Muere adolescente víctima del tiroteo en la escuela secundaria de Maryland

Una adolescente que recibió un disparo cuando un compañero de clase abrió fuego dentro de su escuela secundaria de Maryland murió, informaron las autoridades el viernes.

La Oficina del Alguacil del Condado de St. Mary afirmó que Jaelynn Willey murió a las 11:34 p.m. del jueves. Esa misma noche, su familia informó que le quitarían el soporte vital en el Centro Hospitalario Prince George’s de la Universidad de Maryland. Melissa Willey reportó a los periodistas el jueves por la noche que su hija llegó a la muerte cerebral y que “no le quedaba más vida”.

La madre, sosteniendo a un bebé, comentó: “El martes … nuestras vidas cambiaron completamente y para siempre. A mi hija la lastimó un niño que le disparó en la cabeza y se llevó todo de nuestras vidas”.

La adolescente fue asesinada el martes por Austin Rollins, de 17 años, en la escuela Great Mills High en el condado de St. Mary’s.

Rollins murió después de dispararle a Willey, un oficial de recursos escolares quien llegó allí en un minuto y disparó un tiro a Rollins, pero aún no está claro si Rollins fue asesinado por la bala del oficial o si se quitó la vida.

La Oficina del Alguacil del Condado de St. Mary reportó el miércoles que Rollins y la niña habían estado en una relación que terminó recientemente.

“Todos los indicios sugieren que el tiroteo no fue un acto aleatorio de violencia”, señaló la policía en un comunicado.

Willey había estado en estado crítico en el Centro Hospitalario Prince George’s de la Universidad de Maryland. Una página de recaudación de fondos para ayudar a su familia ha recaudado más de $77,000.

Jaelynn era una de nueve hermanos, expresó su madre, y una miembro del equipo de natación.

El tiroteo comenzó justo antes de que comenzaran las clases el martes, de acuerdo con la oficina del alguacil, quien dijo que el arma utilizada pertenecía al padre de Rollins.

Un niño de 14 años quien recibió un disparo en el muslo durante el encuentro fue liberado el miércoles desde un hospital.

En un correo electrónico enviado el jueves a The Associated Press, su madre, Kimberly Dennis, dijo que su familia está “eternamente agradecida” de que su hijo, Desmond Barnes, esté “vivo, bien y de buen ánimo”.

Expresó simpatía por Willey y su familia y agregó: “También estamos orando por toda la familia y los jóvenes de Great Mills High School en todo el país. Como comunidad y nación, debemos continuar trabajando y luchando por un mundo que sea seguro para nuestros hijos”.

La Escuela secundaria de Great Mills tiene aproximadamente mil 600 estudiantes y está cerca de la estación aérea naval del río de Patuxent, cerca de 65 millas (104 kilómetros) al sureste de Washington.

El Alguacil del Condado de St. Mary: Tim Cameron, le dio el crédito al Diputado de Primera Clase: Blaine Gaskill por evitar más pérdidas de vidas.

Cameron detalló que Gaskill, un veterano de seis años con entrenamiento del equipo SWAT, respondió en un minuto y disparó su arma simultáneamente con un disparo final disparado por Rollins. El oficial resultó ileso.

El miércoles, las autoridades destacaron que la pistola Glock utilizada en el tiroteo era propiedad legal del padre de Rollins. En Maryland, es ilegal que cualquier persona menor de 21 años posea una pistola a menos que sea necesaria para su empleo.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like