72°F
weather icon Partly Cloudy

Reporte sobre Yucca Mountain es una “buena noticia” para Nevada

WASHINGTON — Un reporte de investigación federal sobre la eliminación de residuos nucleares recomienda al Congreso que modifique la ley que desde hace décadas designa a Yucca Mountain como único lugar para su eliminación y que permita el almacenamiento provisional y permanente del combustible gastado en otros estados.

La recomendación del reporte de la Government Accountability Office (GAO), el brazo investigador del Congreso, refleja las propuestas de los legisladores de Nevada que se oponen desde hace tiempo a enterrar los residuos nucleares de las centrales comerciales.

“Esta evaluación de la GAO y de los expertos es una buena noticia para Nevada y sigue lo que he estado diciendo durante años”, dijo la representante Dina Titus, demócrata por Nevada, que ha presentado repetidamente una legislación en el Congreso para eliminar los residuos en lugares donde los estados y los gobiernos locales den su consentimiento.

La senadora Catherine Cortez Masto, demócrata por Nevada, ha presentado leyes similares.

El gobernador de Nevada, Steve Sisolak, y la delegación del estado en el Congreso se oponen al transporte y almacenamiento de material nuclear en Yucca Mountain, situado a 90 millas al norte del Strip. Líderes tribales, empresas y grupos conservacionistas se han unido a la oposición.

Una larga historia

En 1987, el entonces presidente Ronald Reagan firmó una ley que designaba a Yucca Mountain como el único emplazamiento del país para eliminar residuos nucleares. Los esfuerzos para construir un depósito en Yucca Mountain comenzaron en serio bajo el presidente George W. Bush.

Pero la solicitud de licencia para construir un depósito permanente en Yucca Mountain fue retirada en 2010 por el Departamento de Energía bajo la administración del entonces presidente Barack Obama.

Y el ex líder de la mayoría del Senado, el demócrata Harry Reid, encabezó la acción del Congreso que detuvo la financiación del proceso de concesión de licencias para la ubicación en Nevada.

“Desde entonces, los responsables políticos han estado en un punto muerto sobre cómo cumplir con la obligación federal de eliminación, con consecuencias financieras significativas para los contribuyentes”, encontraron los auditores de la GAO.

El reporte recomendaba que el Congreso modificara la ley de 1987 y permitiera el almacenamiento temporal y permanente en los estados que quisieran manejar los residuos.

Nevada acepta la idea

Las recomendaciones del reporte reflejan la realidad que los nevadenses conocen desde hace décadas, “que es necesario un nuevo proceso”, dijo Meghin Delaney, vocera del gobernador Steve Sisolak.

“La adopción de un proceso mejor y más justo podría ayudar finalmente a poner fin al fallido proyecto de Yucca Mountain y permitir que la nación avance con una solución viable para la administración del combustible nuclear gastado”, dijo.

La recomendación del reporte también refleja las propuestas legislativas de Titus y Cortez Masto, que propusieron una legislación que daría a los estados, los gobiernos locales y los líderes tribales voz en las decisiones federales para almacenar los residuos nucleares.

“Cuando se propone un depósito de residuos nucleares en nuestro patio trasero, es inaceptable que se nos niegue un asiento en la mesa”, dijo Cortez Masto.

La legislación complementaria presentada por Titus y Cortez Masto, y respaldada por todos los miembros de la delegación del Congreso del estado, no fue aprobada en la Cámara Baja y el Senado en el último Congreso. Pero las propuestas de la legislación, extraídas de un reporte de una comisión de expertos sobre residuos nucleares en 2012, se reflejan en el nuevo reporte de la GAO.

“Nevada no utiliza energía nuclear, no producimos residuos nucleares y no deberíamos estar obligados a almacenarlos”, dijo Titus. “Espero que tratemos de poner en práctica las recomendaciones expuestas en este reporte”.

Estados nucleares descontentos

Los legisladores de los estados con centrales nucleares dicen que es urgente abordar la creciente acumulación de residuos peligrosos.

El senador John Barrasso, republicano por Wyoming, y otros que buscan una solución rápida, presentaron proyectos de ley para continuar una revisión de la seguridad de Yucca Mountain mientras se establece una estrategia de almacenamiento provisional y permanente más amplia.

Y una propuesta bipartidista del ex senador Lamar Alexander, republicano por Tennessee, y de la senadora Dianne Feinstein, demócrata por California, para avanzar en una estrategia de almacenamiento provisional hasta que se resuelva el estancamiento de Yucca Mountain, murió por falta de acción en el último Congreso.

La GAO declaró que realizó el estudio debido al peligro que supone el almacenamiento de residuos nucleares en todo el país y al fracaso del gobierno federal en la construcción de un depósito para eliminar de forma segura los residuos de las centrales nucleares en las tres décadas transcurridas desde la designación de Yucca Mountain.

