102°F
weather icon Clear

Minneapolis nerviosa mientras el jurado de Chauvin delibera

MINNEAPOLIS — Los miembros del jurado que se sentaron en silencio sin aparecer en cámara durante tres semanas de testimonios agotadores en el juicio por asesinato de Derek Chauvin por la muerte de George Floyd pasaron a ser el centro de atención el martes, aún fuera de la vista pero ahora en control de los veredictos que espera una nerviosa ciudad.

El jurado, compuesto por seis personas blancas y otras seis de descendencia africana o multirraciales, se dispuso a celebrar su primer día completo de deliberaciones. El jurado, anónimo por orden del juez y aislado ahora hasta que llegue a un veredicto, pasó solo unas horas en su tarea el lunes después de que el día fuera consumido en su mayor parte por los argumentos finales en los que los fiscales argumentaron que Chauvin exprimió la vida de Floyd el pasado mes de mayo de una manera que incluso un niño sabía que estaba mal.

La defensa sostuvo que el oficial blanco ahora despedido actuó de forma razonable y que Floyd, de 46 años, murió a causa de una afección cardíaca y del consumo de drogas ilegales.

Chauvin, de 45 años, está acusado de asesinato en segundo grado, asesinato en tercer grado y homicidio en segundo grado, todos los cuales requieren que el jurado concluya que sus acciones fueron un “factor causal sustancial” en la muerte de Floyd y que su uso de la fuerza no fue razonable.

El cargo más grave conlleva hasta 40 años de prisión.

“Usen su sentido común. Crean en sus ojos. Lo que vieron, lo vieron”, dijo el fiscal Steve Schleicher en su alegato final, refiriéndose al video de un espectador en el que se ve a Floyd inmovilizado en el pavimento con la rodilla de Chauvin sobre su cuello o cerca de él durante nueve minutos y 29 segundos, mientras los espectadores le gritaban al agente que se removiera.

El abogado de Chauvin, Eric Nelson, contraatacó argumentando que Chauvin hizo lo que cualquier agente de policía razonable habría hecho después de encontrarse en una situación “dinámica” y “fluida” que implicaba a un hombre grande luchando con tres agentes.

Mientras Nelson hablaba, el ahora despedido Chauvin se quitó la máscara de COVID-19 delante del jurado algunas veces durante el juicio.

Tiendas cerradas

Con el caso llegando a su fin, algunos comercios fueron tapiados en Minneapolis. El juzgado estaba rodeado de barreras de hormigón y alambre de púas, y las tropas de la Guardia Nacional patrullaban. La muerte de Floyd desencadenó la primavera pasada protestas en la ciudad y en todo Estados Unidos que en ocasiones se tornaron violentas.

La ciudad también ha estado en vilo en los últimos días por el mortal tiroteo de la policía a un joven afroamericano de 20 años, Daunte Wright, en un suburbio cercano el 11 de abril.

Unos 300 manifestantes marcharon por las calles fuera del tribunal poco después de que el jurado recibiera el caso, alineándose detrás de una pancarta en la que se leía: “Justicia para George Floyd y todas las vidas robadas. El mundo está mirando”.

El fiscal Jerry Blackwell tuvo la última palabra el lunes, ofreciendo el argumento de refutación del Estado. El fiscal, que es afroamericano, declaró que las preguntas sobre el uso de la fuerza y la causa de muerte son “tan simples que un niño puede entenderlas”.

“De hecho, una niña lo entendió, cuando la menor de 9 años dijo: ‘Suéltalo’”, comentó Blackwell, refiriéndose a una joven testigo que se opuso a lo que vio. “Así de sencillo era. ‘Quítate de encima’. Sentido común”.

Según la ley, la policía tiene cierta libertad para usar la fuerza, y se supone que sus acciones se juzgan según lo que habría hecho un “agente razonable” en la misma situación.

Chauvin llegó como refuerzo

Nelson señaló que los agentes que acudieron en primer lugar a la tienda de la esquina donde Floyd supuestamente pasó un billete de 20 dólares falso estaban forcejeando con Floyd cuando Chauvin llegó como refuerzo. El abogado de la defensa también señaló que los dos primeros agentes en la escena eran novatos y que se había reportado a la policía que Floyd podría estar drogado.

“Un oficial de policía razonable entiende la intensidad de la lucha”, agregó Nelson, señalando que la cámara corporal y la placa de Chauvin fueron arrancadas de su pecho.

