49°F
weather icon Clear

Nacimiento y muerte: Madre no vacunada fallece tras nacimiento de su hija

Kimmie Pavone murió de COVID-19 el miércoles, dos semanas después de que le pusieran un respirador artificial y de que su única hija naciera por cesárea de urgencia en un hospital de Las Vegas.

“Se esforzó tanto por tener esa bebé y ni siquiera supo que nació. Nunca llegó a abrazarla”, dijo Vena Foster sobre su hermana, que tenía 35 años.

“Y esa bebé nunca sabrá lo maravillosa que era su mamá”.

La niña de Pavone, Jordyn Rose, nació prematuramente a las 30 semanas con un pulmón poco desarrollado y una hemorragia cerebral. Permanece en una unidad de cuidados intensivos para recién nacidos, pero se encuentra bien, dijo su tía.

Pavone, que había intentado embarazarse durante casi una década, trató de hacer todo bien durante su embarazo, dijo Foster. No se vacunó contra el COVID-19, ya que creía que la inyección podía aumentar las posibilidades de aborto.

El padre de Jordyn, Mike, no pudo ver a su recién nacida hasta una semana después de su nacimiento debido a las restricciones de la pandemia, cuando se había recuperado de su propio ataque de COVID-19. Debido a las restricciones de COVID-19, no pudo estar al lado de su esposa desde que ingresó en el Hospital Spring Valley hasta que vio su cuerpo en el depósito de cadáveres el jueves, dijo Foster. Se comunicaba con ella por video y mensajes de texto desde su coche en el estacionamiento del hospital para estar lo más cerca posible de ella.

Foster dijo que su hermana deseaba tener un hijo desde hacía tiempo.

“Estaba muy emocionada por tener un bebé. Tenía muchas ganas de ser madre. … Hizo todo lo que se suponía que tenía que hacer”, dijo Foster sobre su hermana, que trabajaba como flebotomista en un consultorio médico.

Cuando dio positivo a la prueba de COVID-19 a principios de agosto, Foster no se preocupó demasiado, ya que su hermana era joven y estaba sana.

El pasado mes de octubre, más de una docena de miembros de su extensa familia se enfermaron de COVID-19 tras una reunión familiar, y ninguno tuvo que ser hospitalizado, incluida Foster, que es 16 años mayor que su hermana y se había sometido a una operación a corazón abierto dos meses antes. Pavone, nacida en Utah y la menor de seis hermanos, creció en Boulder City.

“Le dije: ‘Vas a estar bien. Vas a superar esto, como el resto de nosotros; vas a estar bien’. Y dije, ‘tan pronto como lo sepas, esa bebé estará aquí, y vas a poder tenerla en tus brazos’. Y que, ‘todo esto va a quedar atrás’.

“Y al día siguiente, me llamó y apenas podía respirar”.

El 11 de agosto, al día siguiente de la hospitalización de Pavone, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades publicaron nuevos datos sobre la seguridad de la vacuna contra COVID-19 para las mujeres embarazadas. Los datos sobre casi 2,500 mujeres que se habían vacunado con el ARNm antes de la semana 20 de embarazo mostraron que no tenían tasas más altas de aborto espontáneo que las mujeres que no estaban vacunadas.

Los datos anteriores tampoco mostraron riesgos de seguridad para las mujeres vacunadas al final del embarazo ni para sus bebés.

Al observar que los médicos estaban viendo un número cada vez mayor de pacientes embarazadas con COVID-19, los CDC animaron a todas las mujeres embarazadas, que estuvieran pensando en quedarse embarazadas o en periodo de lactancia a vacunarse. El consejo de los CDC se hizo eco de las recientes recomendaciones de los principales grupos de obstetras.

“El aumento de la circulación de la variante Delta altamente contagiosa, la escasa aceptación de la vacuna entre las personas embarazadas y el mayor riesgo de enfermedad grave y de complicaciones durante el embarazo relacionadas con la infección por COVID-19 hacen que la vacunación de esta población sea más urgente que nunca”, dijeron los CDC en un comunicado.

