Más sheriffs colaboran con el servicio de inmigración

BOSTON (AP) — Un sheriff de Massachusetts que ofreció enviar a presos para que ayuden a construir el muro a lo largo de la frontera con México del que habla Donald Trump llegó a un acuerdo con las autoridades de inmigración por el cual su personal identificará a los reos que estén en el país sin permiso de residencia.

El sheriff (alguacil) republicano del condado de Bristol Thomas Hodgson fue criticado por organizaciones defensoras de los derechos civiles este mes cuando dijo que estaría dispuesto a enviar presos para que ayuden a construir el muro prometido por Trump.

Ahora Hodgson y otro sheriff republicano, Joseph McDonald Jr., del condado de Plymouth, dicen que van a firmar un acuerdo con el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (conocido por sus siglas en inglés, ICE) a partir del cual capacitarán a los departamentos de policía locales para que entrevisten a los nuevos presos e ingresen a un banco de datos del ICE, en el que pueden señalar a todo reo sospechoso de estar en el país ilegalmente.

El programa es parte de una ley vigente desde 1996 y ha sido modificado con el correr de los años. Actualmente el ICE tiene acuerdos con 34 agencias de 16 estados, mayormente con cárceles locales.

Hodgson dice que el programa puede evitar que se excarcele a extranjeros sin que el ICE haya podido investigar su status inmigratorio.

“La ventaja de este programa es que alguna gente puede salir libre bajo fianza antes de que podamos identificarlos”, sostuvo Hodgson.

“El ICE tiene un personal limitado. Al tener este acceso inmediato (al banco de datos), nos queremos asegurar de que contamos con todas las herramientas disponibles para identificar a cualquier persona que pueda representar una amenaza y que puede ser excarcelada”.

Hodgson y McDonald anuncian sus iniciativas en momentos en que aumenta entre los inmigrantes sin permiso de residencia el temor a ser deportados bajo el gobierno de Trump.

Isabel López, de la Brockton Interfaith Community de Plymouth, opinó que “el sheriff McDonald debería concentrarse más en las tareas de su dependencia, que son ofrecer mejores programas que preparan a los presos para volver a la sociedad”.

McDonald dice que el programa permite a las autoridades de inmigración identificar a personas que deben ser deportadas.

“Permitirá que, cuando llega alguien que dice ser extranjero, los empleados de los centros de detención puedan revisar el banco de datos (del ICE) y ver si figuran entre las personas cuya deportación es considerada prioritaria.

El programa del ICE contempla una capacitación de cuatro semanas para que los empleados de las cárceles puedan colaborar con el servicio de inmigración.

“Esto no da carta blanca para que se detenga a una persona mientras duren sus procesos inmigratorios”, sostuvo Sarah Rodríguez, portavoz del ICE. “Pero le permite a las autoridades locales detener a alguien que satisface los requisitos para ser deportado a corto plazo hasta que el ICE pueda ir y llevarse a esa persona”.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like