“Montando una pasión”; Proveen entrenamiento y adopción para equinos broncos

El afecto por los animales puede percibirse de distintas maneras: hay quienes tienen mascotas domésticas y hay organizaciones que velan por el trato ético hacia los animales, pero también hay otras personas que lo demuestran dedicando su vida para proteger a ciertas especies de gran tamaño. Tal es el caso de Brian Smith, quien por medio de su fundación ‘Funny Farm Mustangs’ provee una nueva oportunidad de vida a burros y caballos salvajes/broncos (también conocidos como mustangs) que habitan en el ‘Estado de Plata’.

En entrevista con El Tiempo, Smith compartió que aprendió a cuidar y a entrenar a estos animales gracias a su maestro Ed Domínguez, un vaquero residente del sur de Texas que heredó un rancho familiar, el cual data desde 1848. La particularidad de este lugar es que la mitad se encuentra en territorio de México y la otra mitad en Estados Unidos.

“Los vaqueros que trabajan en su rancho han estado ahí por cinco generaciones. Es uno de tres que quedan de su tipo. Ed Domínguez me ha pasado su conocimiento y yo sigo sus principios: paciencia, consistencia, ritmo y tiempo. No hay que presionar al caballo cuando no está listo”, narró Smith.

‘Funny Farm Mustangs’ es una organización en el Sur de Nevada -sin fines de lucro 5013c-, cuyo objetivo principal es educar al público sobre los mustangs y burros que viven en la entidad y otros estados del oeste, además de alojar y adiestrar a estos animales como preparación para buscarles una familia humana, es decir, ser adoptados.

Smith calificó a estos caballos y burros como especies “muy inteligentes” a los cuales se les puede adiestrar teniendo paciencia. “Lo que quieres que el caballo haga lo haces fácil, y lo que no quieres que haga se lo haces difícil. Eso se hace con movimientos. No hay ningún caballo que pueda aprender con presión, lo que lo hace aprender es dejar la presión”.

La organización se ha preocupado por informar a la comunidad sobre el origen de estos animales y el motivo por el cual es importante preservarlos, ya que los consideran parte de la historia de Nevada y de la nación.

“Este país fue fundado con una historia que incluye a estos animales y no solo los que están aquí ahora, sino lo que estaban antes. Me refiero a las influencias de muchas culturas que llegaron a este país y trajeron a sus caballos… Es muy parecido a los seres humanos que han llegado a Estados Unidos, igual los caballos, provienen de diferentes migrantes y tienen toda una historia, se mezclaron para producir esta nueva generación de mustangs que hay en Nevada”, acotó Smith.

Dicha historia data desde la época de la conquista española, quienes al llegar a esta zona del continente trajeron y dejaron a sus caballos y burros. “Luego llegaron los migrantes caucásicos y pusieron sus yeguas con los machos (caballos españoles), así se hizo una nueva generación de caballos muy trabajadores, inteligentes y atléticos”, explicó Smith.

De acuerdo con la organización, actualmente hay un número aproximado de 47,000 animales de este tipo esperando su proceso de entrenamiento y adopción. Los caballos y burros broncos en áreas naturales en ocasiones llegan a zonas administradas por el gobierno, ahí se les provee el alimento y agua disponible para cierto número de animales.

“Cada lugar tiene determinado número de caballos que pueden sobrevivir ahí, según los recursos. Si llega a haber demasiados caballos en cada lugar, el gobierno va a recogerlos y los ponen en lugares que los pueden mantener, posteriormente se adoptan”, aseveró Smith.

‘Funny Farm Mustangs’ cuenta con los permisos del gobierno federal para poder ejercer sus funciones. Cada animal debe cumplir ciertos requerimientos de entrenamiento para poder ser puesto a disposición de los adoptantes. Una vez que el caballo o burro cumple con su proceso, el adoptante debe pagar una tarifa de $125, cuota del gobierno federal.

“Para hacerlo manso hay cuatro requerimientos: Uno es ponerle el bozal para poder controlarlo, el segundo es caminar con el caballo y evitar que se acerque demasiado, el número tres es limpiar su piel y patas, el cuarto es subirlo y bajarlo de su remolque. Es el mínimo que requiere el gobierno”, dijo Smith, quien agregó que también brinda capacitación a los adoptantes para poder continuar con los ejercicios.

Los requisitos para adoptar a un burro o caballo son:

*Tener un espacio en su propiedad de por lo menos un cuarto a medio acre o alquilar un lugar que proporcione este servicio para el animal.

*Tener un cerco seguro que evite que el animal pueda lastimarse.

*Tener al menos un techo permanente en el área donde habitará el animal.

*Acceso permanente a agua y alimento.

*El adoptante debe pasar una verificación de no antecedentes penales.

*Pagar la tarifa antes mencionada de $125.

“No tiene que tener un cerco muy grande porque ahora son muy calmados (los burros y caballos). Hay que pasar una revisión de no antecedentes penales, que no haya nada de violencia, pero no tiene nada que ver con inmigración… Hago varias presentaciones para informar a la gente sobre que hay varias oportunidades para poder adoptar a estos caballos. Lo que me importa es que sean adoptados”, agregó Smith.

La experiencia de adoptar a un caballo que antes era bronco y ahora es tranquilo es gratificante, así lo expresó a El Tiempo Christiane Hayashi, quien se ha beneficiado del servicio que ‘Funny Farm Mustangs’ brinda con entrenamiento y alojamiento para su equino.

“Fui a ver los caballos y este es curioso, él (Brian Smith) me dijo que era el tipo de caballo que yo quería porque se veía muy amable y calmado. Al día siguiente vi a todos los caballos que había y me quede con este, hasta ahora no ha llegado a confiar en mí porque no he pasado mucho tiempo con él. Tiene 40 horas de entrenamiento y ya sigue comandos vocales, le dices que se quede quieto y así permanece, es muy inteligente”, compartió Hayashi.

Para más información sobre ‘Funny Farm Mustangs’, envíe un correo electrónico a info@funnyfarmmustangs.org, o visite: www.funnyfarmmustangs.org

Contacte a Anthony Avellaneda en: aavellaneda@eltiempolv.com, o siga la cuenta de Twitter de El Tiempo: @eltiempolv.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like