Tu salud en tus manos

Somos un país de inmigrantes. Pero aunque para muchos estadounidenses la experiencia migratoria es una realidad distante, algo sucedido muchas generaciones atrás, para muchos de nosotros los latinos, las realidades de la inmigración nos tocan más de cerca. Aunque la mayoría de los hispanos en los Estados Unidos son ciudadanos nacidos aquí, casi 19 millones nacieron fuera del país. Algunos de estos latinos se han hecho ciudadanos, algunos son inmigrantes autorizados, y algunos están en el país sin autorización. Muchas de nuestras familias reflejan esta realidad, y se conocen como familias de status migratorio mixto. Según el Centro Hispano Pew, aproximadamente 9 millones de personas pertenecen a familias de status mixto, con por lo menos un padre indocumentado y un hijo ciudadano.

Ahora que estamos en el periodo de inscripción abierta para los seguros nuevos del Mercado de Seguros Médicos, tengo un mensaje importante para las familias de status migratorio mixto: Aunque tú seas indocumentado, puedes acudir al Mercado de Seguros Médicos y solicitar un seguro de salud, como también ayuda financiera para costearlo, para los miembros de tu familia elegibles, sin temer represalias de las autoridades.

La Ley de Cuidado de Salud Asequible claramente establece que la información proporcionada por los consumidores en el Mercado de Seguros Médicos sólo se puede usar para determinar elegibilidad de cobertura médica y ayuda financiera para costearla. A finales del mes pasado, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) confirmó que la información provista en las solicitudes de seguro de salud del Mercado de Seguros Médicos no se utilizará para propósitos de control migratorio. Aunque las personas indocumentadas, por ley, no pueden obtener un seguro para sí mismos en el Mercado de Seguros, sí tienen derecho a solicitar un seguro para los miembros de su familia que son documentados y, aún más, pedir ayuda financiera para cubrir el costo de los planes de salud de estos. Ejercer este derecho de sus familiares no pone a la persona indocumentada en peligro de deportación, ni tampoco de sufrir otras consecuencias a causa de su status migratorio. Además, las personas indocumentadas no van a tener que proveer información sobre su status migratorio, ni su número de Seguro Social si no lo tienen, cuando soliciten seguro para sus familiares elegibles.

Es sumamente importante que compartamos esta información con todas las familias afectadas, porque sabemos que, para algunas, el miedo de que la solicitud desencadene alguna acción de ICE contra el padre indocumentado es una barrera significativa a conseguir un seguro de salud mediante el Mercado de Seguros Médicos. Tememos que muchas familias se nieguen la oportunidad de por fin obtener un seguro médico asequible por un miedo sin fundamentos. La confirmación de ICE es clara y contundente: No hay nada que temer y mucho que ganar. Las personas indocumentadas pueden inscribir a su familia con la paz mental y la tranquilidad de saber que esta estará cubierta sin ponerse nadie en riesgo.

Sinsi Hernández-Cancio, abogada, analista de políticas de salud, y mamá, tiene casi 20 años de experiencia luchando a favor de la igualdad de los derechos para las mujeres y las familias hispanas, y actualmente es la Directora de Equidad en Salud de Families USA, una organización sin fines de lucro no partidista que aboga por mejorar el acceso a cuidado de la salud de alta calidad para todos.

Envíale tus preguntas directamente a preguntas@familiesusa.org.

Para obtener más información, visita www.cuidadodesalud.gov, o llame al 1-800-318-2596, y para encontrar a un ayudante autorizado para proveer asistencia individual en persona cerca de ti, visita ayudalocal.cuidadodesalud.gov.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like