México, China y EEUU buscan agenda trilateral contra tráfico del pez totoaba

México, China y Estados Unidos coincidieron en la necesidad de acordar una agenda común para mejorar el combate al tráfico ilegal y la demanda de buches de pez totoaba, al iniciar una cumbre trilateral en la ciudad mexicana de Ensenada, noroeste del país.

Los países determinaron avanzar en la investigación, persecución y el castigo de esta actividad ilegal que de manera colateral daña a la vaquita marina, destacó la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) de México en un comunicado.

La totoaba y la vaquita marina son endémicas del Alto Golfo de California, en el noroeste de México, y ambas están clasificadas como especies en peligro de extinción.

Durante el primer día de la reunión, los países acordaron aprovechar el marco legal internacional para potenciar investigaciones sobre el tráfico y el comercio de buches de totoaba.

El objetivo del encuentro es elaborar una estrategia trilateral como parte de una colaboración de beneficio recíproco, mediante el intercambio de conocimientos y experiencias en la lucha contra la pesca y demanda del pez totoaba.

Meng Xianlin, director ejecutivo sobre la Importación de Especies Protegidas y jefe de la delegación china, dijo que el trabajo conjunto es vital para proteger especies amenazadas de extinción y aseguró que su país ha tomado acciones para inspeccionar y detectar productos de totoaba.

El cónsul estadounidense Kevin Villacourt manifestó que el tráfico internacional de vida silvestre coloca en riesgo de extinción a muchas de las especies que, generalmente, tienen su destino final en Estados Unidos y China.

Para la ronda final del encuentro programada para este jueves 24 de agosto, los tres países “buscarán impulsar un resolutivo conjunto de acciones”, señaló la Profepa.

Antes de este encuentro, México publicó normas de emergencia para el marcaje totoabas criadas en cautiverio a fin de fomentar su comercio regulado y combatir su pesca y tráfico ilegales.

Además, México declaró el pasado 30 de junio la prohibición permanente de las redes de enmalle para la pesca de la totoabas debido a que representan una de las mayores amenazas para la vaquita marina, la marsopa más pequeña del mundo.

La totoaba, que llega a medir dos metros de largo y pesar 150 kilos, tiene una alta demanda en países asiáticos como China por su vejiga natatoria o buche, al que se le atribuyen diversas propiedades curativas y afrodisiacas.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like