Latinos suman a la fuerza laboral de la nación Día del Trabajo en Estados Unidos

El 4 de septiembre se conmemoró el Día del Trabajo en Estados Unidos, un día festivo a nivel nacional que tiene como objetivo honrar a los trabajadores obreros del país. El origen data de un desfile celebrado el 5 de septiembre de 1882 en Nueva York, el cual fue organizado por los Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (Knights of Labor), cuya inspiración surgió de un evento similar llevado a cabo en Toronto, Canadá.

“Más allá de ser una fiesta, el Día del Trabajo está profundamente arraigado en la historia de los Estados Unidos. Para nosotros es un día para reconocer el trabajo duro e inteligente de los empleados/trabajadores, respetar sus derechos, seguridad y condiciones de trabajo, así como lo importantes que son para las empresas y la economía en general en Nevada”, comentó el director adjunto del Departamento de Negocios e Industria de Nevada, Marcel F. Schaerer.

De acuerdo con la Encuesta de la Comunidad Estadounidense del 2015, los latinos representaron el 27.5 por ciento de la población en Nevada durante ese año, lo que es igual a 770.553 personas de los 2.798.636 residentes.

“Esa misma encuesta indicó que los trabajadores hispanos o latinos tenían una de las tasas más altas de participación en la fuerza de trabajo en el estado – alrededor del 70 por ciento-. De aproximadamente 1.3 millones de empleados en Nevada en 2015, cerca de medio millón de ellos parecen haber sido latinos mayores de 16 años de edad”, informó Schaerer citando la encuesta realizada por el Censo de Estados Unidos.

Dicho informe establece que durante el 2015 la nómina anual total en el ‘Estado de Plata’ para todos los sectores de la industria fue de $46.595.673.000. El director adjunto del Departamento de Negocios e Industria de Nevada añadió que si se asume que los latinos representan alrededor del 35-40 por ciento de la fuerza de trabajo ese año, entonces se les podría atribuir de $16 mil millones a $18 mil millones en salarios en el 2015. Esa es la influencia económica sustancial en la economía estatal en general.

Citando las cifras de la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos, Schaerer acotó que “los datos nacionales muestran que en julio del 2017 había 27.487.000 hispanos mayores de 16 años en la fuerza de trabajo de los Estados Unidos, lo que representa 66.4 por ciento de la población hispana en el país. Se calcula que 26 millones de estas personas estaban empleadas, mientras que 1.4 millones estaban desempleadas”.

De acuerdo con el sitio de internet www.bls.gov, las áreas de empleo más comunes para los hispanos a partir del 2016 fueron: Trabajos de servicio (25.4%); gestión y trabajo profesional (22%); ventas y ocupaciones de oficina (20.8%); recursos naturales, construcción y mantenimiento (16.3%).

“En el Departamento de Negocios e Industria, nos enfocamos en (1) facilitar la regulación estatal de negocios a través de nuestras diversas divisiones encargadas con esos deberes; y (2) tratando de servir como una ventanilla única de información y recursos para ayudar a las personas a planificar, iniciar o hacer crecer un negocio. Este enfoque se puede ver en nuestro nuevo ‘Nevada State Business Center’ (situado en 3300 W. Sahara Avenue, en Las Vegas), donde hemos consolidado la mayoría de nuestras funciones bajo un mismo techo.

Nevada tiene muchos recursos para mover cosas a lo largo de negocios de todos los tamaños y el Departamento quiere hacer que esas conexiones sucedan. Cuando se trata de atraer nuevos negocios y empleadores a Nevada, el gobernador Sandoval lidera la mayor parte de eso a través de su visión para el estado y su Oficina de Desarrollo Económico. Nuestro papel es más general, involucrando a las empresas existentes, así como a la gente que acaba de pensar en iniciar un negocio”, aseveró Schaerer.

‘DETR Research & Analysis Bureau NV 2016-2018’ indica que las proyecciones muestran un total de 1.268.687 empleos en Nevada durante el año 2016, por lo que se espera llegar a 1.351.615 empleos en el 2018.

“Casi nada en el mundo fuera de nuestras puertas se logra sin que alguien trabaje para hacerlo, esa es la belleza de Estados Unidos, la gente elige sus propios caminos y todo ese trabajo individual se une para hacer de nuestro mundo lo que es.

Los buenos trabajos – y los trabajos bien hechos – son sobre algo más que dinero. Se trata de la dignidad personal, proporcionando a los que amas, la construcción de una casa y la comunidad que está orgulloso de llamar a su cuenta. En el Día del Trabajo, sin importar de dónde venga o lo que hagamos, debemos tratar de recordar esto y trabajar más duro para que sea una realidad para todos”, comentó Marcel F. Schaerer.

Miles de hispanos en Nevada trabajan en el área de la construcción, por tal motivo El Tiempo contactó al vicepresidente del Sindicato Internacional de los Obreros de Norteamérica -Local 872- (Laborers International Union of North America Las Vegas), Marco Hernández, quienes tendrán una importante participación para la construcción del nuevo estadio que albergará al equipo de la NFL, Raiders.

“El sindicato fue establecido en 1905, en Las Vegas fue en 1937 en la era de la presa Hoover. Tenemos 80 años de historia y en los últimos 15 años ya contamos con nuestra propia clínica médica, nuestros miembros pueden ir sin costo principal, tanto miembros como dependientes. Tenemos nuestro centro de entrenamiento, nuestros miembros no pagan por ningún tipo de certificaciones de aprendizaje”, dijo Hernández.

Este sindicato cuenta con aproximadamente 3,200 miembros, de los cuales el 40 por ciento son hombres y mujeres de origen latinoamericano, los cuales contribuyen a la economía local. Para cuando se avance el proyecto de construcción del estadio, se estima que este sindicato aportará de 500 a 600 trabajadores en varias industrias de la construcción.

“Más que nada hablamos de gente calificada para hacer cualquier tipo de construcción, siempre y cuando sea el área de trabajo correspondiente. Un miembro del sindicato que está certificado para trabajar. ¿Cómo ayuda a la economía local?, por ejemplo el grupo 1 que es obrero general, su pago es de $26.60 por hora más beneficios, ayuda a la economía esforzándose como 8 o 10 horas de trabajo diario en el exterior. Si gana bien, le da un futuro bueno a la familia obteniendo su casa propia, enviando a sus hijos a la escuela sin tener que pedir préstamos para colegiaturas”, mencionó Hernández.

El vicepresidente del sindicato añadió que estos salarios estabilizan la seguridad de los trabajadores a diferencia de compañías no sindicalizadas que otorgan un sueldo de $16 a $20 dólares por hora sin beneficios a sus empleados.

“Muchas veces esas personas dependen de servicios médicos del estado, al final lo costeamos quienes pagamos impuestos. Ganas bien, gastas bien; obtienen sus casas, mandan a sus hijos al colegio, pienso que es la forma en que ayuda la economía local”, consideró Hernández.

Al preguntarle su opinión sobre el aporte de la comunidad inmigrante al progreso laboral y económico de Estados Unidos, Marco Hernández respondió que: “Una de las cosas más grandes que hacemos es que nuestra comunidad siempre se ha enfocado mucho en trabajar fuerte, ya sea en la construcción o en los casinos, pienso que es la gran contribución que damos a este país que nos abre las puertas a todo tipo de inmigrantes, en el cual es bien merecido que nos consideren en un día”, finalizó.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like