Los derechos de los trabajadores y la Suprema Corte

Recientes casos demuestran que sin importar el tema ya sea de salud, derechos de la mujer, discriminación o derechos de los trabajadores, el poder judicial sigue jugando un importante rol en nuestras vidas.

Con el fin de dar a conocer el tipo de protecciones que tienen las mujeres y trabajadores en su empleo; se llevó a cabo un taller el sábado 27 de septiembre organizado por Progress Now Nevada, Planned Parenthood y Progressive Leadership Alliance of Nevada (PLAN).

Durante el evento se dieron ejemplos de algunos casos que llegaron hasta la Corte Suprema como lo fue el caso de Hobby Lobby y Harris v. Quinn y como afectaron las decisiones que se tomaron en ambos casos.

En junio de este año el Tribunal Supremo determinó en el caso “Hobby Lobby”, que el Gobierno no puede obligar a ciertas empresas con objeciones religiosas a sufragar la compra de anticonceptivos a sus empleados dentro del seguro médico. “Sabemos que cuando las mujeres planean sus embarazos es más común tener cuidado prenatal y sus embarazos cuestan menos al final; así que realmente es un ahorro proveer la anticoncepción a las mujeres. La anticoncepción hace parte del cuidado de la salud y debería ser proveído por los seguros médicos”, aseguró la representante de Planned Parenthood, Samantha Fredrickson. Mientras que el caso de Harris v. Quinn desafía el derecho de los trabajadores de cuidado en el hogar a negociar colectivamente con los estados para mejorar sus condiciones de trabajo. Más importante aún, pondrá en riesgo la capacidad de los adultos mayores y personas con discapacidades de vivir de manera independiente en sus hogares.

“Casos como Harris v. Quinn nos indican la importancia de afiliarse a un sindicato. Es la mejor manera de asegurarnos de que los derechos de los trabajadores y sus intereses se cumplan. Que se les respeten sus contratos y a los derechos que tienen bajo la ley”, indicó la subdirectora de Progress Now Nevada, Jocelyn Torres.

“Se sabe que en Nevada las mujeres ganan más dinero que el promedio nacional; gracias a que en el estado se encuentran los sindicatos más grandes, mismos que pelean por sus salarios, días de descanso, entre otras cosas”, reiteró Torres.

La Corte Suprema de Estados Unidos determinó que los sindicatos no pueden ampliar su membrecía ni hacer obligatorio el pago de cuotas a sus miembros. El caso, Harris v Quinn , incluyó ocho trabajadores para el cuidado de la salud en Illinois que se negaron a unirse a un sindicato y se opusieron a pagar la cuota para ser representados por el mismo.

“Los trabajadores reciben los beneficios del sindicato y de las negociaciones a los que estos llegan. Antes de que se hiciera esa decisión en la Corte Suprema, todos tenían que pagar para ser miembros; si querían recibir los beneficios que ofrece un sindicato. En ese momento te ahorras ese dinero, pero con el tiempo el sindicato tiene menos dinero para hacer las negociaciones para pelear por tus derechos. Esto afecta a todos pero más a las mujeres porque históricamente nos pagan menos”, manifestó Torres.

El martes 30 de septiembre, la Corte Suprema empezó de nuevo a litigar diferentes casos. Las decisiones que se tomen afectarán a todos los estadounidenses. Por esta razón, Torres dijo que la comunidad debe estar atenta a las leyes pero también a lo que está pasando en la Corte Suprema porque los jueces tienen la última palabra. “Debemos tomar en cuenta que decisiones ha hecho la Suprema Corte y como nos han afectado. Nosotros no escogemos a los jueces el Senado es quien los elige. Por lo tanto hay que fijarnos a quien elegimos como senadores y reclamarles si no están viendo por intereses de la comunidad”.

“Esta vez hablamos sobre los derechos de los trabajadores, pero también afecta en otros temas como inmigración como fue la SB1070 en Arizona que llegó hasta la Corte Suprema y allí se decidió todo”, precisó la sub directora de Progress Now Nevada.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like