70°F
weather icon Clear

Muere artista de Las Vegas cuyo padre le prendió fuego en 1983

Dave Dave, un respetado artista de Las Vegas quien fue gravemente marcado de niño cuando su padre intentó quemarlo vivo en el sur de California, murió. Tenía 42 años.

David Rothenberg, murió el 15 de julio en el Sunrise Hospital de Las Vegas, afirmó el médico forense del Condado de Clark, John Fudenberg, el miércoles.

La causa de su muerte esperaba resultados de toxicología y otras pruebas, junto con una investigación policial, indicó el forense.

Dave era un amigo cercano de Michael Jackson, quien lo conoció después de que el chico sobrevivió a un ataque en 1983 que lo dejó con quemaduras en más del 90 por ciento de su cuerpo.

Dave tenía 6 años cuando su padre, Charles Rothenberg, le dio una pastilla para dormir, roció su cama con querosén y la encendió en un motel de Buena Park cerca de Disneyland durante una amarga lucha por la custodia. El padre huyó.

El niño se sometió a numerosos injertos de piel y quedó desfigurado, pero se negó a definirse como una víctima.

“Hay muchas cosas que suceden en la vida de las personas, pero eso no las define como un ser humano, sino que las hace más fuertes”, expresó Dave al Las Vegas Review-Journal en 2016.

Dave “se aferró a la vida con un sentido de urgencia y pasión”, detalló Mike Watkiss, un amigo de la familia, al Orange County Register. “Brindaba paz a las personas, unía a las personas; era un tipo que no tenía motivos para confiar en nadie más que en su madre, con quien confiaba increíblemente”.

“Haber pasado por lo que había sufrido cuando era niño a manos de su padre, y llevar una vida tan rica como él y tan creativo y tan afectuoso como dar como lo hizo, creo que es increíble”, Watkiss describió, hablando en nombre de su madre, Marie.

Dave tenía 19 años cuando conoció a su padre en prisión, su primer contacto desde el ataque.

“Fue muy catártico poder mirar a mi padre a la cara y decirle exactamente lo que tenía en mente”, le relató Dave al Review-Journal. “Mucha gente no tiene la oportunidad de hacer eso, de enfrentar a la persona que los lastimó”.

Charles Rothenberg pasó menos de siete años de una sentencia de 13 años en prisión por intento de asesinato. Luego pasó a amasar un récord criminal por robo y otros delitos, y finalmente fue sentenciado en 2007 a 25 años de cadena perpetua en California.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.