Malversó tarjetas de viaje para uso personal jefe de turismo de Las Vegas

El veterano jefe de turismo Rossi Ralenkotter utilizó 17 mil 152 dólares en tarjetas de regalo de aerolíneas entregadas a la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas (LVCVA) para viajes personales para él y su familia, mostró una auditoría el miércoles.

Los beneficios fueron detallados en un informe ordenado por el presidente del comité de auditoría, Bill Noonan, en febrero de 2017, semanas después de que el Las Vegas Review-Journal solicitara los registros de regalos y viajes de los empleados de la agencia financiada con fondos públicos. La autoridad de la convención no proporcionó los registros.

Los auditores también encontraron que el presidente de la junta, Lawrence Weekly, usó $699 en tarjetas de regalo de las aerolíneas para un viaje con su hija.

La agencia no rastreó el uso de las tarjetas de regalo, que fueron provistas por Southwest Airlines de 2012 a 2017.

“Su uso personal de esas recompensas fue altamente inapropiado y hubiéramos esperado que fuera a juicio mejor”, dijo Noonan a Ralenkotter en una reunión del comité de auditoría el miércoles.

Ralenkotter, el CEO de la agencia financiada con fondos públicos, se disculpó en la reunión por sus acciones y aceptó la “plena responsabilidad”. Ya pagó el dinero a la autoridad de la convención y prohibió a los empleados utilizar las tarjetas para viajes personales.

“Debí haber demostrado un mejor juicio, y por eso lo siento”, comentó Ralenkotter al comité. “Espero que me conozcan lo suficiente como para saber mi amor por esta autoridad, esta industria y esta ciudad y para saber que nunca haría nada intencionalmente para manchar o avergonzar a esta gran organización”.

Ralenkotter ganó casi $900 mil el año pasado en sueldos, bonificaciones y beneficios, según el grupo de vigilancia gubernamental: Transparent Nevada.

Weekly, un miembro del comité de auditoría, también asumió la responsabilidad de sus acciones. Él no reveló las tarjetas de viaje en los informes de finanzas de su campaña. La ley estatal requiere que los funcionarios electos denuncien obsequios por valor de más de $200.

En julio de 2016, anunció Weekly, que le pidió a Brig Lawson, el director de asociaciones comerciales de la agencia, que lo ayudara a encontrar boletos de avión más baratos para un viaje a Texas por negocios de autoridad. Weekly agregó que también llevó a su hija en el viaje para visitar su universidad.

Lawson se encargó del asunto, y Weekly más tarde se enteró de que Lawson usó tarjetas de regalo para la compra de los tickets.

Weekly dijo que debió haber seguido a Lawson sobre admitir el pago de los boletos, pero nunca lo hizo.

“Esta no es la culpa de nadie más, sino la mía”, señaló Weekly. “Dejé caer la pelota”.

No pudo ser contactado el miércoles para discutir si debería haber revelado los boletos como regalos.

Lawson, quien no estuvo disponible para hacer comentarios, es el ejecutivo de la autoridad de convenciones que recibió las tarjetas de regalo de Southwest Airlines y las distribuyó dentro de la agencia.

No hubo reglas que prohíban el uso de las tarjetas para viajes personales, según el informe.

La agencia de viajes de la autoridad mantuvo el único registro de las tarjetas cuando el personal las usó para reservar vuelos. La auditoría, que está en curso, no abordó cuántas tarjetas se podrían haber utilizado indebidamente ni cuántos empleados tenían acceso a ellas.

“Desafortunadamente, la falta de controles internos apropiados a lo largo de los años llevó a una práctica errónea de que estas tarjetas estaban disponibles para uso comercial no perteneciente a la LVCVA”, mencionó el abogado de Las Vegas: Todd Bice en el informe.

Bice, quien dirige la investigación, indicó que la LVCVA descubrió el uso irrestricto de las tarjetas en febrero de 2017 y solo desde entonces comenzó a rastrearlas.

