Cuando Ted Binion murió bajo circunstancias sospechosas hace 20 años, su fallecimiento marcó el final de una era en la industria del juego de Las Vegas.

Su muerte también puso en marcha el proceso penal de alto perfil que se conocería como el “juicio del siglo” de la comunidad.

“Este fue un caso importante en la historia del Condado de Clark y en todos los Estados Unidos”, declaró recientemente el ex fiscal de distrito David Roger. “La gente estaba fascinada porque tenía involucrado drogas, sexo, traición, tesoros enterrados y una vieja historia de Las Vegas. Fue un caso fascinante”.

El cuerpo de Binion fue encontrado boca arriba en el piso del estudio en su casa de 6 mil 700 pies cuadrados en Palomino Lane. Su novia stripper y su amante más tarde serían condenados, y luego absueltos de su asesinato.

La colorida figura del juego vivió una vida rápida llena de conexiones políticas, promiscuidad con bailarinas, lazos con la mafia y una dura adicción a las drogas. Él repartió ladrillos de efectivo en frío y almacenó tesoros enterrados.

Sin embargo, también era conocido como un fanático de la historia y un genio matemático que podía calcular las probabilidades de ganancia de su casino Binion’s Horseshoe, mirando a los tramposos y estafadores en el acto. Él fue definido tanto por su brillantez y hábitos como por su destino.

“Fue como el final de una era”, dijo Richard Wright, abogado de Binion y amigo de la familia.

HISTORICAL PHOTOS: From left, Benny Binion, the Horseshoe club in 1997, Jack Binion in 1995, Ted Binion’s 1997 booking photo after an arrest for burglary and assault, and a statue of the Benny Binion overlooking the downtown casino in 2001. (Review-Journal files)
HISTORICAL PHOTOS: From left, Benny Binion, the Horseshoe club in 1997, Jack Binion in 1995, Ted Binion’s 1997 booking photo after an arrest for burglary and assault, and a statue of the Benny Binion overlooking the downtown casino in 2001. (Review-Journal files) MORE PHOTOS, VIDEO: Binion family made mark over 70-year history in Las Vegas

La muerte de Binion a los 55 años inicialmente se descartó como una sobredosis de heroína y Xanax. Su licencia de juego había sido revocada debido a sus vínculos con el inframundo. Era un usuario pesado de narcóticos, conocido por “perseguir al dragón” inhalando heroína de alquitrán negro, a menudo escapando del ojo público durante días a la vez.

Wright recordó cómo Binion una vez se afeitó todo el pelo de su cuerpo para evitar las pruebas de drogas de la Comisión de Juego de Nevada.

Finalmente, los eventos que rodearon su fallecimiento se convirtieron en un misterio que solo encajaba en el horizonte neón de la Ciudad del Pecado. Los periodistas locales y nacionales cubrieron a Binion más de cerca en la muerte que en la vida. Se escribirían al menos media docena de libros, junto con películas y programas de televisión basados en las cuentas ampliamente publicadas del 17 de septiembre de 1998.

Evidencia de asesinato

El cuerpo de Binion tenía pistas, según un médico experto, que demostraban que había sido asesinado: marcas rojas causadas por sangre que se filtraba desde los capilares alrededor de los ojos, un semicírculo rojo oscuro en el pecho, una abrasión alrededor de la boca y moretones en las muñecas.

Esos no son signos de una sobredosis de drogas, aseguró el Dr. Michael Baden en ese momento. Además, opinó, para alguien que usó drogas de la manera en que Binion lo hizo, la heroína en su sistema no debió haber sido fatal.

Binion había sido sofocado y había muerto de asfixia, creía Baden. El asesino o los asesinos intentaron una forma de sofocación conocida como “burking”.

“Lo testifiqué y lo acepto”, dijo Baden en una entrevista telefónica a principios de este mes. “El problema con el burking es que una de las razones por las que es una forma atractiva de matar a alguien es porque no deja demasiadas marcas en el cuerpo”.

