Los sobrevivientes del tiroteo en Las Vegas preguntan: ‘¿Y nosotros qué?’

Suzzanne Michaels se sintió incapaz de funcionar desde el tiroteo del 1° de octubre en el Festival Route 91 Harvest.

“He dejado las ollas vacías y los quemadores en la estufa prendidos, y encontré los huevos crudos en el lavabo del baño de arriba”, dijo Michaels al comité del Fondo de Víctimas de Las Vegas el martes por la mañana.

En una carta al comité, ella dijo que incluso “caminé hacia mi automóvil antes de que me diera cuenta de que olvidé ponerme una camisa”. No he podido concentrarme lo suficiente para completar los formularios enviados por correo electrónico que VOCP (programa para víctimas de crímenes) quiere que complete por salarios perdidos”.

Michaels dijo que perdió su trabajo debido a su angustia mental.

“El dueño / gerente de Five Star Tavern # 55 en Rainbow y Smoke Ranch me dijo: ¡necesitaba una piel más gruesa!”, escribió.

Michaels fue uno de los aproximadamente 150 supervivientes del tiroteo masivo del festival Route 91 Harvest del 1° de octubre, que emitió un mensaje recurrente el martes: “¿Y nosotros qué?”

El comité celebró reuniones en el ayuntamiento a las 10:30 a.m. y a las 6 p.m. el martes para solicitar opiniones públicas sobre borradores de protocolos que describan quién debe recibir donaciones después de la masacre.

Los borradores de los protocolos, publicados el 16 de noviembre, proponen que las familias de las personas muertas en el tiroteo y las personas que sufrieron daño cerebral permanente o parálisis que resulten en asistencia médica domiciliaria continua reciban el mayor nivel de pago del fondo.

Las personas que resultaron heridas e ingresadas en un hospital dentro de las 48 horas posteriores al tiroteo durante al menos una noche entre el 1° de octubre y el 31 de enero de 2018 recibirían el siguiente nivel de financiamiento, según el borrador.

Excluidos

Pero esos criterios excluyen a demasiada gente, dijo la asistente de la sesión matutina Karen Iantuono.

La hija de Iantuono tenía la rodilla dislocada en medio del caos del tiroteo. Le hicieron una cirugía, pero nunca fue hospitalizada de la noche a la mañana y, por lo tanto, no sería elegible para recibir ayuda.

“No puedes decirme que ella es menos persona porque no pasó la noche en un hospital”, dijo Iantuono.

Los amigos y la familia de Iantuono contribuyeron con donaciones al fondo, y ahora parece que su hija no obtendrá nada de eso, dijo.

Michelle Leonard dijo que ella también se siente excluida del protocolo propuesto.

“Tengo coágulos de sangre en la pierna”, dijo Leonard, que se está moviendo en una silla de ruedas. “No me admitieron en un hospital porque caí sobre una barrera de concreto y me pisotearon”.

Ella dijo que está esperando ver a un cirujano ortopédico para determinar si su pierna está permanentemente dañada.

“No quiero quitarles a aquellos que han perdido sus vidas, y aquellos que tienen daños permanentes. Siento que no debemos ser olvidados “, dijo. “Puede que no me hayan puesto una bala en el cuerpo, pero siento que me han metido una bala en la cabeza, en mi alma y en mi corazón, y mi vida ha cambiado para siempre”.

Un grupo de 44 sobrevivientes de fuera de la ciudad también entregó comentarios por escrito al comité la noche del martes. Jennifer Holub de Salt Lake City recopiló las declaraciones y se las organizó para que los sobrevivientes de Las Vegas las entregaran.

“No me detendré, ni dejaré que mi familia Route 91 sea revictimizada”, dijo Holub al Review-Journal.

Yvonne Justice habló en nombre de Anthony Dalrymple, diciendo que salvó su vida pero se vio afectado emocional y financieramente.

“Anthony trabajaba por la noche para ayudar a mantener a su familia”, dijo Justine, “pero no lo ha hecho desde el evento porque su esposa (quien también asistió al festival) está aterrorizada por la obscuridad y estar sola en casa por la noche con su hijo de 12 años”.

Próximos pasos

Después de la reunión de la mañana, el presidente del Comité de Fondos de Víctimas de Las Vegas, Scott Nielson, dijo que no podía decir qué haría el comité. Pero agregó que examinará cómo incluir a las personas lesionadas que recibieron atención ambulatoria.

El comité aceptará comentarios sobre el borrador del protocolo hasta el 8 de diciembre y adoptará un protocolo final el 11 de diciembre, dijo Nielson.

Cuando se adopte el protocolo final, se pondrá a disposición de los solicitantes un “formulario de reclamo”.

Jeff Dion, subdirector del Centro Nacional para Víctimas del Crimen, dijo que todos los reclamos deberán enviarse electrónicamente.

Cada difunto o víctima para quien se presente un reclamo será validado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) como víctima del ataque del 1° de octubre, dijo.

“Si el FBI no lo tiene en su lista de víctimas, van a enviar a un agente del FBI para hablar con usted”, dijo.

Además, no se desembolsará dinero a ninguna persona incluida en la lista del Departamento del Tesoro de EE.UU., la Oficina de Control de Activos Extranjeros, los Nacionales Especialmente Designados y la lista de Personas Bloqueadas.

Dion dijo que el fondo está destinado a cualquier persona afectada por los disparos, incluidos los primeros en responder y las personas que trabajaban en el evento.

Dion dijo que las familias de los fallecidos deben identificar a un representante de la familia para el patrimonio de su ser querido, si es que aún no lo han hecho. Un representante de la familia debe estar autorizado para solicitar una compensación.

“Si todos están de acuerdo con la distribución dentro de esa familia, lo honraremos”. Si las personas no pueden ponerse de acuerdo sobre cómo debería distribuirse, entonces vamos a seguir adelante y enviarlo a la corte de sucesiones”.

Jonathan Reed, abogado especializado en sucesiones con sede en Las Vegas, con el bufete de abogados Reed & Mansfield, le dijo anteriormente al Review-Journal que el primer paso para representar un patrimonio es pedirle al tribunal testamentario que lo nombre albacea o representante personal o administrador, cualquiera que sea el término que el estado del difunto use.

Es probable que necesite presentar una solicitud, un certificado de defunción y el testamento original (si lo hubiera) con el tribunal local de sucesiones en el condado donde vivía la persona fallecida en el momento del fallecimiento.

Si la persona fallecida era propietaria de bienes inmuebles en más de un condado en el mismo estado, una sucesión será suficiente.

Si el representante personal no vive en el estado donde se está llevando a cabo la sucesión, el residente de fuera del estado puede necesitar designar a un residente del estado testamentario para que preste servicios como coadministrador.

El Centro de Asistencia Legal del Sur de Nevada y el Colegio de Abogados del Estado de Nevada dijeron que proporcionarán servicios legales pro bono a las víctimas del tiroteo del 1° de octubre.

Póngase en contacto con Nicole Raz en nraz@reviewjournal.com o al 702-380-4512. Sigue a @JournalistNikki en Twitter.

Una versión anterior de esta historia escribió erróneamente el nombre de Yvonne Justice, uno de los oradores en el ayuntamiento.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like