Marcha del primero de mayo: “Hoy somos uno solo”

El viernes 1 de mayo se conmemoró el Día Internacional del Trabajo. En esta fecha simbólica la Coalición Unida por los Derechos de los Inmigrantes en Las Vegas en conjunto con otras organizaciones pro inmigrantes decidieron llevar a cabo una marcha pacífica para abogar por los derechos de los trabajadores, la comunidad lésbica-gay, por una reforma migratoria y los derechos humanos.

La manifestantes se dieron cita en un conocido centro comercial ubicado en Sahara Avenue para después partir hacia la Corte Federal a través de Las Vegas Boulevard. Durante el recorrido se escuchaba vitorear, “¡Sí se puede!”, “ ¿Qué queremos?, justicia. ¿Cuándo?, ahora”, “No nos moverán, el poder de la gente no se detiene”, entre otras frases.

De acuerdo con datos de los organizadores alrededor de 150 personas participaron en el movimiento.

Uno de los organizadores de la protesta Adrián Castrejón comentó que, “Exigimos una reforma migratoria sin cuotas, alto a las redadas de ICE y que no sean separadas más familias, cerrar los centros de detención de inmigrantes, no al muro a lo largo de la frontera con México, detener el uso de la palabra “ilegal” para referirse a alguien sin documentos”. Fueron parte de los puntos de unidad.

De la misma manera, la activista Nohemy Pérez, expresó que, “Hoy somos uno solo, todos los movimientos que se están suscitado en Estados Unidos, más lo que nosotros defendemos en Nevada como los derechos de los inmigrantes están representados en esta marcha. Estamos aquí para hacerles entender a los que están en contra que no hay ser humano ilegal”, aseveró.

La joven de origen hispano Nohemy Ochoa expresó mediante un discurso después de la marcha la razón por la cual se unió al movimiento.

“Mi papá fue deportado a México y yo no puedo ir a verlo ya que soy menor de edad y necesito que él esté aquí para firmar mi pasaporte. Es frustrante esta situación en la que sólo queda esperar a que pase tiempo para ser mayor de edad”.

“La gente “blanca” también es inmigrante que viene desde Europa y parece que ya se les olvidó eso, de cómo tomaron todo de los Nativos Americanos y lo hicieron de una manera brutal. Ahora hay migración que solo busca tener una mejor vida y un trabajo digno”, añadió Ochoa.

El profesor de UNLV, Juan Espinoza, concluyó la participación de los ponentes fuera de la Corte: “Desde Baltimore hasta Ayotzinapa, desde Ferguson hasta Chiapas no une un lazo inquebrantable que es la sed de justicia, es lo queremos para los migrantes brutalizados por la patrulla fronteriza, justicia para nuestros hermanos negros asesinados por policías racistas”.

María de la Torre, quien se unió a la marcha como público dijo que: “Vine porque quería mirar como toda la comunidad se une y también porque tengo familia que son inmigrantes y busque dar mi apoyo de esta forma”.

“Aprendí que si se puede hacer un cambio aunque sea poco a poco y ser escuchados”, finalizó la joven de 20 años y estudiante de enfermeria.

El capitán de la Policía de Metro en el área Downtown comentó que durante la marcha se brindó protección a los participantes durante su trayecto hasta la Corte Federal, mientras que otro grupo de policías aguardaban en dicha institución.

“Tienen el derecho constitucional de manifestarse y vamos a asegurarnos de que todo sea en paz”, dijo el capitán de metro.

La caminata se desarrolló y concluyó sin ningún contratiempo y de manera pacífica.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like