Legisladores de Nevada toman medidas para bloquear Yucca Mountain

WASHINGTON — Legisladores de Nevada dispararán el primer tiro el martes en la esperada batalla sobre Yucca Mountain en el nuevo Congreso.

Los representantes y senadores del estado dijeron el lunes que están presentando proyectos de ley en la Cámara de Representantes y el Senado que requerirán que los estados, gobiernos locales y tribus consientan en albergar un depósito de desechos nucleares antes de que el gobierno federal pueda construir una instalación de almacenamiento.

“Queremos ser proactivos, no defensivos”, señaló la representante Dina Titus, demócrata por Nevada, quien ha presentado proyectos de ley similares en sesiones anteriores del Congreso que se remontan a los esfuerzos conjuntos con el entonces Senador Harry Reid, D-Nev.

El esfuerzo organizado por la delegación del Congreso de Nevada viene antes de un impulso esperado por parte de la administración de Trump y el Congreso para reactivar el proceso de concesión de licencias para construir un depósito en Yucca Mountain como parte de un plan nacional para abordar la creciente reserva de residuos en las centrales eléctricas.

Las senadoras Catherine Cortez Masto y Jacky Rosen, ambas demócratas, presentaron la Ley de Consentimiento Informado sobre Residuos Nucleares en el Senado.

“Es para establecer nuestro marcador y mostrar que, como delegación, estamos unidos”, declaró Cortez Masto durante una entrevista en su oficina del Senado.

Titus mencionó por teléfono desde Las Vegas que está presentando el proyecto de ley en la Cámara de Representantes, donde ha tenido problemas en el pasado, pero señaló que esta sería la primera vez que los demócratas tomarán el control. Añadió que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, siempre se ha opuesto a Yucca.

Los representantes de Nevada, Susie Lee y Steven Horsford, ambos demócratas, firmaron el proyecto de ley de Titus como copatrocinadores. El representante Mark Amodei, R-Nev., que representa a los condados del norte, no es uno de ellos.

“Hablamos en serio”

La Ley de Consentimiento Informado sobre Residuos Nucleares requeriría el permiso del gobernador, los gobiernos y tribus locales afectadas antes de que el dinero del Fondo de Residuos Nucleares se pueda utilizar para construir una instalación de almacenamiento en un estado.

Rosen agregó que planea usar el proyecto de ley para educar a los senadores sobre lo que está en juego con el desarrollo de Yucca Mountain, que está cerca del campo de la Fuerza Aérea Nellis y el Sitio de Pruebas de Nevada, donde se lleva a cabo el entrenamiento de municiones.

“Vamos a utilizar todo en nuestra caja de herramientas”, advirtió Rosen, “queremos que todos sepan que hablamos en serio”.

Se espera que los proyectos de ley enfrenten fuertes adversidades en la Cámara de Representantes como en el Senado por parte de legisladores que representan a los estados y ciudades donde se ubican las plantas de energía nuclear y se están acumulando desechos hasta que el gobierno abra una instalación para almacenar los materiales radioactivos.

Titus indicó que incluir sitios de almacenamiento provisional en el lenguaje de la legislatura ayudaría a atraer más partidarios a la ley de consentimiento.

El Congreso designó a Yucca Mountain como el sitio para el almacenamiento permanente de desechos nucleares de la nación en 1987. Desde entonces, se han gastado 19 mil millones de dólares para estudiar e investigar el sitio a 90 millas al noroeste de Las Vegas, pero la oposición política ha retrasado la construcción de la instalación.

El senador Lamar Alexander, R-Tenn., Presidente del subcomité de Apropiaciones de Energía del Senado, puntualizó que quiere poner fin al impasse de 30 años y abordar el problema.

Alexander ha propuesto usar sitios de almacenamiento provisionales hasta que se pueda construir un repositorio permanente. También ha subrayado que Yucca Mountain es parte de la solución para abordar el almacenamiento de desechos nucleares.