“El combustible nuclear comercial gastado es extremadamente peligroso si no se maneja adecuadamente”, según el reporte publicado en septiembre.

El reporte, titulado “Commercial Spent Nuclear Fuel: Congressional Action Needed to Break Impasse and Develop a Permanent Disposal Solution” (Combustible nuclear gastado comercial: es necesario que el Congreso actúe para salir del estancamiento y desarrollar una solución de eliminación permanente), se envió a legisladores clave de ambos partidos políticos en los comités del Senado y la Cámara de Representantes que supervisan la política energética, de defensa y medioambiental.

Los residuos se acumulan

Según las investigaciones, unas 86 mil toneladas métricas de combustible gastado se almacenan en el lugar en 75 centrales nucleares en funcionamiento o cerradas en 33 estados. La cantidad de residuos aumenta en dos mil toneladas métricas cada año. Se prevé que los residuos nucleares aumenten hasta 140,179 toneladas métricas en 2030.

Los legisladores de los estados con centrales nucleares en las que se almacenan residuos han emitido la alarma sobre esta peligrosa práctica y el riesgo de contaminación.

Legisladores californianos presentaron una ley para dar prioridad a la retirada de los residuos de la planta de San Onofre, ya cerrada, en el Condado Orange, donde la erosión de las playas amenaza la estación generadora cerrada y las reservas de materiales radiactivos.

En 1982 se ordenó que el gobierno federal tomara posesión de los residuos nucleares comerciales, y el hecho de no hacerlo ha obligado al gobierno a pagar a las empresas de servicios públicos y a los propietarios de las centrales comerciales por el almacenamiento temporal. Solo en 2019, esa cantidad fue de aproximadamente nueve mil millones de dólares, según la GAO. Proyectó un costo de 30 mil millones de dólares en la próxima década.

Mientras tanto, los auditores del gobierno señalaron los problemas de seguir adelante con el repositorio de Yucca Mountain, que ha “experimentado una larga oposición estatal y tribal”.

Amplio acuerdo sobre el reporte

Funcionarios estatales han expresado su preocupación por la excesiva infiltración de agua, los terremotos, los volcanes y otras cuestiones técnicas. Las tribus Shoshone y Paiute se oponen al depósito por motivos culturales y lo consideran una forma de racismo medioambiental.

El Condado Nye, donde se encuentra Yucca Mountain, apoya un proceso de concesión de licencias para determinar si el emplazamiento es seguro.

El Departamento de Energía está de acuerdo con las conclusiones del reporte y está desarrollando planes para eliminar los residuos en lugares que cuenten con el consentimiento de los gobiernos estatales y locales. Los funcionarios de la Nuclear Regulatory Commission, que supervisa el proceso de autorización de los depósitos de residuos, también están de acuerdo con las conclusiones.

Sin embargo, sigue habiendo problemas.

La Nuclear Regulatory Commission concedió una licencia a Interim Storage Partners para construir un depósito cerca de Andrews, Texas, que ha suscitado la oposición del gobernador republicano, los residentes, los productores de energía y los conservacionistas. Otra empresa que busca una licencia para construir un almacén temporal en Nuevo México también se enfrenta a la oposición del gobernador demócrata, los legisladores del estado y los residentes.

En ambos estados, los funcionarios se han preocupado abiertamente de que sin una instalación de almacenamiento permanente, como Yucca Mountain, los depósitos provisionales podrían convertirse en instalaciones de almacenamiento permanente de material radiactivo peligroso.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Identifican el primer caso de la variante Ómicron en EE.UU. en un viajero

Estados Unidos registró el miércoles su primer caso confirmado de la variante Ómicron (en un viajero vacunado que regresó a California tras un viaje a Sudáfrica) mientras los científicos de todo el mundo se apresuran a establecer si la nueva versión mutante del coronavirus es más peligrosa que las anteriores.

 
Biden firma una ley de infraestructuras de 1.2 bdd

Se espera que Nevada reciba cuatro mil millones de dólares para financiar proyectos de infraestructura en la legislación.

Biden nomina a Frierson para fiscal de EE.UU. en Nevada

WASHINGTON.- El presidente Joe Biden nominó el viernes 12 de noviembre de 2021 al presidente de la Asamblea de Nevada, Jason Frierson, como el próximo fiscal de Estados Unidos para el estado.

Polémica relacionada a una histerectomía

WASHINGTON.- La Corte Suprema se niega a entrar en un caso que involucra los derechos de las personas transgénero y deja en vigor una decisión de un tribunal inferior contra un hospital católico que no permitiría que un hombre transgénero se hiciera una histerectomía allí.

Empresas deberán pagar ausencias por vacunación

WASHINGTON.- El Gobierno Federal exigirá a las empresas con al menos 100 trabajadores que paguen el tiempo que se ausenten sus empleados para vacunarse contra el COVID-19, así como las ausencias por enfermedad si deben recuperarse de los efectos de las vacunas, dijo un funcionario de la administración Biden.