Movilizan a la comunidad ante cambios migratorios y de salud

El sábado 25 de febrero la organización Progressive Leadership Alliance of Nevada (PLAN) llevó a cabo un taller de ciudadanía en las instalaciones del Centro Comunitario East Las Vegas, donde más de 100 personas pudieron iniciar su trámite para naturalizarse como estadounidense.

La organizadora de inmigración de PLAN, Karla Rodríguez, explicó el tipo de asistencia que se ofreció al público ese día.

“Estamos ayudando a la gente con su solicitud de ciudadanía, entendemos que actualmente mucha gente tiene miedo, estamos tratando de proteger a nuestra comunidad. Sabemos que la ciudadanía es la mejor protección contra la deportación”, comentó.

Durante 2016 la organización PLAN participó en distintas ferias de ciudadanía en las cuales pudieron ayudar aproximadamente 1,300 personas que eran elegibles para convertirse en nuevos ciudadanos del país de ‘las barras y las estrellas’.

“La ciudadanía es la única protección total que una persona puede tener ante la deportación, ayudamos a nuestra gente a protegerse. Necesitamos que nuestra gente vote, por eso estamos tratando de ayudarlos con ese poder, para que tengan voz en ciertos temas. Necesitan traer información sobre sus trabajos, direcciones, viajes fuera del país, sobre los últimos cinco años; además de información sobre hijos y matrimonios”, agregó Rodríguez.

Para que una persona pueda ser elegible para la ciudadanía debe tener residencia legal en el país por lo menos cinco años o tres años quienes están casados con un ciudadano americano. Es importante que hayan cumplido con una conducta apropiada durante su estancia en Estados Unidos, ser mayores de 18 años y haber estado físicamente presentes dentro de la nación al menos dos años y medio de los últimos cinco años.

El evento inició con la visita de la congresista Dina Titus, quien agradeció a los voluntarios por su tiempo y servicio para la comunidad. De la misma manera, la representante de la congresista, Ana Quintanilla, resaltó la importancia de seguir impulsado a quienes pueden solicitar la ciudadanía.

“En mi tiempo personal me quedé como voluntaria, necesitaban más gente bilingüe para traducir. Las dudas ahora son si se va a tardar más el proceso, todos están con la urgencia en este momento de hacerse ciudadanos por la incertidumbre, no sabe qué va a suceder, siendo ciudadanos tienen más seguridad”, acotó Quintanilla.

Martín López acudió por primera ocasión a una feria de ciudadanía y aunque se mostró un poco reservado, decidió compartir con El Tiempo el motivo que lo condujo a querer convertirse en ciudadano.

“En el tiempo que estamos es muy espantoso, mucha discriminación, nunca me esperé esta discriminación tan fuerte. Es tiempo de que hagamos algo, desde 1981 tengo mi mica (residencia), sí hubiera podido antes (tramitar la ciudadanía) cuando vivía en California, pero por el trabajo, el tiempo y todo eso, no lo hice. En mi familia soy el único que no es ciudadano, quiero aprovechar este tiempo para quedarme con ellos, a como están las cosas, no sabemos qué pueda pasar”, sentenció López.

Por otra parte, a unas millas de este centro comunitario se realizó un evento distinto pero cuya finalidad también fue movilizar a la población por un tema que repercute a la comunidad hispana, la salud. Distintas organizaciones se reunieron en el parque Heritage para continuar pidiendo a los funcionarios públicos del país que no terminen con la Ley de Cuidado de Salud Asequible, conocida como Obamacare.

La organizadora de Planned Parenthood, Raquel Cruz participante en el evento declaró que, “queremos mostrarles a las personas que ya no quieren que el Obamacare, que hay muchas personas a quienes el Obamacare les ayudó a que sigan vivos. Necesitan saber que la comunidad quiere seguir viva, una de las modificaciones es que debería incluir a personas que son indocumentadas, para qué cambiar algo que ya sirve, más que nada agregar. En mi familia mi papá es un veterano, mi mamá no trabaja y yo tengo seguro por mi trabajo, mi mamá tiene que pagar una tarifa más alto. Hay familias que entienden que si van a tener pólizas más altas, pero también van ayudar a las personas de esas mismas familias”.

El tema es muy complejo, ya que hay quienes argumentan que si bien los costos mensuales por un seguro médico son accesibles, las primas al momento de pagar los deducibles son elevadas mediante Obamacare.

Sobre esta situación el organizador comunitario Héctor Rivera expresó que lo importante es que la salud no dependa del dinero que una persona tenga en el banco.

“Sí, Obamacare no es perfecto, tiene muchas cosas que se debe arreglar. Realmente una de las cosas que hace, es que si alguien tiene cáncer o enfermedad terminal que son muy costosas para las compañías de seguros, antes de Obamacare las compañías decían que no podían ayudarles, ahora estas organizaciones privadas no le pueden negar el servicio médico a personas que tienen enfermedades terminales”, resaltó Rivera.

Paula Galdamez, quien ha radicado en Estados Unidos desde hace 25 años, exhortó a la comunidad hispana a informarse y participar en los temas que les repercuten.

“Tenemos que hacer valer nuestra voz, como hispanos tenemos poder económico y debemos hacernos notar. Queremos que no se nos quiten nuestros derechos de salud, el tener servicios médicos es un derecho como ser humano, no queremos que quiten Obamacare. Directamente no estoy afectada pero no por eso, no voy a venir a apoyar a los demás”, concretó Galdamez.

LO MÁS RECIENTE
Eventos

You May Like