54°F
weather icon Clear

Minitó el principal testigo de un juicio por pandillas de motocicletas, admiten fiscales

Un testigo destacado ha estado mintiéndole al gobierno repetidamente en el estrado durante juicios federales de crimen organizado en Las Vegas para un grupo de reputados miembros de una pandilla de motociclistas.

Y en un giro sorprendente el jueves, los fiscales le pidieron a una jueza que rechazara el testimonio de Gary “Jabbers” Rudnick después de pasar más de tres días diciéndole a los miembros del jurado que miembros del Vagos Motorcycle Club habían planeado matar a un motociclista rival en Sparks en 2011.

“Tenemos serias preocupaciones y dudas sobre si este testigo ha sido sincero”, mencionó el fiscal federal adjunto, John Han, durante el día 23 de un juicio que comenzó en agosto y se espera que dure hasta fin de año.

Rudnick, quien fue expulsado de la pandilla después del tiroteo fatal, cooperó con las autoridades y testificó contra sus antiguos aliados.

Los abogados defensores de los ocho hombres en juicio inmediatamente solicitaron que se retiraran los cargos más graves de asesinato y conspiración por participar en un grupo de crimen organizado, y la jueza jefe de distrito de EU, Gloria Navarro, permitió que el testimonio de Rudnick continuara a través del interrogatorio.

Si Navarro desestima el caso, marcaría la segunda vez en tantos años que se desestimen los cargos federales de alto perfil contra múltiples acusados.

A principios de 2018, Navarro rechazó los cargos de conspiración grave y cargos de armas contra el ranchero de Bunkerville, Cliven Bundy, dos de sus hijos y otro hombre.

La posibilidad más reciente de una interrupción importante del juicio surgió esta semana cuando Rudnick mintió acerca de nunca haberse reunido con Mark Fleming, un abogado de uno de los acusados, Albert López, y un investigador privado. Cuando fue llamado al estrado el jueves, Rudnick admitió que se había reunido con el abogado e investigador, un ex agente del FBI, durante dos horas en una tarde de noviembre de 2017.

Los abogados defensores acusaron a los fiscales del gobierno de persuadir a Rudnick de mentir sobre la reunión.

“Este testigo es incapaz de decir la verdad”, le dijo a la jueza la abogada defensora Kathleen Bliss, ex fiscal federal. “Este juicio se ha vuelto tan injusto y tan contaminado como para Rudnick y la complicidad del gobierno. Han tenido oportunidad tras oportunidad tras oportunidad para solucionarlo. No puedes devolver el sonido de la campana que Gary Rudnick tocó”.

Los abogados de los otros acusados, incluido Ernesto “Romeo” Manuel González, quien disparó el tiro que mató a un líder de los Hells Angels, y el pastor Fausto Palafox, el presidente internacional de Vagos conocido como “TaTa”, apoyaron a Bliss.

La jueza solicitó argumentos de ambas partes por escrito.

“No creo que el gobierno pueda probar el caso sin Rudnick”, advirtió el abogado defensor Jess Marchese, quien representa a James “Jimbo” Patrick Gillespie.

El abogado de González, Michael Kennedy, llamó a Rudnick un “mentiroso en serie”, mientras que la abogada de Palafox, Amy Jacks, agregó que Rudnick era “poco confiable”.

Han sugirió que los fiscales aún podrían probar los cargos a través de otros testigos, pero agregó que “obviamente hay ciertas cosas perdidas sin el testimonio de Rudnick”.

Más acusados ​​esperan juicio

Los fiscales confirmaron que los líderes de Vagos organizaron el asesinato en septiembre de 2011 de un líder rival de los Hells Angels en el piso de Nugget de John Ascuaga. Cada acusado en el juicio es de California, con edades comprendidas entre 36 y 70 años.

Trece acusados ​​más están en espera de juicio en un caso que, según los fiscales, involucra a Vagos y crímenes en Nevada, California, Arizona, Hawái, Oregón y Utah.

Los fiscales han escrito en documentos judiciales que Vagos operaba como una empresa criminal y se dedicaba a la distribución de drogas, tráfico de armas de fuego, asesinatos, secuestros, asaltos, extorsiones, robos e intimidación a testigos.

Videos de vigilancia mostraron a Jeffrey “Jethro” Pettigrew golpeando con una pistola a otro hombre en el piso del casino antes de que estallaran los disparos.

Durante la pelea, González disparó y mató a Pettigrew, de 54 años, conocido como el “padrino” de los Hells Angels en San José, California. González fue declarado culpable de asesinato en un tribunal estatal, pero su condena fue revocada y fue acusado en el caso federal mientras esperaba un nuevo juicio.

El jueves, los abogados defensores no pidieron un juicio nulo antes de que Navarro decidiera si desestimar los cargos contra los acusados.

Cuando Rudnick, quien pasó un tiempo en la prisión estatal por su papel en el asesinato, fue llamado nuevamente al estrado, fue interrogado por el abogado de López, quien le preguntó si Rudnick dijo alguna vez que el acusado no era parte de una conspiración.

“Sé que te dije algo así”, testificó Rudnick.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.