Mochilas para desamparados

De acuerdo con el Censo de Homeless del Sur de Nevada de 2013 al 2014, la población de desamparados creció un 28 por ciento con un total de 9 mil 417 “homeless” en el condado de Clark. Aproximadamente 36 mil 700 personas han estado en situación de “homeless” por lo menos una ocasión en su vida hasta 2014.

Con el fin de ayudar a la comunidad más vulnerable “The Giving Project” compuesta por lo menos de 10 organizaciones no lucrativas e iglesias de distintas religiones, quienes coordinados por el sargento de policía Metro Bret Ficklin y la fundadora del proyecto Shawna González, ocupan el estacionamiento de la preparatoria Rancho o del centro Cashman para llevar a cabo sus eventos de donaciones para los más vulnerables.

“The Giving Project” cuenta con cientos de voluntarios quienes un sábado al mes reparten ropa y alimentos a personas desamparadas de la zona centro de Las Vegas. Entre estos hay una voluntaria que se destaca por su juventud, ya que sólo cuenta con 9 años de edad; su nombre es Bella LaRocca.

La pequeña se dio cuenta que las personas beneficiadas con las donaciones, llevaban lo más que podían en sus manos o en bolsas de supermecado que son poco resistentes. LaRocca se dio cuenta que una forma más de ayudar era conseguir mochilas tipo escolares para que estas personas pudieran cargar las cosas que recibieron sin ningún problema.

Fue a principio de 2015 que surgió el proyecto “Las mochilas de Bella”, la niña juntó sus mochilas de años escolares pasados y les puso ropa y comida.

La coordinadora de “The Giving Project”, Shawna González habló sobre el generosa idea de la pequeña voluntaria.

“Ella (LaRocca) se inspiró en el problema de las personas en cómo cargaban las cosas hasta donde ellas acuden a pasar la noche y surgió “Las Mochilas de Bella”. Ahora al regresar a otro evento ya tienen por lo menos esa necesidad cubierta”.

“Conocí a Bella y a su mamá cuando llegaron como voluntarias a unos de los eventos sabatinos, es una niña increíble”, manifestó González.

En los eventos de “The Giving Project” se regala alimentos no perecederos, ropa y productos de higiene personal. Comúnmente se entregan en bolsas de supermercado plásticas, mismas que las tiendas de despensa usan para empacar los productos que se adquieren, estas son de baja calidad y se rompen fácilmente por el peso o se rasgan.

En entrevista con El Tiempo, Bella LaRocca expresó que, “Inicié el proyecto “Las Mochilas de Bella” cuando vi que a los “homeless” se les caía todo de las bolsas de supermercado, veía que ellos se sentían frustrados, vengo a los eventos de “The Giving Project” y me di cuenta de esa situación y pensé ¿Cómo puedo ayudar?”.

“Ahora lo único que quiero es conseguir más mochilas, por eso mi mamá me ayudó a hacer el proyecto a una realidad llamada “The Blessing Club”, (nombre formal con registro ante del gobierno de Nevada como organización no lucrativa), y se han unido algunas de mis amigas de la escuela cuando les explique lo que estaba haciendo”, relató.

“En las mochilas pongo cosas como cepillo y pasta de dientes, jabón para el cuerpo, comida enlatada y ropa. He visto gente que llora de alegría cuando le entregó la mochila por lo práctico que es, me gusta poner una sonrisa en la cara de alguien, eso es lo único que me gusta tener de vuelta”, comentó la niña de 9 años.

Neesa LaRocca, madre de Bella en ocasiones preferiría ver a su hija jugando con sus amigas o actividades correspondientes a su edad, pero al mismo tiempo está consciente de la diferencia que puede marcar en la vida de alguien la simple acción de regalarle una mochila.

“A principios de 2015 fuimos a algunos eventos como voluntarias, pero a partir de agosto es de tiempo completo”, reveló.

Madre de 2 hijos, Nessa cree que, “No quisiera ver a algún niño convertirse en “homeless”, eso puede ser el destino de cualquiera, estoy muy emocionada que Bella quiere marcar una diferencia. Nos registramos en el gobierno de Nevada para ser una organización no lucrativa para poder tener un contenedor en las escuelas donde recibir las donaciones de mochilas”.

“Veo en las calles a muchos niños con un celular o una tablet y parecen pequeñas máquinas, si tu hijo tiene una idea o está interesado en alguna actividad hay que apoyarlos. En el caso de Bella es un proyecto que no puede dejar a medias, porque está ayudando a la comunidad”, consideró la madre de Bella.

El 1 de septiembre de 2015, cuando recibieron el documento como organización no lucrativa, por lo pronto han sido 30 mochilas las que han podido entregar en 3 meses desde su fundación. Para el esfuerzo de una niña de 9 años es un número importante.

Bella y sus amigas se reúnen una vez a la semana para trabajar en “The Blessing club”.

 

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like