37°F
weather icon Clear

Murren, líder del comando contra COVID, es optimista sobre la recuperación de Las Vegas

Jim Murren cree que Nevada tiene mucho que esperar.

Ha sido un año difícil para el estado, en el que la pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto tanto fiscal como físico. Pero Murren, jefe del comando COVID-19 Response, Relief and Recovery estatal, ve una luz al final del túnel a medida que mejoran las normas de salud y seguridad y se acelera el despliegue de la vacunación.

“La esperanza es que podamos hacer de Las Vegas la capital mundial de la salud y la seguridad”, señaló. “Eso, creo, va a ayudar a la confianza del consumidor, lo que hará que la gente vuelva” a Las Vegas.

El estado contó con una tasa de positividad del 15.5 por ciento hasta el lunes, según datos estatales. Ocupa el segundo lugar entre los estados para las vacunas por cada 100 mil residentes, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Los datos de la Universidad Johns Hopkins muestran que el Condado Clark ocupa el undécimo lugar en cuanto a muertes por COVID-19 entre todos los condados de Estados Unidos.

Mirando al futuro

Pero Murren sigue siendo optimista, especialmente ahora que la estrategia de vacunación del país ha cambiado bajo la administración del presidente Joe Biden.

“Soy un gran admirador del actual presidente”, dijo Murren, ex director general de MGM Resorts International, al Review-Journal. “Tengo una gran confianza y comodidad en la respuesta nacional a esta pandemia, por fin, después de una serie de errores inexcusables en el último año. Así que siento que vamos a recibir muchas más vacunas en el estado. … La cantidad de suministro en todo el país está aumentando”.

Se han entregado más de 59.3 millones de dosis, de las cuales 42.4 millones se han administrado hasta el lunes, según los CDC. Los datos muestran que el ritmo de las inoculaciones ha aumentado de forma constante, desde las ocho mil 285 dosis administradas el 14 de diciembre hasta los más de 38 millones del 3 de febrero.

Murren espera que los despliegues de vacunación aumenten aún más el próximo mes. Para cuando llegue el otoño, cree que habrá suficientes vacunas para permitir a los fans estar en los asientos de una variedad de lugares, incluyendo eventos deportivos y conciertos.

A partir de ahí, las cosas deberían seguir mejorando, afirma.

“No espero que el año 2022 sea perfecto, pero creo que vamos a seguir encontrando la manera de aumentar la ocupación en Las Vegas hasta lo que conocemos”, mencionó.

Progreso

Para que Nevada adopte el apelativo de capital de la salud y la seguridad será necesario llevar a cabo una serie de cambios.

Murren imagina que los locales se mantengan “a un nivel de élite” en comparación con otras partes del mundo, y que los visitantes se sometan a pruebas tanto antes de llegar como una vez que aterricen en Las Vegas, posiblemente en los hoteles-resort. Los viajeros internacionales están obligados a someterse a pruebas antes de entrar en Estados Unidos, pero las autoridades federales están estudiando la posibilidad de ampliar el mandato a los viajeros nacionales.

Murren dijo que ya se está trabajando para optimizar las normas de salud y seguridad de COVID-19, y que muchos de los avances hasta ahora se han producido entre bastidores.

“Vamos a tener unos cuantos meses más de frustración porque no parece que estemos haciendo tantos progresos, lo que significa que no serán tan visibles”, dijo. “Pero se está trabajando mucho para tener todas las instalaciones, el software de hardware en su sitio para asegurarnos de que podemos (traer de vuelta a los visitantes) con seguridad”.

Alrededor de 1.2 millones de visitantes acudieron a Las Vegas en diciembre, lo que supone un descenso del 64 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior, según la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas.

Brian Labus, profesor adjunto de epidemiología en la UNLV y miembro del equipo médico que asesora al gobernador Steve Sisolak, dijo que convertirse en la capital de la salud y la seguridad sería una empresa tremenda para Las Vegas, una ciudad que depende del turismo y los grandes eventos.

“La forma en que solemos interactuar con la gente en Las Vegas no es la que detiene la propagación del COVID”, señaló. “Queremos que la gente esté en contacto cercano, queremos grandes eventos, queremos discotecas. … ¿Cómo dejamos que la gente interactúe, pero lo hacemos de una manera que sea segura? Eso es algo que aún no hemos descubierto”.

Las salas de casinos de Nevada tienen actualmente un máximo del 25 por ciento de su capacidad. Los operadores han puesto en marcha otras medidas estrictas de salud y seguridad, como el control de temperatura y el aumento de la limpieza, pero Labus agrega que esas medidas sólo pueden ayudar hasta cierto punto. Añadió que otras medidas adicionales, como la prohibición de fumar en el interior, podrían contribuir a la seguridad de los clientes, pero afectarían a los resultados de las empresas.

Independientemente de lo que haga Las Vegas para garantizar la salud y la seguridad de sus clientes, Labus comenta que es una hazaña aún mayor convencer a la gente de que estará segura en su viaje a Las Vegas.

“Lo que hagamos aquí, no va a cambiar el hecho de que tengan que salir de su casa y viajar con otras personas”, añadió. “No creo que Las Vegas haya rehuido nunca hacer lo que podemos para que sea seguro, pero a veces es difícil. … La pandemia es uno de esos momentos”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
EE.UU. bombardeó instalaciones en Siria utilizadas por milicias respaldadas por Irán

WASHINGTON – Estados Unidos lanzó ataques aéreos en Siria el jueves 27 de febrero, contra instalaciones cercanas a la frontera iraquí utilizadas por grupos de milicias respaldados por Irán. El Pentágono dijo que los ataques fueron una represalia por un ataque con cohetes en Irak a principios de este mes que mató a un contratista civil e hirió a un miembro del servicio estadounidense y otras tropas de la coalición.

Gobierno de Biden reabre centro para albergar a inmigrantes menores de edad

HOUSTON – El gobierno del presidente Joe Biden reabrió una carpa para albergar hasta 700 adolescentes inmigrantes después de que cruzaran la frontera entre Estados Unidos y México sin la compañía de un padre, una señal de creciente preocupación sobre cómo se trata a los niños bajo custodia del gobierno.

 
Padres y alumnos que protestan quieren volver a las clases presenciales

La Junta Escolar del Condado Clark celebró el jueves su primera reunión en persona en casi un año, escuchando los apasionados comentarios de los residentes que abogan por la reapertura de las escuelas a todos los estudiantes en agosto.