Maestros de Detroit regresan a clases tras dos días ausentes por protesta

Las autoridades estatales acordaron un plan de rescate de 500 millones de dólares para el distrito escolar y pagarles el año completo.

Los maestros de Detroit regresaron este miércoles a clases luego de dos días ausentes y tras recibir garantías de que les pagarán el año escolar completo.

El pasado lunes y martes los maestros recurrieron a una medida de presión laboral que utilizaron exitosamente en enero pasado, ausentándose por supuesta enfermedad, forzando al cierre de hasta 94 escuelas esta semana y dejando a unos 45 mil estudiantes sin clases.

Las huelgas de profesores son ilegales bajo la ley de Michigan, por eso los maestros recurren a las ausencias por enfermedad como medida de protesta laboral.

La medida se tomó luego de que la Federación de Profesores de Detroit (DFT) anunciara durante el fin de semana que el distrito escolar de Detroit se quedaría sin dinero para seguir pagando a los profesores este verano si no recibía más ayuda del estado.

Sin embargo, un comité de la Cámara de Representantes de Michigan aprobó el martes un plan de rescate de $500 millones para ayudar al distrito escolar, que se iba a quedar sin fondos a finales de junio. La iniciativa también crearía un nuevo distrito escolar en Detroit para reemplazar al actual.

El plan debe ser aprobado por la Cámara y ser reconciliado con otro plan del Senado estatal.

Pero la disputa entre maestros y las autoridades no ha terminado y podría resucitar en el futuro.

La federación de maestros expresó que no está satisfecha con el plan porque el mismo contempla no reconocer el convenio colectivo de los educadores con el nuevo distrito que debe crearse, y porque limita la negociación colectiva.

En enero pasado los maestros de Detroit se ausentaron de las escuelas durante tres días en protesta por sus bajos salarios, el tamaño de las clases y las condiciones insalubres de las escuelas.

Los maestros también reclaman que sus sueldos son de apenas $32 mil anuales -menos que maestros en comunidades vecinas- y que deben pagar 25% de su salario en servicios de salud, cuando hace cinco años no pagaban nada.

También afirman que a menudo deben comprar materiales para las aulas, de su propio bolsillo, y que las escuelas no tienen calefacción, aire acondicionado, tienen techos dañados por la humedad, cañerías que filtran agua o ratones.

En medio de toda esta disputa, en abril pasado una docena de directores y un administrador de escuelas del distrito fueron acusados de malversar 900,000 dólares de sus escuelas, encargando sillas, papel y otros materiales que en la mayoría de los casos nunca se entregaron.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like