71°F
weather icon Clear

Muestran registros que la alarma de incendios del Alpine fue silenciada semanas antes del incendio mortal

Cuando un incendio mortal arrasó los apartamentos del motel Alpine en diciembre, los residentes asustados tiraron de las estaciones de servicio para activar la alarma de incendios del edificio.

Pero no sonó ninguna, le informaron al Review-Journal.

Los nuevos registros sugieren que el sistema de alarmas no funcionó porque ya estaba activo, y lo había estado durante aproximadamente un mes, aunque su alarma audible había sido desactivada.

Se activó por primera vez el 28 de noviembre a la 1:47 a.m., aunque no está claro por qué, según un registro del sistema publicado en el Review-Journal la semana pasada. Los detalles coinciden con el testimonio del tribunal de agosto sobre el incendio.

En ese momento, la compañía de monitoreo de la alarma recibió una alerta instantánea: “ALARMA DE INCENDIO”, según los registros.

La compañía de monitoreo, EDS Electronics Inc., hizo tres cosas, según registros: Llamó al contacto de emergencia designado de los Alpine, al que no pudo contactar. Envió a un guardia para que lo revisara, quien no escuchó ninguna alarma al llegar, y notificó al Departamento de Bomberos de Las Vegas, que no respondió a la propiedad.



En algún momento después de que la alarma sonó el 28 de noviembre, fue silenciada manualmente. Sin la intervención adecuada, los registros sugieren que la alarma permaneció encendida (aunque silenciosa) durante semanas, incluso mientras sonaba la misma alerta de “error del sistema” 26 veces antes del incendio: “ALARMA PREVIA AÚN ACTIVA”.

No fue hasta después del incendio del 21 de diciembre que EDS aparentemente se dio cuenta de que había habido un incendio real, de acuerdo con el registro, que no mostraba ninguna alerta secundaria de “ALARMA DE INCENDIO” esa mañana. Seis personas murieron y 13 resultaron heridas en el incendio, que dejó decenas de evacuados.

Nunca se llamaron a los contactos de emergencia

Las fotos de investigación tomadas en la escena después del incendio muestran tres botones en el panel de control de la alarma: el botón de “desconexión de la campana”, el botón de “estación remota” y el botón de “silencio de problemas”, silenciando efectivamente la alarma en curso, según un manual en el panel.

Las fotos así como el registro también muestran a un técnico de EDS probando y firmando por última vez el panel de control y su batería en junio de 2019. En ese momento, el sistema de alarma funcionaba correctamente.

No está claro quién desactivó manualmente la alarma audible, que se encuentra en la oficina de administración de propiedades de los Alpine, pero los registros y testimonios sugieren que ocurrió poco después de la activación del 28 de noviembre.

Cuando el EDS el 28 de noviembre se comunicó con el contacto de emergencia de la propiedad (que se indica era “Augustine Aylaya”, probablemente refiriéndose a Augustin Ayala, el cuñado de Adolfo Orozco, el propietario de la propiedad) la entrada decía, “NÚMERO DE TELÉFONO INVÁLIDO”.

Así que el guardia fue enviado para una revisión superficial, que confirmó que no había ningún fuego activo o alarma audible.

Mientras tanto, EDS intentó al menos dos veces más contactar a Ayala, según el registro. Cada entrada de seguimiento señalaba, “TELÉFONO OCUPADO”.

Como resultado, Erin Stevens, gerente de operaciones de EDS, testificó en agosto que la compañía no pudo contactar al propietario del edificio, Orozco, quien enfrenta cargos de homicidio involuntario en relación con el incendio. Malinda Mier, que ha reclamado la copropiedad de los Alpine y a quien los fiscales han catalogado “asociada” de Orozco, también se enfrenta a cargos de homicidio involuntario.

Stevens no testificó que la alarma permaneciera activa, sino que permaneció en silencio después del detonante del 28 de noviembre, pero sí confirmó que el sistema estaba reportando algún tipo de problema después de la activación de noviembre.

“Es sólo un problema general, podría ser cualquier tipo de problema que venga del panel de fuego”, mencionó Stevens.

Sin embargo, un técnico del servicio de alarmas de incendio que revisó el registro de monitoreo del sistema para el Review-Journal, confirmó que el registro parece mostrar que la alarma de noviembre permaneció activa, aunque silenciada, dadas las documentadas alertas de “ALARMA PREVIA AÚN ACTIVA”, que volvieron diariamente como resultado de las pruebas diarias y cronometradas de monitoreo del sistema.

Cuando fue contactado por teléfono el lunes, Stevens aplazó los comentarios a un abogado. Un abogado que representa a EDS se negó a hacer comentarios.

En la corte el mes pasado, el equipo de defensa de Orozco cuestionó por qué EDS no contactó a Orozco sobre la alarma de noviembre y continuó con las alertas, señalando que EDS tenía su correo electrónico en el archivo.

