Los interrogantes rodean al homicidio de una madre y su hija de 4 años en Long Beach

LOS ÁNGELES, California.- Tres días después del asesinato a sangre fría de una madre y su hija en plena calle en la ciudad de Long Beach, las autoridades siguen tratando de recabar información que permita resolver un crimen que a día de hoy resulta inexplicable.

La mujer, Carina Mancera, de 26 años, y su hija Jennabel Anaya, de 4, fueron ejecutadas el sábado por la noche sobre las 22:15 (hora local), mientras el padre, Luis Anaya, de 27 años, estaba a poca distancia, saliendo de su automóvil cuando regresaban a casa después ir al supermercado.

“Ellas se me adelantaron. Cuando iba cerrando la puerta oí los disparos y corrí para allá”, comentó Anaya. “Miré a las dos tiradas y no supe que hacer”, aseguró el hombre tratando de controlar sus emociones ante las cámaras.

“¡Me las quitaron!”, gritó desconsolada la madre y abuela de las víctimas, Berta Mesa.

El doble homicidio ha destrozado a una familia y ha conmocionado a una ciudad donde el 40% de la población es hispana. Su alcalde, Robert García, fue uno de los muchos residentes que se acercaron durante los últimos días hasta el lugar del incidente -en la esquina de East 9th y la avenida Locust- para depositar unas flores.

“Ahorita no tenemos mucho (muchos datos) y necesitamos que la gente venga y nos dé más información”, comentó García el lunes, día en el que el Departamento de Policía de Long Beach pidió en rueda de prensa que más ciudadanos dieran un paso al frente para ayudar a atrapar el responsable del asesinato.

Un testigo declaró que vio a una persona corriendo por la acera con un arma.

Hasta ese momento, los detectives solo han recibido tres llamadas con posibles pistas sobre lo ocurrido.

El sargento del área de Homicidios, Robert Woods, señaló que se desconoce si las fallecidas eran el objetivo de un asesino o si fueron víctimas desafortunadas de un ataque improvisado.

Woods dijo que revisaron una cámara de vigilancia, pero no es suficiente para resolver el caso y están a espera de conseguir más videos.

El número de la corporación policiaca es el (562) 570-7244 y quienes quieran hacer la denuncia de manera anónima pueden llamar al teléfono 1-800-222-TIPS (8477).

El lugar del crimen se ha convertido ya en un altar improvisado con velas, fotografías de las víctimas, arreglos florales, juguetes y mensajes escritos en directamente sobre el suelo.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like