Piden padres de familia respuestas a incidente de contaminación con mercurio

Sobre el asunto de la contaminación por mercurio en la escuela secundaria Johnson, al oeste de Las Vegas, funcionarios de la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés), dijeron no conocer con exactitud la cantidad.

Pero el Departamento de Bomberos de Las Vegas la describe entre 5 a 10 gotas. Mientras tanto los padres de familia se mostraron molestos por la falta de información sobre el incidente que llevó a cerrar la escuela el miércoles 7 y a suspender las clases hasta el viernes.

El jueves 8, al día siguiente que la escuela Johnson Junior High School tuvo un incidente por la contaminación de mercurio, las autoridades organizaron una reunion comunitaria informativa. Funcionarios del Distrito Escolar del Condado, del Departamento de Bomberos de Las Vegas, y de la EPA se dirigieron a un numeroso grupo de padres de familia.

Randy Nattis, delegado en Las Vegas de la Agencia de Protección Ambiental informó que el día del cierre de la escuela fueron revisados mil 200 alumnos, 100 maestros y personal escolar, así como 100 miembros de los cuerpos de respuesta al incidente. Todos resultaron limpios y fueron permitidos irse a sus casas. En el caso de los alumos algunos padres tuvieron que esperar hasta las cinco de la madrugada del jueves.

Además de las personas, los funcionarios de la EPA revisaron también las mochilas, zapatos y cosas personales de la comunidad escolar. Se dijo que un número no determinado de alumnos recibió ropa para reemplazar la que llevaban puesta, como medida precautoria.

Nattis dijo que el mercurio es una sustancia metal líquida que se evapora con altas temperaturas.

El jefe de la Policía Escolar, capitán Ken Young, informó que después de la jornada de revision se pudo saber que inicialmente nueve estudiantes y tres directivos de la escuela fueron directamente expuestos al mercurio.

Young afirmó que el incidente no tiene nada qué ver con terrorismo ni con ninguna amenaza. Hasta ahora se ve que el asunto es de niños jugando con la sustancia. Pero todavía estamos en la fase de investigación, dijo.

Por su parte el vocero del Departamento de bomberos, Tim Syzmanski, consideró el acontecimiento como uno fuera de serie. No ha habido otro de esta magnitud en la ciudad, agregó.

Durante la reunion los padres de familia se mostraron irritados y cuestionaron la falta de información precisa. Nicole Watson, una madre de familia, dijo “ustedes hablan y hablan pero solo dan vueltas”.

Una de las preguntas fue: dónde, cuándo y qué cantidad de mercurio contaminó la escuela? El representante de la EPA dijo que no se tenía determinada la cantidad. Una pequeña cantidad se evapora con el aire. Pero el vocero de los Bomberos dijo que tenia información de que se trataba de unas 5 a 10 gotas.

Durante el foro del jueves, llevado a cabo en la escuela primaria Jacobson, un padre de familia informó que su hijo entró en contacto con mercurio el dos de septiembre. Michael Durkin expresó preocupación de que su hijo pudo haber dispersado la sustancia en su hogar.

El incidente causó que el pasado miércoles 7 la escuela cerrara sus puertas y no permitiera la salida de alumnos ni personal. En lo que fue una jornada de 16 horas los miembros de la comunidad escolar de la Johnson fueron revisados. La Johnson Junior High School se ubica en el 7100 Ducharme ave. cerca de Buffalo y Alta.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like