Manténgase alerta ante un posible asalto sexual

Con el objetivo de concientizar a la comunidad sobre la prevención del abuso sexual, se llevó a cabo un foro informativo en las instalaciones del área de comando Noreste del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas (LVMPD), lugar a donde acudieron más de 40 personas para presenciar los datos expuestos por la intercesora de víctimas de ‘The Rape Crisis Center’, Wendy Losada.

“Este es un problema muy grande, especialmente con los niños es una epidemia, los casos que vemos en la televisión no son los únicos casos que ocurren. He ido al hospital y en dos horas he visto cuatro víctimas, pueden pasar días que no vemos a nadie pero hay días donde vemos cuatro o siete”, mencionó Losada.

Es importante enfatizar que una violación sexual es cuando alguien obliga a otra persona a tener relaciones sexuales, la cual puede ser penetración con cualquier parte del cuerpo u objeto. Mientras que el acoso sexual es cuando alguien habla sobre sexo, hace gestos o toca a otra persona de manera inapropiada, provocándole incomodidad.

“Es un problema grande y cualquier persona que piense que eso no está pasando, los invito a que se sienten ante la Corte un día, para que vean el calendario completo de casos que son específicamente de abuso sexual”, añadió Losada durante el evento realizado el martes 4 de abril.

De acuerdo con información de ‘The Rape Crisis Center’, en Estados Unidos hay una violación cada ocho minutos y un 66 por ciento de las violaciones son cometidas por alguien que la víctima conoce, ya sea un amigo (a), pareja, familiar o simplemente un conocido.

“El abuso sexual es uno de los crímenes menos reportados, a veces la gente sí busca la ayuda pero no lo reporta. Hay muchas razones, por ejemplo en un niño, el abusador puede que le haya amenazado, el niño tiene miedo de que sus papás se enojen con él; a veces ni siquiera saben que es un abuso, porque no les educamos, no les hablamos de ello”, comentó Losada.

Para protegerse de una violación de extraños se recomienda conocer a sus vecinos, no dejar que extraños entren a su casa, mantenerse alerta, caminar con confianza y seguridad de dirigirse a determinado lugar, mantenerse en calles bien iluminadas. Si su carro se detiene por cualquier situación mecánica, es recomendable levantar la cubierta del motor, encender las luces intermitentes e ingresar al vehículo con las puertas cerradas hasta esperar la llegada de las autoridades.

“Los adultos, desafortunadamente vivimos en una sociedad de echar la culpa a las víctimas. Es difícil para una víctima, los primeros pensamientos son que no le van a creer y qué va a pasar. El 75 por ciento de las personas conocen al abusador, puede que sea familia o amigos. Puede ser vergüenza, miedo o tabú.

Especialmente en la comunidad que es indocumentada ya vienen con ese miedo a las autoridades, miedo de llamar a la policía, en la actualidad nadie quiere estar cerca de la policía o de una Corte y no reportan cualquier crimen”, acotó Losada.

La intercesora de víctimas agregó que para prevenir el abuso infantil es importante informarse y mantener comunicación con los niños; “que no nos gane la vergüenza, no decirles que ciertas partes del cuerpo no se mencionan, le transmitimos ese miedo y esa vergüenza a nuestros niños, entonces cuando son abusados no nos dicen”, aseveró Losada.

En el caso de jóvenes y adultos, en la mayoría de los casos de violación por una persona conocida, regularmente tanto agresor como víctima en algún momento estuvieron injiriendo bebidas embriagantes o drogas. Hay dos drogas que se conocen como ‘drogas de violación en citas’, una de ellas es Rohypnol o ‘larocha’ y la otra se conoce como Ácido gamma-hidroxibútrico o ‘G’. Ambas sustancias provocan sueño y pérdida de la memoria, el efecto es mayor cuando se consumen con bebidas alcohólicas.

“Como adultos, estar pendientes si salimos con amigos y hay alguien que no conozcamos no acepten bebidas, no dejen sus bebidas desatendidas. Si como grupo van a salir a celebrar algo, quédense todos juntos, no dejen a nadie atrás, de la misma manera en que no de darías las llaves del carro a alguien que está embriagado, tú no puedes dejar a un amigo o amiga con alguien que acaba de conocer. De eso se aprovechan estos abusadores, de alguien que está vulnerable o que no toma las mejores decisiones en ese momento”, concretó Losada.

Para más información sobre este tema, llame a la línea de ayuda de ‘The Rape Crisis Center’ al 702-366-1640, la llamada puede ser confidencial.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like