Un intercambio de correos electrónicos del 2019 proporcionado al Review-Journal el martes, sugirió que EDS tenía su número también. El intercambio de correos electrónicos, con el asunto “Alpine Motel”, involucraba a EDS pidiendo que Orozco actualizara su información de pago. En su respuesta, Orozco sólo escribió, “Por favor llámenme para que pueda actualizarlo”.

“Si pueden llamar a un tipo para que pague una cuenta, ¿me estás diciendo que no puedes llamarlo cuando tienes un problema con la alarma?” cuestionó el abogado de Orozco, Dominic Gentile.

En la corte el mes pasado, el fiscal John Giordani contrarrestó que el protocolo de EDS para asuntos de alarmas es llegar al contacto de emergencia listado en el archivo. Stevens dijo que es responsabilidad del propietario asegurarse de que el contacto de emergencia esté actualizado.

Giordani el mes pasado también presentó como prueba un correo electrónico del EDS a Orozco con fecha 11 de diciembre. En él, un administrador del servicio escribió: “Por favor, llene el formulario de actualización de contacto adjunto ya que un guardia fue enviado a su propiedad y no pudo contactarse con nadie porque el número que tenemos no es válido”.

Orozco no respondió.

No hubo seguimiento del Departamento de Bomberos

Aunque EDS no pudo contactar a Orozco, la compañía se comunicó al Centro de Comunicaciones de Bomberos de Las Vegas el 28 de noviembre por la alarma, según los registros.

Pero la notificación nunca fue pasada a la división de prevención de incendios del Departamento de Bomberos de Las Vegas, que se encarga de las inspecciones, y el departamento no envió unidades a la propiedad.

Jace Radke, vocero de la ciudad, mencionó en un comunicado que las falsas alarmas y las pruebas de las compañías de alarmas son comunes. Señaló que cuando se activó la alarma de los Alpine el 28 de noviembre, el departamento no recibió llamadas de nadie que viviera allí pidiendo ayuda o reportando una alarma.

“Por favor, tengan en cuenta que el Departamento de Bomberos y Rescate de Las Vegas no envía unidades a llamadas de alarma de incendio no confirmadas de una compañía de alarma o de monitoreo por política”, escribió Radke. “Esta política es seguida por todas las agencias que la ciudad despacha en el Condado Clark. Los despachadores generalmente no tienen forma de saber qué causó la falsa alarma o la activación del sistema”.

Radke dijo que el departamento de bomberos informó al EDS en su momento que no estaba enviando una respuesta. Añadió que, debido al alto número de falsas y molestas alarmas, el centro de llamadas sólo notifica a la división de prevención de incendios sobre problemas de alarmas si hay múltiples llamadas desde un lugar.

“Las compañías de alarmas están al tanto de los protocolos para contactar con la prevención de incendios”, escribió Radke.

Aunque EDS no recibió una alerta de “ALARMA DE INCENDIO” al momento del incendio, los residentes llamaron al 911 para pedir ayuda.

“Oh, no puedo respirar”, dijo Sandi Jones, de 49 años, a un despachador de bomberos de Las Vegas durante la primera llamada al 911, que llegó a las 4:13 a.m., según los registros. Dijo que el edificio se estaba “convirtiendo en humo, y hay gente atrapada”.

Los equipos comenzaron a llegar cuatro minutos después.

Después del incendio, los inspectores notaron más de 40 violaciones del código de incendios en Alpine, incluyendo una puerta de salida trasera que había sido cerrada desde el exterior. Una de las violaciones señaló que el panel de alarma del edificio parecía estar “atado”, un intento improvisado de representar falsamente que estaba funcionando correctamente, le comentó el jefe de bomberos de Las Vegas, Robert Nolan, al Review-Journal en enero.

Los inspectores del departamento de bomberos no habían realizado una inspección anual del edificio desde el 26 de abril de 2017. La última vez que firmaron la funcionalidad del sistema de alarma contra incendios del edificio fue en enero de 2019.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Sisolak con un plan para revivir las convenciones

La economía de Nevada podría recibir un impulso a principios de año, ya que el estado está trabajando en un plan que permitiría a las convenciones tener un número significativamente mayor de asistentes.

A una semana de las elecciones, políticos ponen en marcha planes finales

Con la votación anticipada a punto de terminar el viernes y el día de las elecciones a la semana, los organizadores políticos de Nevada han cambiado los planes de todo el año para convertir a los votantes en la carrera final.

Investigan a asambleísta de Las Vegas por diversos cargos

La policía está llevando a cabo una investigación criminal sobre las alegaciones de que un asambleísta de Las Vegas hizo mal uso de fondos de campaña y no vivió en su distrito, según se enteró el Review-Journal.

Jovita Carranza resalta apoyo del presidente Trump a pequeños negocios

La titular de la Administración de Pequeños Negocios de Estados Unidos (SBA, por sus siglas en inglés), Jovita Carranza, recientemente visitó el sur de Nevada para participar en un evento organizado por la campaña “Latinos for Trump”, en el cual resaltó el trabajo del presidente Donald Trump en temas que relacionan a la comunidad hispana.