Más de 1.1 millones de personas viven con VIH en EE.UU.

El primero de diciembre se celebró el día mundial de la lucha contra el SIDA, fecha en la que organizaciones locales e internacionales realizan diferentes actividades para crear conciencia sobre este padecimiento y prevenir su contagio.

Se estima que 35 millones de personas viven con VIH o SIDA en todo el mundo, según datos publicados por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

En los Estados Unidos, más de 1.1 millones de personas tienen el VIH y cada año se infectan aproximadamente 50 mil personas. Los hispanos o latinos, uno de los grupos más fuertemente afectados, representan el 21 % de las nuevas infecciones por el VIH y se estima que 1 de cada 36 hombres hispanos o latinos y 1 de cada 106 mujeres hispanas o latinas recibirán un diagnóstico del VIH en algún momento de su vida.

Diana tenía 24 años cuando fue diagnosticada con VIH en el 2009.

“Lo primero que pensé; me voy a morir. Luego se me vinieron a la cabeza todos mis sueños que quería cumplir; mi vida se me derrumbó en ese momento”, describió la afectada quien prefirió no revelar su apellido.

Dos de sus planes inmediatos era casarse y culminar su carrera en negocios; mismos que suspendió por un tiempo.

La joven se enteró que era seropositiva al realizarse unos exámenes para donar sangre.

“Jamás hubiera pensado que tenía VIH; mucho menos en hacerme la prueba”.

Por algunas semanas ocultó su padecimiento a sus seres queridos; esto trajo como consecuencia una depresión y el deterioro de su salud.

“En ese tiempo no sabía que hacer, no quería que nadie supiera lo que tenía, no quería que me vieran como una apestada. No hubo más remedio se lo conté a mi familia y a mi novio; porque mi persona iba en declive”, dijo la joven hoy de 29 años de edad.

Su prometido al enterarse dio por terminado su compromiso en matrimonio y jamás volvió a saber de él. Lo que hasta la fecha le angustia a Diana es saber si su ex pareja la contagió o viceversa.

Gracias al apoyo de familiares y amigos logró enfrentar la enfermedad.

Hoy en día Diana lleva un rígido tratamiento, una sana alimentación y acude a grupos de ayuda que le han permitido llevar una mejor calidad de vida. Además, pudo cumplir sus metas que una vez había truncado a causa del VIH.

Confesó que pocos saben de su padecimiento porque aún tiene temor de ser rechazada por una sociedad mal informada.

“Llevo una vida normal y responsable. Muchas de las personas con las que convivo no saben que soy seropositiva; a veces hacen bromas pesadas sobre las personas con SIDA y eso me molesta. Trato de hablarles sobre el tema, algunos me escuchan y otros se muestran indiferentes”.

Pese a su condición médica Diana desea ser madre; decisión que apoya su actual pareja.

“La vida ha sido buena conmigo, sé que pronto mandará ese bebe que tanto queremos”, acotó.

En los Estados Unidos, los esfuerzos para detener la epidemia del VIH mediante las pruebas de detección, la prevención y el tratamiento son reforzados por nuevas opciones biomédicas.

Hacerse la prueba del VIH en los Estados Unidos es más fácil que nunca. Pruebas rápidas se ofrecen en clínicas, eventos de salud y en organizaciones comunitarias; los resultados se obtienen hasta en sólo 20 minutos.

The Center y Planned Parenthood son algunas de las organizaciones en el valle que ofrecen este tipo de servicios a la comunidad.

La promotora del instituto de educación sexual de Planned Parenthood, Rosita Castillo explicó que la epidemia existe y está viva por eso se sigue concientizando a la población por medio de seminarios en unión con otras agencias locales que trabajan en la prevención del VIH/SIDA.

“Queremos quitar el estigma que existe en relación a las personas que viven con VIH y el de hacerse la prueba. No hay personas que vengan todos los días hacerse el examen para el VIH; por ejemplo en The Center es gratis”.

Refirió Castillo que el VIH no tiene cura y si la persona no sabe su estatus seguirá infectándose con malos hábitos como el alcohol, drogas o inclusive con una mala alimentación; por eso la importancia de realizarse una prueba de VIH para su detección temprana.

“El sistema inmunológico es atacado por este virus, una vez que entra el VIH es para siempre y podemos decir que se empieza a comer tu sistema defensivo. La persona no tiene que llegar al SIDA para morirse, las personas inclusive con un resfriado puede convertirse en pulmonía y morir porque no tiene las defensas. Por eso invitamos a la población a que se realice la prueba si más temprano se detecta, se puede llevar una mejor calidad de vida con los cuidados adecuados”, aseveró.

Hoy en día existen más herramientas que nunca para prevenir el VIH. Además de limitar el número de parejas sexuales que usted tenga, nunca comparta agujas y use condones de manera correcta y constante, usted puede aprovechar las nuevas opciones biomédicas como la profilaxis prexposición y posexposición.

Busque tratamiento si es VIH-positivo. Hable con su médico acerca de la profilaxis prexposición (PrEP), medicamento.

Si cree que ha estado expuesto al VIH recientemente, hable con su médico lo antes posible.

Si desea mayor información sobre el VIH/SIDA o realizarse la prueba de detección puede llamar a Planned Parenthood, 702-239-6217 o a The Center 702-733-9800. Su información es confidencial.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like