Cortez Masto y Rosen destacaron que necesitan educar a los senadores de que el sitio no es seguro y que los 19 mil millones de dólares gastados hasta ahora “son un despilfarro”.

El líder de la minoría del Senado Chuck Schumer, demócrata por Nueva York, fue reclutado para ayudar a Nevada a evitar los intentos de desarrollar el sitio de Yucca Mountain, recalcó Cortez Masto.

Un imperativo moral

La administración de Trump ha incluido 160 millones de dólares en los últimos dos presupuestos para reavivar las audiencias de licencias en la solicitud del Departamento de Energía (DOE) para construir un depósito en Yucca Mountain.

Se espera que el presidente incluya fondos para ese propósito en su próximo presupuesto para el año fiscal 2020, que comienza el 1 de octubre.

El secretario de energía, Rick Perry, dio a conocer al Congreso en 2016 que es un imperativo moral abordar las reservas de plantas de energía y residuos.

Se espera que Perry se una a seis senadores y al DOE en un recorrido programado del sitio Yucca Mountain. Alexander pospuso una gira el mes pasado cuando la senadora Dianne Feinstein, demócrata por California, la de mayor rango en el subcomité de asignaciones, tuvo un conflicto de programación.

Cortez Masto y Rosen fueron invitados a recorrer el sitio con Perry, Alexander, Feinstein, el senador Joe Manchin, D-W.V. y el senador John Barrasso, R-Wyo.

Feinstein ha expresado su preocupación por los estudios y análisis del DOE del sitio Yucca Mountain, pero representa un estado con el Sistema de Generación Nuclear San Onofre cerrado y sus 4 mil toneladas de desechos radioactivos.

Los esfuerzos recientes de la administración de Trump y la legislación de la Cámara de Representantes para impulsar el proceso de concesión de licencias para el proyecto Yucca Mountain han muerto en el Senado.

Pero los demócratas en un comité de conferencia bipartidista que elaboró ​​el proyecto de ley de gasto más reciente, lograron detener un esfuerzo de último minuto para reiniciar el proceso, lo que alentó a Titus a que promulgara su legislación en el nuevo Congreso.

Una comisión de cinta azul

El proyecto de ley presentado por los legisladores de Nevada se basa en las recomendaciones de 2012 de la Blue Ribbon Commission on America’s Future, que exigen un proceso basado en el consentimiento para ubicar las instalaciones de almacenamiento y eliminación de desechos nucleares.

Un proceso abierto garantiza que los estados tengan voz en el proceso y que ningún estado se vea obligado a aceptar los desechos nucleares en contra de su propia voluntad, de acuerdo con los proyectos de ley. El proceso también infundiría confianza y transparencia.

La Comisión de Regulación Nuclear inició audiencias sobre la licencia del DOE para construir las instalaciones de Yucca Mountain en 2008.

Pero el proceso se detuvo cuando el gobierno de Obama retiró los fondos para el proyecto a instancias del ex líder de la mayoría del Senado, Reid.

El Condado de Nye, donde se encuentra Yucca Mountain, y otros condados rurales en el estado, apoyan la continuación del proceso de concesión de licencias, para determinar si el sitio es seguro. Los partidarios señalan el potencial de empleos bien remunerados y los ingresos fiscales para las escuelas.

Amodei ha apoyado el proceso de concesión de licencias, pero se ha opuesto a otros problemas de transporte con el desarrollo de Yucca Mountain.

El estado de Nevada tiene 218 desafíos, o alegatos, a la solicitud de licencia del DOE, la mayoría de los cuales se ocupa de la seguridad y la posible contaminación de las aguas subterráneas.

La Nación Shoshone Occidental considera la tierra sagrada.

Los líderes empresariales de Las Vegas, la industria del juego, los grupos ecologistas y funcionarios políticos republicanos y demócratas, se oponen al almacenamiento de residuos nucleares en Yucca y al transporte de residuos a través de centros de población, como Las Vegas y Reno.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like