ciudad pagará a la organización casi $48 mil 500 para rescindir el contrato.

“La ciudad quería tomar un papel más directo en las operaciones diarias de la misma, y queríamos poner un poco más de energía y concentrarnos en otros programas”, afirmó Anderson.

Anderson señaló que la ciudad y la organización sin fines de lucro se reunieron a principios de octubre para discutir las operaciones en el patio de Foremaster Lane y Las Vegas Boulevard, pero luego de algunas discusiones, ambas partes acordaron que era mejor separarse.

La ciudad dotará de personal al patio con una combinación de aproximadamente 25 empleados a completo y medio tiempo hasta que al menos el final de una expansión del campus esté completo, dijo Kathi Thomas-Gibson, directora de servicios comunitarios de la ciudad. El proyecto de $10 millones está programado para completarse a fines de 2019.

“Somos una comunidad de aprendizaje, estamos probando cosas diferentes y llegamos a un entendimiento mutuo”, explicó Thomas-Gibson. “Realmente, todos hemos sido socios en la exploración de todo tipo de formas de hacer las cosas de manera diferente para que realmente podamos tener un impacto en el servicio a las personas sin hogar”.

El programa CHIP y el gobierno de la ciudad continuarán trabajando juntos para servir a la comunidad sin hogar, comentó Anderson.

El patio, que se convirtió en una operación de 24 horas en julio, es un lugar único donde las personas sin hogar pueden acudir a una variedad de servicios, como baños, duchas, servicios médicos y de salud mental, vivienda, ayuda laboral y un lugar seguro donde dormir. Un espacio seguro, al aire libre.

La ciudad y la organización sin fines de lucro firmaron su primer contrato en junio. Se exigió a Las Vegas que pague a CHIP hasta aproximadamente $2.1 millones durante los primeros dos años de operación del patio. Una vez finalizada la construcción, el pago aumentaría en aproximadamente $15 mil por mes.

“Esto es algo que nunca se había hecho antes, por lo que el “cómo” era cuestionable”, indicó Anderson. “Aprendimos mucho, y obtuvimos un pulso directo sobre algunas de las necesidades de las personas sin hogar”.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like