Encontraron una “cantidad considerable” de mercurio en la escuela Johnson

La Johnson Junior High School siguía cerrada el lunes 12, pues las autoridades encontraron una cantidad considerable de mercurio, e incluso 60 hogares de la comunidad fueron inspeccionados con resultado de una familia que debió ser trasladada temporalmente a otra morada.

Randy Nattis, delegado de la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés), informó que su equipo de trabajo encontró en la escuela Johnson una cantidad de mercurio equivalente a un cuarto de taza, y “eso es una cantidad significativa, es más que un termómetro”.

La familia ocupante de una de las 60 casas inspeccionadas por la EPA fue temporalmente trasladada a otro lugar, debido a las cantiddades de mercurio encontradas. La acción fue recomendada por la misma EPA y por el Distrito de Salud del Sur de Nevada.

No se informó la ubicación de la casa, ni cantidad de personas que forman la familia que pudieron ser expuestas al mercurio. Nattis dijo que no podia hablar de la salud de las personas.

El funcionario de la EPA informó que 80 familias habían llevado a la escuela bolsas de plástico con ropa y zapatos para ser revisadas, Del total de bolsas 16 tuvieron que ser reevaluadas. Nattis agregó que con base en el contenido de esas bolsas, mismas que fueorn confiscadas, se vio la necesidad de que la EPA tendrá que inspeccionar los respectivos hogares.

“Nuestro objetivo principal es asegurarnos que nada del mercurio de la escuela vaya de regreso a los hogares, ni cause daño a las familias ocupantes, afirmó Nattis.

Una de las madres de familia, Kristina Langendorf, de 41 años de edad, dijo estar molesta por la situación. El domingo ella fue a la escuela acompañada de su hijo quien cursa el séptimo gerado en la Johnson, a recoger las pertenencias escolares de su hijo. Pero no les entregaron nada. El hogar de Langendorf fue uno de los 60 que la EPA inspeccionó.

La señora Langendorf dijo que molestaba la situación porque no sabía qué buscaban y qué iban a hacer (las autoridades).

Funcionarios de la EPA dijeron que ellos encontraron altos niveles de mercurio en la lavadora de la casa de Langendorf, lo cual pudo ser resultado de las ropas que su hijo vistió. Ella fue aconsejada que pusiera a funcionar el Sistema de lavado varias veces para dispersar el mercurio.

El pasado jueves 8 cuando las autoridades estaban en la escuela Johnson inspeccionado las instalaciones, el representante de EPA dijo que no se conocía la cantidad de mercurio encontrado. En contraste el Departamento de Bomberos de Las Vegas dijo que se trataba de 5 a 10 gotas de mercurio.

A pesar de que el superintendente escolar, Pat Skorkowski, había dicho que confiaba en que el lunes 12 se reanudaran las clases, eso no sucedió. El domingo 11 las autoridades avisaron que se cancelaban las actividades el lunes.

La madre de familia Langendorf se quejó de no tener suficiente información por parte de las autoridades, que además deberían dar un estimado de tiempo que tomará resolver el problema. Nos informamos por las noticias, dijo la señora. Agregó que no se sentirá conformtable de enviar a su hijo a la escuela sin tener información más concreta por parte del Distrito (escolar), información que contenga “quién, qué, dónde, cuándo y por qué”, dijo.

Otros padres de familia expresaron sentimientos semiliares :

Hay incertidumbre qué tanto va a ser la limpieza, dijo Robert Quizon, de 51 años de edad, quien tiene un niño inscrito en la Johnson. Quién nos va a decir que el problema se atiende al 100%? Queremos saber la causa (del problema de contaminación por mercurio), por qué llegó a ese punto, y qué nos garantiza que no sucederá otra vez?

La EPA todavía trabaja para limpiar y liberar a la escuela Johnson del mercurio, que fue encontrado el miércoles 7 en el gimnasio de la escuela.

Vern Brooks, quien tiene dos hijos en la escuela, dijo el domingo que la comunicación podia haber cambiado todo, y él ha hecho su parte para no enojarse, pero entiende la irritación de la gente.

Nattis dijo que los niveles de mercurio no se quedan estables; el mercurio es peligroso si se inhala cuando se evapora. “Entonces queremos evitar que haya mercurio en los salones de clase o cualquier instalación de la escuela”, afirmó Nattis y agregó: Queremos remover el riesgo de vapor de mercurio entonces los niños pueden regresar con seguridad a la escuela, ese es el trabajo aquí”.

Por su parte Mike Barton, Jefe de Aprovechamiento Estudiantil, del Distrito Escolar, estuvo de acuerdo al decir que la seguridad es una alta prioridad. Dijo también que este lunes avisarán a los padres de familia la fecha de regreso a clases.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like