94°F
weather icon Clear

Maestros del Condado de Clark votan a favor de una huelga si los bajos fondos causan recortes

Maestros votaron a favor de una huelga durante el año escolar 2019-20 si el Distrito Escolar del Condado de Clark (CCSD, por su sigla en inglés) recorta presupuestos como resultado de la falta de fondos estatales después de la sesión legislativa, informaron funcionarios del sindicato el domingo.

Dicha huelga sería ilegal según la ley de Nevada, y la Asociación de Educación del Condado de Clark (CCEA, por su sigla en inglés) podría enfrentar multas de hasta 50 mil dólares por día si los educadores abandonan su trabajo.

Alrededor de cinco mil maestros votaron, autorizando la huelga con una mayoría del 78 por ciento, anunció el sindicato en un comunicado de prensa.

El Superintendente del CCSD, Jesús Jara, tuiteó el domingo que, si bien la votación “puede que no nos diga cómo se sienten la mayoría de nuestros 18 mil maestros, ahora demuestra la frustración con la falta de fondos para la educación en Nevada”.

Sin embargo, mencionó que tiene la obligación como superintendente de proporcionar 180 días de instrucción a los 321 mil estudiantes del distrito. “Tomaré las medidas legales necesarias para prevenir una huelga ilegal mientras continúo abogando en los últimos días de la sesión legislativa para mejorar las condiciones de enseñanza y aprendizaje”.

La votación es parte de un impulso público por parte de la comunidad educativa para obtener fondos adecuados para la educación, ya que los miembros esperan ansiosamente la revelación de una nueva fórmula de financiamiento estatal para cambiar la forma en que se distribuye el dinero a las escuelas. Con tres semanas restantes en la sesión, los legisladores aún tienen que presentar un proyecto de ley de este tipo.

Sin embargo, incluso con una nueva fórmula, el problema de inyectar más dinero en las escuelas continúa. El senador Mo Denis, demócrata por Las Vegas, quien ha trabajado en el proyecto de ley, le dijo al Las Vegas Review-Journal en febrero que el proyecto no se trata de recaudar más dinero, sino de cómo asignarlo. El proyecto de ley no busca aumentar o disminuir la financiación, indicó.

Mientras tanto, el distrito señala que no puede financiar aumentos a empleados del 3 por ciento incluso con el dinero extra que el Gobernador Steve Sisolak proporcionó en el presupuesto para eso. En cambio, el distrito presentó un presupuesto equilibrado, que utiliza ese dinero para cubrir otros costos crecientes, sin aumentos incorporados.

El distrito indica que necesitaría entre 110 y 120 millones de dólares más para pagar tales aumentos.

“Los educadores del CCSD han sufrido dos años de congelaciones salariales con menos recursos y clases más grandes”, detalló el sindicato el domingo. “La votación afirma el sentimiento de muchos educadores de que ‘ya llegaron al límite’”.

El portavoz de la asociación Keenan Korth, y el director ejecutivo John Vellardita, no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Si los maestros hicieran huelga, lo harían en medio de una población educadora fracturada entre dos sindicatos.

La CCEA se desvinculó de la Asociación Estatal y de la Asociación Nacional de Educación el año pasado. Mientras tanto, la Asociación de Educación del Estado de Nevada lanzó su propia afiliada, la Asociación Nacional de Educación del Sur de Nevada, para competir por la afiliación sindical en el Condado de Clark.

Chris Daly, director ejecutivo adjunto de relaciones gubernamentales para el otro sindicato de educadores de todo el estado, la Asociación de Educación del Estado de Nevada, señaló que solo uno de cada cinco maestros votó a favor de la huelga.

Daly manifestó que las huelgas de docentes en todo el país se han producido con el apoyo de las organizaciones sindicales locales y nacionales.

Pero la CCEA está por su cuenta, aclaró. “Claramente, el señor Vellardita está tratando de encontrar un punto de influencia para participar en la sesión, pero la mejor manera para que los educadores se involucren en la Legislatura del estado es a través de la asociación estatal”.

Vicki Kreidel, vicepresidenta de la Asociación de Educación de Nevada del Sur de Nevada, apuntó que los maestros han expresado su preocupación, entre ellos si la asociación tiene un fondo de huelga para apoyar a los educadores en huelga.

“La otra cosa que por supuesto les preocupa a los maestros es perder su trabajo”, concluyó. “Y, entonces, quieren saber si la CCEA está preparada para apoyar a sus familias mientras no trabajan”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.