Lograron graduarse 425 alumnos atrasados de preparatoria

Este verano, mientras la mayoría de los estudiantes disfrutó las vacaciones escolares, 425 de preparatoria estudiaron para poderse graduar. Y lo lograron, el 8 de agosto recibieron sus diplomas en una ceremonia llevada a cabo en la arena Orleans.

Jordi H. Núñez fue uno de los 425 estudiantes atrasados por diversas causas, desde faltar a clases o “distraerse con los amigos”, hasta caer en responsabilidades de adultos. Pero decidió aprovechar los programas de recuperación del Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD).

En breve plática con este semanario, Jordi dijo que no pudo terminar en el tiempo regular en su escuela Rancho High School porque le faltaron créditos de inglés y ciencias.

No quiso dar detalles del por qué se atrasó y solo insinuó que tiene muchas responsabilidades, como su pequeña Sofía, quien al momento de hablar se mostraba incómoda y quería irse del lugar.

“Sí. Es mi hija, tiene 3 años”, dijo Jordi, al afirmar que ella es su principal motivo para seguir estudiando. “Voy a inscribirme en un Instituto de Tecnología Automotriz, voy a seguir”.

Los padres del joven Jordi Núñez de 18 años de edad estaban contentos y con ánimo de seguirlo apoyando. El señor Núñez estaba feliz y orgulloso, pero también a la expectativa de que su hijo siga cumpliendo con sus planes de continuar la escuela. “Siempre lo apoyamos y a veces hemos tenido dudas porque ha sido difícil. Pero yo mismo me gradué cuando ya era adulto, por eso sé que es difícil, sobre todo cuando ya vienen los hijos”, comentó.

Por otra parte, el joven Isidro Pérez dijo que su retraso para graduarse fue por salirse de las clases, irse con los amigos y por pasar mucho tiempo con su novia. Ella estaba al lado e hizo un gesto con una sonrisa pero no lo negó.

“La verdad –contó Isidro- me dediqué a andar con los amigos y no pasé tres créditos: inglés, matemáticas e historia. Pero el maestro de historia me hizo ver las cosas y me animó para tomar los cursos en las vacaciones”.

En otro lado, la joven Vanessa Barbosa, de Las Vegas High School, también acababa de recibir el documento simbólico que en unos días va a canjear por el diploma oficial de graduación. Ella tuvo que acreditar tres asignaturas.

Fue una ceremonia emotiva, pero rápida si se compara con las regulares de la temorada de graduaciones. Fue dedicada a 425 estudiantes de 40 preparatorias, la mayoría jóvenes de 18 años y algunos pertenecientes al Programa de Educación para Adultos.

Estuvieron presentes las más altas autoridades del distrito escolar, como seis de los miembros de la Mesa Directiva, y el superintendente Pat Skorkowsky, quien les habló así a los graduados:

“Esto les tomó un poco más de tiempo pero ahora están graduados con la Clase 2017 de la Escuela Preparatoria. Tienen derecho a llevar su cabeza en alto; tienen derecho a salir de este recinto con su diploma y seguir su camino a su próximo destino. Su ruta fue difícil, sé que hoy es un día maravilloso para ustedes pero esto es solo el comienzo; están en el camino de hacer grandes cosas”, finalizó Skorkowsky.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like