Lleve seguros a sus niños en el automóvil

Los cinturones de seguridad de un automóvil, al igual que los asientos, están diseñados para el peso y estatura de un adulto y en caso de un accidente, el ir abrochado tiene mayores probabilidades de salvar su vida o evitar lesiones graves, en el caso de los niños que viajen en el vehículo, ellos deben de ir en su propio asiento de acuerdo a su peso, estatura y edad.

De acuerdo con la organización Safe Kids; un niño que pesa menos de 60 libras y mide menos de 4 pies con 9 pulgadas, aún debe de utilizar su asiento especial, que se coloca en el asiento trasero del automóvil, si el niño viaja en el asiento con el cinturón regular, tiene un 45% de mayor probabilidad de sufrir lesiones serias en caso de un accidente.

El asiento infantil especial (booster seat, como se le conoce en inglés), protege el área abdominal, cabeza y espina dorsal en caso de un accidente automovilístico, el cinturón que incluye, también esta proporcional al peso y tamaño del pasajero, evita que salga proyectado hacia los asientos delanteros o inclusive el parabrisas.

La directora de Safe Kids del Condado Clark, Heather Watson, explicó a El Tiempo que, “el cinturón de un niño protege ambos hombros y la cadera de ambos lados, y se abrocha por enfrente al centro, el mismo asiento infantil debe tener toda la información de peso y estatura para que funcione correctamente”.

Conforme el niño va creciendo, el asiento debe de actualizarse, el de un recién nacido va dando la espalda a los conductores, de mayor edad ya van viendo de frente al parabrisas. Si el niño ya tiene peso y estatura suficiente, pruebe el asiento y cinturón del automóvil, siempre verifique que se encuentre lo suficientemente apretado.

De acuerdo con las leyes del Estado de Nevada, desde el año 1968 (Ley 484D), “el cinturón de seguridad debe proteger cadera y hombros ensamblados para un niño o cualquier pasajero”. Continúa en uno de sus incisos, “si el pasajero pesa menos de 60 libras y es menor de 6 años de edad, debe llevar un cinturón en su asiento, si no cumple con esto será penalizado”.

Todo menor de 12 años de edad no puede viajar en los asientos delanteros del automóvil, sin importar que ya pueda utilizar los cinturones para adultos; “hay quien utiliza libros, toallas o almohadas para elevar a un niño o hacerle más cómodo el asiento, en un accidente estos artículos pueden provocar que se salgan de su asiento”, recomendó Watson.

Las multas por no utilizar cinturón de seguridad comienzan en $70 dólares, su caso se podría complicar si el niño a pesar de la edad, no cumple con el peso y estatura para dejar el asiento especial, lo que podría adjudicarle una cita a la Corte y gastos administrativos, que no son nada si los compara con el evitar lesiones en un choque, por simplemente llevar el cinturón puesto.

Safe Kids Clark County revisa los asientos infantiles y le ayuda a instalarlos adecuadamente.

Acuda a sus revisiones gratuitas.

www.safekidsclarkcounty.org

702-961-8460.

Add Event

You May Like