Las mujeres embarazadas son más propensas que las no embarazadas a sufrir enfermedades graves por razones que no están del todo claras, pero que pueden incluir una menor capacidad pulmonar, un mayor peso, la supresión del sistema inmunitario y un mayor riesgo de coágulos sanguíneos, dijo el doctor Michael Gardner, obstetra y vicedecano de asuntos clínicos de la Facultad de Medicina Kirk Kerkorian de la UNLV.

Si las mujeres embarazadas se vacunan, “muy, muy raramente” requieren hospitalización, dijo.

El COVID-19 también aumenta el riesgo de un parto prematuro, dijo Gardner, lo que puede dar lugar a complicaciones a largo plazo para el bebé.

Animó a los médicos y otros profesionales que tratan a mujeres embarazadas a hablar con sus pacientes sobre la vacunación.

“Tenemos que ser más proactivos, hablar con nuestras pacientes, animarlas a que se vacunen mientras intentamos prevenir este tipo de tragedias”, dijo.

La propia hija de Gardner, embarazada, siguió su consejo de vacunarse y dio a luz a una niña sana sin complicaciones el mes pasado.

Foster dijo que se comunicó por última vez con su hermana el día antes de que Pavone fuera conectada a un respirador.

“Estaba muy asustada”, dijo Foster sobre la hermana a la que describió como siempre alegre y con ganas de ayudar a los demás.

Pavone tenía una máscara de oxígeno en la cara y no podía hablar, pero se comunicaba a través del lenguaje de señas, que había estado estudiando. Su lenguaje de señas fue interpretado por la sobrina de Foster.

Las últimas palabras que le dirigió a su hermana fueron “Te quiero”.

La hija de Foster, Malia Matney, creó una cuenta de GoFundMe para el marido viudo de Pavone y la niña. La pareja se casó hace tres años en Hawái. Era el segundo matrimonio de Kimmie; también había intentado embarazarse en el primero.

El viudo planea vender su casa en Pahrump para poder llegar a fin de mes con un solo ingreso.

“Hablé con él esta mañana y se puso a llorar. Simplemente lloró”, dijo Foster. “Y dice: ‘No entiendo esto. No entiendo cómo pasó esto’”.

“Ella estaba tan sana. Siempre estuvo sana. Todos nosotros éramos los que teníamos problemas de salud. Y sobrevivimos al COVID. … No entiendo muchas cosas”, dijo Foster entre lágrimas.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
¿Me adoptas? [Parte II]

En 2008, el presidente George W. Bush proclamó a noviembre como el “Mes Nacional de la Adopción”. Lo hizo para poder rendir un homenaje a las familias adoptivas, y a la vez crear conciencia sobre la necesidad de que cada niño en EE.UU. tenga un hogar seguro, permanente y una familia para siempre.

 
El mandato de uso de cubrebocas seguirá vigente hasta 2022

El sur de Nevada y otras áreas del estado etiquetadas como de “alto” riesgo de transmisión de COVID-19 permanecerán bajo un mandato de uso de cubrebocas estatal durante el resto del año y hasta principios de 2022, dijo un funcionario estatal el jueves.

Vende coleccionista de Las Vegas tres monedas por 13.35 mdd

Un coleccionista de monedas de Las Vegas recibió la cifra récord de 13.35 millones de dólares por tres monedas raras de Estados Unidos cuyo valor nominal era originalmente de 1.15 dólares.

Estados Unidos reanudará política para que solicitantes de asilo esperen en México

SAN DIEGO.- Los migrantes que busquen ingresar a Estados Unidos nuevamente tendrán que quedarse en México mientras esperan audiencias de inmigración, ya que el gobierno de Biden anunció a regañadientes planes el jueves para restablecer la política de la era Trump y acordó las condiciones de México para reanudarla.