Nelson también mostró al jurado imágenes de las pastillas encontradas en el vehículo de Floyd y los restos de pastillas descubiertos en el coche patrulla. Se encontró fentanilo y metanfetamina en el sistema de Floyd.

El abogado de la defensa declaró que el hecho de que la fiscalía no reconozca que los problemas médicos o las drogas desempeñaron un papel “desafía la ciencia médica y desafía el sentido común y la razón”.

Durante el argumento de la fiscalía, Schleicher reprodujo partes del video de los transeúntes y otras imágenes mientras descartaba ciertas teorías de la defensa sobre la muerte de Floyd como “tonterías”. Dijo que Chauvin mató a Floyd al constreñir su respiración.

Schleicher rechazó el argumento de la sobredosis de drogas, así como la afirmación de que la policía estaba distraída por espectadores hostiles, que Floyd tenía una fuerza “sobrehumana” por un estado de agitación conocido como delirio excitado, y que sufrió una posible intoxicación por monóxido de carbono a causa del tubo de escape del coche.

El fiscal se refirió sarcásticamente a la idea de que fue una enfermedad cardíaca lo que mató a Floyd como una “sorprendente coincidencia”.

“¿Es eso sentido común o es una tontería?” preguntó Schleicher al jurado.

Blackwell, su colega fiscal, rechazó igualmente la teoría de la defensa de que Floyd murió a causa de un agrandamiento del corazón: “La verdad del asunto es que la razón por la que George Floyd está muerto es porque el corazón del señor Chauvin era demasiado pequeño”.

‘Tuvo que saberlo’

Anteriormente, Schleicher describió cómo Chauvin ignoró los gritos de Floyd y siguió arrodillado sobre él mucho después de que dejara de respirar y no tuviera pulso. Chauvin estuvo “encima de él durante nueve minutos y 29 segundos y tuvo que saberlo”, dijo Schleicher. “Debió saberlo”.

Dijo que Chauvin escuchó a Floyd, “pero no escuchó”.

El fiscal añadió que Floyd “no era una amenaza para nadie” y que no intentaba escapar cuando forcejeó con los agentes, sino que estaba aterrorizado de que lo metieran en el diminuto asiento trasero del coche patrulla.

Dijo que un agente razonable con la formación y la experiencia de Chauvin (era un veterano de la policía de Minneapolis con 19 años de servicio) debió haber evaluado la situación con precisión.

Chauvin mostró poca expresión mientras se veía a sí mismo y a los otros agentes inmovilizando a Floyd en el suelo en el video de la cámara corporal que reprodujo su abogado. Ladeaba la cabeza y de vez en cuando se inclinaba hacia delante para escribir en un cuaderno.

Una mujer no identificada ocupaba el único asiento reservado en la sala de audiencias para un partidario de Chauvin.

El hermano de Floyd, Philonise, representó a la familia en el tribunal por la mañana, seguido más tarde por un sobrino, Brandon Williams.

Schleicher también señaló que Chauvin debió utilizar su formación para prestar atención médica a Floyd, pero ignoró a los transeúntes, rechazó la ayuda de un paramédico fuera de servicio y rechazó la sugerencia de otro agente de poner a Floyd de lado.

“Pudo haber escuchado a los transeúntes. Pudo haber escuchado a sus compañeros. Pudo haber escuchado su propia capacitación”, dijo Schleicher. “Sabía que podía hacer algo mejor. Simplemente no lo hizo así”.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Desechará fábrica muchas dosis de vacunas J&J

Organismos reguladores de Estados Unidos están permitiendo la liberación de 10 millones de dosis de la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson de una fábrica con problemas, pero el material para hacer muchas más debe ser desechado debido a posible contaminación.

Recuperan cuerpo de mujer en Zion National Park

Guardaparques recuperaron el domingo por la noche el cadáver de una mujer de 26 años en Zion National Park, según el National Park Service.

HR 3233 ataque al Capitolio

La congresista demócrata por el Distrito 1 de Nevada, Dina Titus, quien es miembro del Comité de Seguridad Nacional, emitió la siguiente declaración antes de su votación sobre HR 3233, una Comisión Nacional que tendría como objetivo primordial, investigar el ataque del 6 de enero al Capitolio de Estados Unidos. El documento fue enviado a El Tiempo, el miércoles 19 de mayo de 2021 por Kevin Gerson, de la oficina de la congresista en Washington, D.C.