Roger, quien procesó el caso en el 2000, declaró que una montaña de evidencia circunstancial apuntaba a la novia stripper de Binion, Sandy Murphy, y su amante, Rick Tabish, como los culpables.

inline-largeFrom left, Ted Binion, Sandy Murphy and Rick Tabish. (Las Vegas Review-Journal files)

“Este fue un caso difícil de investigar y enjuiciar simplemente porque no era el típico caso de asesinato”, manifestó Roger al Las Vegas Review-Journal en una entrevista reciente. “Aquí teníamos que demostrar que Ted Binion no se suicidó, no fue una sobredosis accidental. Tuvimos que demostrar que alguien causó su muerte, y desde allí, quién lo hizo”.

Baden reveló su teoría durante una audiencia preliminar, cuando la entonces Jueza de Paz de Las Vegas, Jennifer Togliatti, decidió que los fiscales tenían suficiente evidencia para llevar el caso a un jurado.

“Empezó a hablar de estas marcas en el cuerpo de Ted Binion”, relató Roger.

Él recordó haber recurrido a su colega fiscal en el caso, David Wall: “Dije: ‘David, creo que lo tiene.’ Ese fue un gran cambio en el caso”.

El abogado defensor Bill Terry, quien inicialmente representó a Murphy y más tarde a Tabish a medida que su caso se abrió paso en el sistema legal, recordó que el informe inicial de Baden no mencionaba el “Burking”, lo que Terry llamó la teoría “más conveniente”.

“Todos nos miramos uno al otro como diciendo: ‘¿Eh?’”.

inline-regSandy Murphy, sitting beside co-defendent Rick Tabish in Justice Court on Aug. 13, 1999, wears a monitor around her ankle. Murphy said she spray-painted the monitor from black to beige to match her clothes. (Jeff Scheid/Las Vegas Review-Journal)

Llena sala de juicios

Esa pieza clave de testimonio condujo al primer juicio con jurado de Murphy y Tabish, que duró varias semanas. El testimonio incluía evidencia sobre la relación tensa entre Binion y Murphy (a quien conoció en Cheetah mientras ella bailaba); cómo le dijo a un abogado que la excluyera de su testamento; y sobre cómo el día después de su muerte, Tabish corrió hacia una bóveda enterrada en Pahrump donde Binion había almacenado 6 mdd en plata.

La sala del tribunal estaba repleta día tras día, con una cobertura mediática constante y revistas de noticias de la televisión nacional obsesionadas con los personajes y el entorno.

El juez de distrito, Joseph Bonaventure, quien supervisó el juicio y ahora está jubilado, mencionó en una entrevista rara sobre el caso que reconoció su importancia desde el principio.

“No voy a dejar que esto me preocupe”, recordó pensar en ese momento. “Voy a establecer reglas y considerar esto como cualquier otra prueba. Y creo que funcionó bastante bien. No hice nada diferente, excepto: seguir así”.

Su eficiencia llevó a un jurado seleccionado en menos de cuatro días, incluso bajo el escrutinio de los medios.

inline-regFormer Clark County District Attorney David Roger, who prosecuted Rick Tabish and Sandy Murphy in the first trial over Ted Binion’s death, at his office in Las Vegas on Monday, Aug. 27, 2018. (Richard Brian Las Vegas Review-Journal) @vegasphotograph

El caso atrajo tanta atención diaria, recordó Terry, que a menudo lo reconocerían mientras compraba.

“No creo que algun día exista otro igual”, agregó.

En su argumento de refutación final, Wall atacó la teoría de defensa de un caso construido en la máquina de dinero Binion.

“Fue irónico porque el dinero de Binion es lo que buscaban desde el principio”, afirmó Wall al Review-Journal. “Es por eso que ella estaba con él. Fue por eso que Rick se hizo amigo de él, y fue el motivo de todo”.

Los miembros del jurado deliberaron durante ocho días, un récord en ese momento, antes de emitir veredictos de culpabilidad para la pareja por asesinato y otros cargos. Fueron sentenciados a décadas tras las rejas.

“La clave era tener un jurado que lo tomara tan en serio como ellos”, destacó Wall. “Creo que caminaron por todo, miraron cada pieza de evidencia con un microscopio”.

Pero hubo fallas en el juicio, y la Corte Suprema de Nevada decidió que un nuevo jurado debería decidir sobre el caso, con algunas pruebas restringidas.