Aún así, Bice recomendó varias formas de monitorear las tarjetas, incluso almacenarlas bajo llave y requerir aprobación por escrito de cualquier solicitud de tarjeta de regalo y registro de recibos. La junta de 14 miembros de la autoridad discutirá el mal uso de las tarjetas el próximo mes.

El vocero de Southwest Airlines, Dan Landson, declinó hacer comentarios, pero emitió un comunicado diciendo: “Southwest Airlines entregó tarjetas de regalo a la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas como parte de varios programas de mercadeo en los últimos años para apoyar el crecimiento de la aerolínea en el sur de Nevada. No hacemos ningún comentario sobre quién usa tarjetas de regalo o el propósito de sus viajes individuales”.

El Review-Journal presentó una solicitud de registros en diciembre de 2016 solicitando “cualquier obsequio, subvención, gratificación u otra consideración provista a los empleados” por valor de más de $300.

El vocero de la Autoridad de Convenciones Jeremy Handel justificó la falta de divulgación al decir que el problema no fue descubierto hasta febrero de 2017.

“La administración central proporcionó todos los documentos disponibles en respuesta a (la solicitud del Review-Journal) y el artículo se cerró en enero de 2017”, dijo.

Pero Handel escribió en una respuesta del 20 de enero de 2017 a la solicitud de que la autoridad “pueda proporcionar más después de más investigaciones”.

Barry Smith, director ejecutivo de Nevada Press Association, detalló que la autoridad debería haber publicado los registros en respuesta a la solicitud.

“El Review-Journal intentó descubrir este tipo de información porque había problemas con los gastos de LVCVA”, agregó. “La transparencia y la responsabilidad es la idea detrás del estatuto de los registros”.

Si bien la ley estatal afirma que es un delito grave ocultar los registros públicos, Smith dijo que no sabe de ningún caso que haya sido enjuiciado por ese motivo.

Las nuevas revelaciones siguen una investigación del Review-Journal que cuestionó el gasto de la agencia y la relación acogedora con los miembros de la junta.

Una historia del Review-Journal de abril de 2017, basada en más de 32 mil páginas de recibos de ejecutivos de la autoridad de la convención durante tres años fiscales, mostró gastos abundantes en entretenimiento de alto nivel, obsequios para empleados y viajes de primera clase al extranjero para miembros de la junta.

El Review-Journal también descubrió que los oficiales de seguridad de la convención estaban ofreciendo paseos a Ralenkotter y al ex alcalde de Las Vegas: Oscar Goodman, a quien se le pagaron $72 mil al año para servir como embajador de turismo de la agencia. La investigación en curso mostró controles laxos sobre iPads, altavoces y otros obsequios en el almacén de la autoridad.

La agencia tiene un presupuesto operativo de aproximadamente 251 mdd, financiado principalmente por impuestos de habitaciones de hotel, y lo usa para promover el turismo y operar el Centro de Convenciones de Las Vegas.

Los ejecutivos de la autoridad, los directores y los contratistas respondieron a la investigación del periódico el año pasado al planear el control agresivo de los daños en lugar de abordar las preocupaciones sobre el gasto, según muestran los correos electrónicos.

Un consultor contratado por la agencia también recomendó profundizar en las donaciones de campaña de un crítico clave, Steve Sisolak, presidente de la Comisión del Condado de Clark, ahora candidato demócrata a la gobernación. El presidente y CEO de la Autoridad, Rossi Ralenkotter, luego rechazó ese consejo.

Pero los miembros del consejo eventualmente cambiaron la política de viaje para ellos mismos.

El Review-Journal es propiedad de la familia del presidente y gerente general de Las Vegas Sands Corp., Sheldon Adelson. Las Vegas Sands Corp. opera el Sands Expo and Convention Center, que compite con el Centro de Convenciones de Las Vegas operado por LVCVA.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like