Clinton pone a Trump a la defensiva en un combativo debate

HEMPSTEAD, Nueva York. (AP). — Hillary Clinton logró poner a Donald Trump a la defensiva en el debate del lunes 26 en la noche, increpándole por sus insultos a minorías, sus cambios de posición y su negativa a difundir sus declaraciones de impuestos, pero el martes, el candidato republicano intentó echarle la culpa a otros.

Trump denunció que el moderador, el periodista Lester Holt estaba parcializado y le hacía a él preguntas más difíciles que a la candidata demócrata. También denunció que le habían dado un micrófono defectuoso.

Y si bien durante el debate rechazó las denuncias de Clinton de que insultó a la Miss Universo de 1996, Alicia Machado, por haber aumentado de peso, el martes Trump lo confirmó.

“Ella había aumentado mucho de peso y eso nos ocasionó serios problemas”, dijo Trump en el programa “Fox and Friends”.

En el debate Trump trató de achacarle los problemas económicos y de seguridad nacional del país a Clinton, acusándole de ser “una política típica” incapaz de producir los cambios que ansían los estadounidenses.

Pero Clinton estaba intensamente preparada, no sólo con detalles sobre sus propias propuestas sino también con agudas críticas al desempeño de Trump como empresario, sus insultos a mujeres y sus declaraciones falsas de que el presidente Barack Obama no nació en Estados Unidos. Clinton denunció que las aseveraciones de Trump contra Obama no eran otra cosa que “parte de su conducta racista”.

La candidata demócrata además criticó a Trump por no divulgar sus declaraciones de impuestos, algo que han hecho todos los candidatos durante décadas. “Está escondiendo algo”, comentó la candidata.

Trump dice que no puede divulgar sus declaraciones de impuestos porque está siendo sometido a una auditoría, aunque según expertos esa no es razón para mantenerlas en reserva. Cuando Clinton insinuó que quizás las está manteniendo en reserva porque no ha pagado sus impuestos, Trump la interrumpió diciendo “y por lo tanto soy astuto”.

Si bien en el encuentro cada candidato tuvo momentos para entusiasmar a sus más acérrimos partidarios, no queda claro si el debate afectará la tendencia electoral.

El debate fue uno de confrontación desde el inicio y Trump frecuentemente interrumpía a Clinton y hablaba al mismo tiempo que ella. Clinton parecía más serena, ofreciendo una sonrisa mientras su contrincante hablaba, consciente de que las cámaras estaban sobre ella.

“Hillary dijo la verdad mientras que Donald e metió tremendos embustes”, dijo el compañero de fórmula de Clinton, Tim Kaine, a ABC News el martes por la mañana.

Trump soltó insultos personales contra Clinton en los últimos momentos del encuentro, afirmando que “ella no tiene la semblanza ni la energía como para ser un presidente”. En el pasado él ha formulado comentarios similares, suscitando denuncias que está criticando a Clinton por ser mujer.

Clinton no desperdició la oportunidad de recordarle al público sobre comentarios ofensivos que Trump ha hecho antes contras mujeres, un sector de la población que será crucial para el resultado electoral.

“Este es un hombre que ha llamado a mujeres puercas, babosas y perras”, señaló Clinton.

Pace reportó desde Washington. La periodista de The Associated Press Catherine Lucey contribuyó con este despacho.

Eventos

You May Like