Nuevo juicio, diferente resultado

Tabish contrató a Tony Serra, un abogado defensor de San Francisco con cabello largo y blanco y una voz ronca que defendió con éxito a un líder de los Panteras Negras por un cargo de asesinato y había representado a Hells Angels.

Un nuevo par de fiscales, Christopher Lalli y Robert Daskas, se hicieron cargo del segundo juicio, mientras que Serra, un abogado radical y ex hippie, se centró en el estilo de vida de Binion y puso en duda la causa de su muerte.

What won the case was that there was a viable alternative theory of death and the burking was speculative and contradicted by the facts. And I’m still of lasting opinion, sadly, that Binion died from heroin overdose.

Tony Serra, defense attorney for Rick Tabish in second trial

Serra, quien lo consideró uno de los 10 mejores juicios de su carrera, señaló que el lote de heroína marrón mexicana que Binion compró la noche antes de su muerte podría variar ampliamente en su potencia. El abogado también cuestionó las marcas en el cuerpo de Binion y atacó a Baden en el estrado.

“Lo que ganó el caso fue que había una teoría alternativa viable de la muerte y el burking fue especulativo y contradijo los hechos”, dijo Serra en una entrevista telefónica. “Y todavía tengo una opinión duradera, lamentablemente, de que Binion murió por sobredosis de heroína”.

Pese a haber sido absueltos del asesinato, Tabish y Murphy fueron condenados en el segundo juicio por conspirar para cometer robo y/o hurto, así como realizarlo en grado mayor.

Desde entonces han sido liberados de la prisión.

Murphy es copropietario, junto con su esposo, de una galería de arte en Laguna Beach, California.

Un hombre que contestó la llamada telefónica de un reportero a la galería el mes pasado respondió: “¿Por qué no terminan la historia? Hablen sobre Donald Trump, hablen sobre otra cosa, son viejas noticias, amigo”. Y colgó.

Tabish vive en Missoula, Montana. Cuando se comunicó por teléfono, aceptó una entrevista pero luego no respondió los mensajes.

El abogado Tom Pitaro defendió a Murphy con John Momot, quien falleció. Pitaro dijo que la percepción pública sobre el comportamiento y la personalidad de Murphy fue un factor en el primer juicio. Pintó su pulsera de tobillo de monitoreo electrónico para que coincidiera con el vestido que llevaba a la corte y apareció separada de la gravedad de las acusaciones en su contra.

“En el segundo juicio, de repente fue un tipo diferente de actitud”, indicó Pitaro. “Creo que la decisión fue correcta en el segundo juicio, siempre tuve la sensación de que la comunidad pensaba que ella era culpable, y no tuve esa sensación en la segunda audiencia. No iban a obtener medallas de buena conducta por su comportamiento, pero no creo que hayan sido asesinos”.

inline-smallA chunk of rock from Ted Binion’s property in Pahrump is among memorabilia at the Las Vegas home of Judge Joseph Bonaventure Friday, Aug. 31, 2018. (K.M. Cannon Las Vegas Review-Journal) @KMCannonPhoto
inline-smallJudge Joseph Bonaventure talks to a reporter on Friday, Aug. 31, 2018. Bonaventure oversaw the trials of Rick Tabish and Sandy Murphy in the 1998 death of Ted Binion. (K.M. Cannon Las Vegas Review-Journal) @KMCannonPhoto

Buenaventura, quien ahora se sienta en el banquillo a tiempo parcial, tiene un trozo de la bóveda de Binion en un estante en la sala de estar de su casa, cerca de una foto suya con el personal de la corte en el momento del caso Binion. Cuando se le preguntó acerca de la evidencia que permitió en el primer juicio, revocada por un tecnicismo, el juez dijo:

“Sabía que era un caso circunstancial. De eso se trata nuestro sistema judicial. Yo solo cumplo con lo que ordena el Tribunal Supremo. … He sido revertido antes de eso, he sido revertido después de eso, y estoy seguro de que volveré a ser revertido. Realmente no me arrepiento de eso, solo lo miro y digo, ‘Bueno, está bien, el sistema está funcionando, hagámoslo de nuevo’. “Lo hicimos de nuevo y fue un resultado diferente”.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like