Mujeres lactantes en su trabajo

La lactancia es más que una elección de un estilo de vida: es una importante decisión de salud. Independientemente del tiempo que pueda hacerlo la madre, amamantar a su bebé será beneficioso para ella y para él. Existen muchos beneficios de la leche materna para las madres, los bebés y otras personas.

De acuerdo con el sitio de womenshealth.gov la leche materna contiene células que combaten las enfermedades, denominadas anticuerpos, que ayudan a proteger a los lactantes contra gérmenes, enfermedades e, incluso, el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). La leche de fórmula no puede igualar la composición química exacta de la leche materna, especialmente las células, las hormonas y los anticuerpos que combaten enfermedades.

Sobre este tema y los derechos que tiene una madre trabajadora para amamantar a su hijo, la especialista en servicios comunitarios del Departamento del Trabajo (DOL por sus siglas en inglés) División de Horas y Salarios de Estados Unidos, Alba Jarrett, otorgó una entrevista exclusiva para El Tiempo, con el objetivo de informar a la comunidad sobre la ley ‘Affordable Care Act’, busca proteger a todas las mujeres en periodo de lactancia que se encuentran trabajando.

“Queremos que la comunidad sepa que el Departamento del Trabajo tiene una ley que otorga ciertos derechos si una mujer acaba de dar a luz a un bebé y le está dando leche de pecho. El patrón debe darles un sitio privado que no esté expuesto al público, debe ser higiénico, debe dar tiempo durante el trabajo para ir a extraer la leche que está preparando para el niño y dar un lugar donde se pueda refrigerar”, informó Jarrett.

La especialista de DOL, informó que se ha comprobado que cuando una mamá en proceso de lactancia se encuentra estresada, la leche que produce puede resultar afectada. Por este motivo, la ley busca facilitar dicha etapa de las mujeres a beneficio principal del bebé que están amamantando.

“Hay mujeres en esa situación, ellas tienen que producir la leche y la tratan de extraer; ahora con la economía que está tan dura, la mayoría de la gente está trabajando. El baño no cuenta, no puede ser ahí, debe ser un cuarto privado que esté designado para ese propósito, que la mamá tenga privacidad y pueda usarlo cuando necesite. Si la compañía ofrece tiempos de descanso pagados debe aplicarse en esa acción, pero si la empresa no paga esos descansos, no podemos requerir que se les pague, pero sí que les dé el tiempo”, añadió.

Es importante informar a la comunidad sobre esta ley federal que fue emitida el 23 de marzo del 2010, pero hasta este momento no ha sido lo suficientemente difundida entre la población hispana del Sur de Nevada ya que se han presentado casos donde el Departamento del Trabajo ha intervenido.

“Mi trabajo es extender esta información al público, hemos tenido casos donde se han quejado, investigamos esos asuntos; tratamos de comunicarnos más con la comunidad, es algo que no creen que esté protegido porque en el pasado no se había hecho. Si conocen a alguien que está en esa situación díganle a dónde acudir si tiene preguntas”, mencionó.

En promedio, una empleada que se encuentra en etapa lactante debe retirarse de sus actividades laborales de 3 a 5 veces al día, ya que tiene la necesidad de extraer la leche de los senos utilizando una máquina especial, posteriormente el líquido es colocando en algún recipiente e introducido a un refrigerador; este proceso puede demorar de 10 a 20 minutos en cada ocasión.

“Ante cualquier situación pueden llamar a nuestra oficina, no importa que no hablen inglés, tenemos personas que contestan el teléfono diario de 8:30am a 4:30pm, les responden las preguntas o toman la queja para investigar a la compañía”, aseveró.

El Departamento del Trabajo División de Horas y Salarios de Estados Unidos investiga cualquier caso en el que un empleador no esté dando las facilidades indicadas a una trabajadora en estado de lactancia, esta oficina gubernamental tiene toda la autoridad de obligar al empleado a que cumpla con la ley en caso de ser necesario.

“Ninguna queja debe afectar a la empleada, el Departamento del Trabajo toma casos muy estrictos si ven que han tomado acción contra la trabajadora por quejarse de una ley que debe ser protegida. No nos importa el estatus migratorio, nos importa que la ley se cumpla. Esta ley es federal y aplica en todo Estados Unidos”, concretó Alba Jarrett.

Para más información o para denunciar un caso, llame a la línea telefónica 702-928-1240 o visite www.dol.gov/whd/nursingmothers

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like