Los dreamers que están persiguiendo al jefe de la seguridad interna de EE.UU.

Trabajaron un año y medio la estrategia y aseguran que está dando resultados. Que no la van a dejar por ningún motivo y que la meta es que el gobierno del presidente Barack Obama frene las deportaciones de indocumentados.

“Todos los días nuestra gente está en peligro de ser arrestada y regresada a sus países sin haber cometido ninguna clase de crimen”, dijo a Univision Noticias Juan De la Rosa, de la organización United We Dream en Virginia. “Vamos a perseguir al secretario del Departamento de Seguridad Nacional Jeh Johnson por todo el país, adonde él vaya”.

De la Rosa, junto con a otros cuatro dreamers, fue arrestado el jueves en el Congreso durante una audiencia en la que Johnson compareció ante el Comité Judicial del Senado.

“Él (Johnson) tiene el poder de parar las redadas. Por eso lo perseguimos, para que las frene sobre todo ahora que la Corte Suprema dejó congelado DAPA y DACA Ampliado y 5 millones de indocumentados corren riesgo de ser deportados”, dijo el activista.

La protesta

“Usted tiene sangre en sus manos”, gritaron los activistas que asistieron a la audiencia. También leyeron los nombres de indocumentados que, según la organización, fueron deportados por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) entre el 2014 y el 2015, y asesinados en sus países de origen.

“El secretario Johnson es uno de los líderes del gobierno del presidente Obama que continúa diciendo que deben haber deportaciones y redadas”, dijo a Univision Noticias Julieta Garibay, otro de los dreamers arrestados el jueves por agentes la policía del Congreso.

“United We Dream quiere asegurarse que nuestras familias permanecerán unidas. Las redadas siguen y estamos hartos de ellas. Si ellos (los agentes de inmigración comandados por Johnson) vienen a nuestras casas, nosotros vamos a ir adonde él esté para decirle que pare, que se detenga”, agregó.

La estrategia apunta a que Johnson no solo frene las redadas, sino también que ordene la inmediata suspensión de los programas 287(g) y PEP (Cumplimiento de Prioridad), que otorgan poderes especiales a las policías locales (estatal y municipal) para detener a indocumentados.

“Obama ya ha deportado a casi 3 millones de inmigrantes desde que llegó a la Casa Blanca en el 2009”, dijo Garibay.

La estrategia

United We Dream demoró 18 meses en definir la estrategia para enfrentar a Johnson. “Pensamos que esto se trata de la principal lucha por los derechos civiles, por los derechos de nuestra comunidad y de nuestras familias”, dijo Adam Luna, un ciudadano estadounidense nieto de inmigrantes mexicanos que llegaron indocumentados a Estados Unidos hace dos generaciones.

“Ellos nos inspiraron, son nuestras familias que se sacrificaron, lucharon y permitieron con sus ejemplos que nosotros ahora estemos aquí”, explicó Luna. “Lo hago por mis abuelos y porque tengo una vida que comparto con estos jóvenes (dreamers) que están luchando por las mismas oportunidades que yo tengo”.

Luna, de 43 años, confiesa que la lucha que llevan a cabo los dreamers “me inspiran cada día”, y dijo que la estrategia en la que se basan las protestas pacíficas “están programadas por lo menos hasta el 2020” o hasta que el Congreso por fin decida aprobar una reforma migratoria que saque de las sombras a los 11.3 millones de indocumentados.

“Seguiremos detrás del secretario Johnson adonde él vaya. Y queremos decir los nombres de los que han muerto por las deportaciones para que frenen los arrestos. Se trata de inmigrantes que solo quieren un futuro y trabajan para conseguirlo. No deben ser deportados”.

Línea de información

United We Dream dijo que además de exigirle al secretario Johnson que pare las deportaciones, se anunció la existencia de un numero de teléfono gratis que funciona las 24 horas del día para brindar información sobre las redadas y los derechos de los indocumentados, el 1(844) 363-1423.

“A medida que la crisis de los refugiados centroamericanos sigue profundizándose en América Central, la Administración de Obama continúa con su brutal política de arrestos de jóvenes que huyen de sus países por las amenazas de muerte”, dice UWD.

“Estamos enfermos y cansados de ver a nuestras familias y nuestros amigos deportados, y estamos cansados de vivir con miedo”, dijo a Univision Noticias Ámbar Pinto. “Pero estamos trabajando para darle a nuestra comunidad las herramientas que necesitan para defenderse contra la deportación. Le decimos al gobierno que donde vayan sus agentes de ICE van a encontrar una comunidad que conoce sus derechos y que se niegan a sufrir en silencio”.

Prioridades de deportación

El 23 de junio, tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia que mantuvo el freno de los programas DAPA y DACA Ampliado que amparaban de la deportación a 5 millones de Indocumentados, Obama aseguró que su gobierno mantiene vigente la lista de “prioridades de deportación”, donde figuran extranjeros criminales y aquellos que entraron al país después del 1 de enero de 2010 y no tiene causa de asilo (por ejemplo los centroamericanos).

Los dreamers aseguran que la lista es “inhumana” porque no toma en cuenta el sufrimiento de miles de centroamericanos que están huyendo de sus países a causa de la violencia y están llegando a la frontera en busca de asilo.

“El secretario Johnson debería revisarla”, dijo Pinto. La lista es injusta. Creo que los casos deberían verse uno a uno porque la mayoría de los indocumentados que están llegando tienen razones para escapar. Ellos vienen en busca de una oportunidad para seguir viviendo y los están deportando a la muerte”, advirtió.

La activista agregó que además de revisar la lista de “prioridades de deportación”, el gobierno debería “darle una mirada a la manera en que llevan a cabo las operaciones de redadas. No es humano que cuatro o cinco agentes armados estén llegando a las casas de jóvenes para arrestarlos, mucho menos cuando van de camino a la escuela”.

Miles en la mirilla

A finales de mayo Univision Noticias reportó que entre el 18 de julio de 2014 y el 26 de abril de 2016 las cortes de inmigración emitieron 31,994 órdenes de deportación relacionadas con menores migrantes solos y acompañados detenidos en la frontera entre Estados Unidos y México.

En base a datos entregados por la Oficina Ejecutiva de Asuntos de Inmigración del Departamento de Justicia y que fueron solicitados por Univision Noticias, en esos 22 meses la Oficina Ejecutiva de Examen de casos de Inmigración (EOIR, por sus siglas en inglés) recibió 108,115 casos, de ellos completó 51,723 (equivalente al 47.8%) y dejó pendientes de resolver 59,239 (52.2%).

En el año fiscal 2014 la Patrulla Fronteriza detuvo a 68,541 niños migrantes no acompañados en la frontera cuando trataban de ingresar indocumentados al país en busca de asilo. En el 2015 la cifra bajó a 39,970 y en los primeros ocho meses del año fiscal 2016 los arrestos suman 38,566.

“En casi todos los casos se trata de niños”, dijo Pinto. “No deberían ser aterrorizados de la manera en que lo están haciendo. Por eso seguiremos detrás de los pasos del secretario Johnson hasta que de la orden y pare las redadas y también las deportaciones”, concluyó.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like