Legislatura pretende acabar con las “cláusulas de mordaza” de los farmacéuticos, permitiría la divulgación de medicina más barata

Los administradores de beneficios en farmacias (las empresas que actúan como intermediarios entre los fabricantes de medicamentos y las farmacias) no podrán impedir que los farmacéuticos informen a los consumidores sobre medicamentos de menor costo si se aprueba una nueva ley.

Presentado en la Comisión de Comercio y Trabajo de la Asamblea el lunes, la AB141 permitiría a los farmacéuticos asesorar a los pacientes sobre los medicamentos que podrían utilizarse como una alternativa más barata en las recetas de sus médicos.

A los farmacéuticos no se les permitirá dispensar el medicamento alternativo. En su lugar, los pacientes tendrían que pedir a sus médicos, u otros prescriptores, un cambio en la receta.

“Sabemos que los costos afectan a cualquier persona, incluso a los que no tienen seguro”, señaló la asambleísta Melissa Hardy, R-Henderson, a los miembros del comité en su presentación el lunes.

Su copatrocinador, el asambleísta republicano Glen Leavitt, dijo después de la reunión que los líderes de la industria han indicado que los gerentes de beneficios de farmacia, conocidos como PBM, incluyen actualmente las llamadas “cláusulas de mordaza” que restringen a algunas farmacias de Nevada de compartir información con pacientes a bajo costo las drogas.

Los PBM desempeñan un papel de intermediario en la adquisición de medicamentos de los fabricantes a las farmacias, a menudo negociando una tarifa con descuento o recibiendo un reembolso del fabricante. Cobran a sus clientes según el precio de lista original que no refleja los ahorros que negociaron.

Esto puede obligar a los fabricantes a subir los precios anticipándose a los descuentos negociados, lo que aumenta los costos para los consumidores.

Nadie comentó en oposición al proyecto de ley de Hardy. Pero los legisladores, incluida la asambleísta Maggie Carlton, D-Las Vegas, cuestionaron si podría proporcionar involuntariamente a los gerentes de beneficios de farmacia que son dueños de farmacias (CVS Health, por ejemplo) con mayores sobornos.

“Algunos de los artículos han hablado de los exorbitantes márgenes de ganancia que están haciendo los PBM”, añadió Carlton. “Lo último que querría hacer es incentivar esa práctica”.

Otros, incluida la Directora Ejecutiva de la Asociación Médica del Estado de Nevada, Catherine O’Mara, declararon que no estaban de acuerdo con un lenguaje que permitiera a los farmacéuticos aconsejar a los pacientes sobre un “medicamento más eficaz”.

“En última instancia, creemos que la autoridad de prescripción se debe dejar con el prescriptor”, recomendó O’Mara a los legisladores.

Hardy, quien se presentó junto a Leavitt, aseguró a los legisladores y miembros de la industria preocupados que el lenguaje estaba destinado a brindar a los consumidores opciones de menor costo.

“Es solo para tener la información de que posiblemente haya una alternativa menos costosa”, concluyó.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like