Liberan los cargos por fraude inmobiliario de un padre de 11 menores

Deon Derrico, el padre de los quintillizos de Las Vegas, está oficialmente libre de todos los cargos por fraude inmobiliario.

Las dos acusaciones de fraude inmobiliario que colgaban sobre su cabeza después de su absolución de abril fueron retiradas el martes por la oficina del fiscal general de Nevada.

“Esto que ha sido un tipo de estrangulamiento en mi vida por mucho tiempo, simplemente se ha ido”, describió Derrico, quien fue acusado de los crímenes en 2014. “Tengo siete niños a los que enseño a convertirse en hombres. Tengo cuatro niñas, los estoy criando para el mundo exterior”.

En abril, un jurado de Las Vegas encontró que el padre de 11 no era culpable de varios delitos graves de falsificación de firmas de propietarios para poder obtener y luego alquilar casas abandonadas con fines de lucro.

El jurado se estancó en dos cargos: un cargo de felonía de representación falsa con respecto a un título y un delito grave de notarización de una firma de una persona que no estaba en presencia de un notario público.

La oficina del fiscal general de Nevada volvió a presentar los cargos en su contra el 10 de mayo y se programó una fecha de prueba para el 27 de agosto.

El co-acusado y amigo de la familia de Derrico, Olujuwon Bryant, que certificó ante el notario todas las escrituras, se declaró culpable el 13 de junio del cargo de delito menor.

“Dado el resultado del juicio anterior que resultó en un jurado colgado, y dado que el otro acusado ya ha asumido la responsabilidad por estos actos criminales, los fiscales de nuestra oficina han determinado que desestimar los cargos restantes sirve mejor a los intereses de la justicia en este caso”, declaró la oficina del fiscal general en un comunicado el miércoles.

El abogado de Derrico, Dustin Marcello, dijo que estaba feliz por la familia de su cliente.

“Creo que la oficina del fiscal general es justa y considerada al revisar el caso y tomar esa decisión, a la luz del veredicto del jurado”, señaló.

Derrico comentó que está aliviado y que su único arrepentimiento es “tener cualquier trato con estos propietarios particulares”.

“Funcionó muy bien antes: los propietarios estaban satisfechos, yo quedé satisfecho”, puntualizó.

Su esposa, Karen Evonne Derrico, destacó que estaba preparada para hacerse cargo del negocio de bienes raíces de su esposo y ser madre soltera en caso de que fuera condenado.

“Fue un año y medio muy enseñable”, afirmó. “Quiero que mi familia sea una familia reconocida; ahora entendemos que la libertad es importante, queremos educar a otras familias”.

Pero primero, ella mencionó que quiere tomar sus primeras vacaciones familiares.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like