Los asiáticos superan a los latinos como la comunidad de mayor crecimiento en EE.UU.

La población latina en los Estados Unidos ha visto disminuir su crecimiento desde 2007, poco antes de que estallara la Gran Recesión. A su vez, la dispersión de hispanos por todo el territorio estadounidense también se ha visto frenada, según un nuevo estudio del Pew Research Center publicado este jueves.

Entre el 2007 y el 2014, los hispanos crecieron a un ritmo medio anual del 2.8% mientras que durante los siete años precedentes habían aumentado como media un 4.4%. Este dato contrasta aún más con la progresión de la población latina en los años noventa, que alcanzó el 5.8% anual.

Como consecuencia de esta desaceleración, los latinos han dejado de ser el grupo con mayor crecimiento en EEUU, dejando el primer puesto a la comunidad asiática gracias a un incremento del 3.4% entre el 2007 y el 2014.

“Sin embargo, el número de latinos que viven en Estados Unidos es más en comparación con los asiáticos: la población latina es muy grande, con 57 millones de personas y los asiáticos son solo 14 millones de personas”, explica vía telefónica Mark López, coautor del estudio y director del Pew Hispanic Research.

Estos datos se deben a dos razones principalmente: el número de inmigrantes que llegan a Estados Unidos desde países latinos se ha reducido y el número de nacimientos entre los hispanos también se ha visto contraído.

México, la explicación

Durante los años ochenta y noventa, la inmigración fue el principal motor de crecimiento de los hispanos en suelo estadounidense. Sin embargo, esta tendencia se redujo con el cambio de milenio y México es parte de la explicación.

“Existe un crecimiento en el número de personas provenientes de América Central, Cuba y Venezuela pero es un número pequeño en comparación con el de mexicanos. México representa la causa mayor de esta disminución en el número de nuevos inmigrantes que están llegando a Estados Unidos”, dice López.

“Desde el 2007, el flujo de los migrantes mexicanos está disminuyendo a los EEUU y es posible que ahora haya más inmigrantes mexicanos que están saliendo en comparación a los que están llegando”, añade el coautor del estudio. El flujo revertido sí se produjo entre 2009 y 2010 pero no existen aún datos para los dos últimos años.

Las razones por la cual menos personas deciden ir en busca del ‘sueño americano’ son una mejoría de la economía en México en comparación con el pasado y una tasa de fertilidad mucho menor a la registrada en las últimas décadas.

Por todo ello, ahora son los hispanos nacidos en Estados Unidos los que han empujado el crecimiento de la comunidad latina.

Pero el Pew advierte que también el número de embarazos entre las latinas ha visto una disminución considerable.

“Esto es debido a que ahora tenemos más mujeres que nacieron aquí en los EEUU y la tasa de fertilidad entre las hispanas nacidas aquí es menor que la de las mujeres inmigrantes”, sostiene López.

Antes de la Gran Recesión, la media de mujeres hispanas de entre 15 y 44 años que dieron a luz se estableció en 95 por cada 1,000. Tras el 2007, este dato ha ido cayendo y se ha reducido a 72.1 nuevos nacimientos.

Menos dispersión

Uno de los fenómenos de la ola de inmigrantes que llegó durante los años noventa así como la fuerte creación de nuevos empleos fue la llegada de latinos a zonas de EEUU donde generalmente antes no se habían establecido.

Las nuevas oportunidades hizo así que Carolina del Norte fuera el estado que lideró esta tendencia en los noventa, mientras que en los primeros años tras el 2000 Georgia fue uno de los estados que más latinos recibió.

Pese a que los latinos seguirán aumentando su presencia por todo el país, el ritmo también se ha visto afectado desde el 2007. Como consecuencia, el número de condados con al menos 1,000 latinos crecieron mucho más rápidamente antes de la crisis económica.

Estas dos tendencias –un crecimiento y una dispersión menos acusada- no tienen por qué traducirse en un menor peso político de la comunidad latina en Estados Unidos, según lo cree López.

“Vamos a tener un crecimiento en las próximas décadas en el número de latinos que pueden participar en las elecciones. Será un crecimiento de cuatro millones por las dos próximas décadas. El impacto del aumento de la población latina en las décadas de los ochenta y los noventa tendrá un impacto en el futuro”, explica el director del Pew Hispanic Research.

“Es posible que haya una disminución del número de votantes latinos en el futuro pero será después del 2030”, concluye López.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like