78°F
weather icon Clear

Nadie sabe cuántos trabajadores de hoteles están enfermos, incluyendo los empleados

Aileen Rotzin tiene un secreto mortal, uno que no quiere guardar.

La cajera del M Resort dio positivo a COVID-19 el 4 de julio, un mes después de haber regresado a su trabajo en el casino Henderson.

Pese a trabajar estrechamente con sus compañeros de trabajo mientras tenía los síntomas, Rotzin afirma que el departamento de recursos humanos de la empresa le pidió que mantuviera los resultados de sus pruebas en privado porque se consideraba “información confidencial”.

En su lugar, decidió contactar con casi una docena de compañeros de trabajo para animarles a que se hicieran una prueba de COVID-19.

“Trabajamos muy unidos; la caja es muy pequeña. …estoy preocupada por ellos”, mencionó. “Es simple decencia, deben saber si dan positivo”.

El vocero Jeff Morris comentó que el M Resort inicia el rastreo de contactos inmediatamente después de descubrir un caso positivo para determinar si ha habido una posible exposición a otros empleados y huéspedes, y se notifica a los que están en riesgo. Añadió que la compañía le informó al personal que los resultados de sus pruebas de COVID-19 permanecerán confidenciales, pero “no tienen la obligación” de mantener su prueba positiva en privado.

Rotzin no está segura de si otros empleados han dado positivo, comentó que no ha recibido ninguna notificación oficial de la empresa sobre los trabajadores infectados.

Los operadores del M Resort y el casino en todo el sur de Nevada se han negado a compartir cuántos empleados han dado positivo en la prueba de COVID-19. Las empresas no están obligadas a compartir esta información, pero los trabajadores de los hoteles y casinos del valle de Las Vegas dicen que se sentirían más seguros si supieran en qué tipo de ambiente se les pide que trabajen.

Casos a través del valle

“La gente está asustada”, expresó un trabajador del Cosmopolitan de Las Vegas.

El 29 de junio, el Review-Journal informó que al menos 15 trabajadores habían dado positivo a COVID-19 en The Cosmopolitan.

Ese número ha aumentado desde entonces, según los empleados.

Cosmopolitan no respondió a una solicitud de comentarios y no ha confirmado cuántos trabajadores han dado positivo.

“Es simplemente frustrante”, mencionó otro trabajador. “Seguro que se siente como si estuvieran tratando de ocultarlo, no ha habido transparencia y se siente horrible”.

Un empleado del casino del Strip le notificó al Review-Journal que han confirmado que al menos 38 dealers han dado positivo en la propiedad, otros dijeron que podían confirmar al menos 30 en ese departamento y los empleados de otros departamentos afirman que también están viendo casos positivos.

Un croupier que dio positivo le comentó al Review-Journal que contactaron a sus compañeros de trabajo para notificarles, temiendo que la compañía no enviara un anuncio.

Varios trabajadores dicen que no creen que la compañía esté haciendo lo suficiente para mantenerlos a salvo.

Dos mencionaron que se les ha permitido entrar en la propiedad sin un control de temperatura, pese a que los protocolos de salud y seguridad de la empresa publicados y disponibles públicamente alegan que todos los empleados “deben someterse a un control de temperatura no invasivo antes de comenzar su turno de trabajo y entrar al complejo turístico”.

Un empleado de limpieza señaló que hay una falta de suministros para el personal, y muchos no han tenido tiempo de recibir una capacitación adecuada y práctica sobre los nuevos protocolos.

El trabajador confirmó que al menos 10 empleados de limpieza han dado positivo, pero indicó que hay rumores de más.

“Como empleados, queremos saber cuándo alguien da positivo para que podamos hacernos la prueba”, señaló el empleado. “No podemos llevar esto a nuestras familias, y estamos tratando con cientos de personas al día”.

De acuerdo con los protocolos de salud y seguridad de la empresa, los trabajadores tienen “una formación completa sobre cómo aplicar nuestros nuevos protocolos de seguridad, limpieza y saneamiento”.

Otro empleado del Cosmopolitan añadió que la propiedad no está haciendo cumplir los protocolos estatales, que requieren que los clientes e invitados lleven cubrebocas en los casinos a menos que coman o beban.

Caesars

Dos empleados de Caesars Entertainment Corp., a quienes se les concedió anonimato para proteger sus puestos de trabajo, afirman que la empresa aún no ha emitido ningún aviso de forma generalizada entre el personal sobre los casos positivos.

Hasta ahora, sólo cuatro casos han sido hechos públicos por Caesars: dos en Flamingo, uno en Linq, y uno en Caesars Palace. Este último resultó en la muerte el 24 de junio de Adolfo Fernández, un portero de 51 años.

Un trabajador comentó que ni la muerte del empleado ni la tasa de casos positivos entre el personal se mencionaron cuando recibieron una llamada para volver al trabajo.

“Parece que en lo que respecta a la empresa, cuanto menos sepa y se entere la gente de los casos y las muertes, mejor”, indicó el empleado, que se enteró de la muerte de Fernández en Twitter. “Definitivamente creo que cualquier casino debería informarle a sus trabajadores sobre cuántos empleados han dado positivo”.

El vocero de Caesars, Richard Broome, declaró que cuando la empresa se entera de que un empleado ha dado positivo, se notifica a algunos trabajadores, pero no a todos.

La empresa utiliza tecnología de monitoreo y “recursos de investigación” para determinar quién ha estado cerca de una persona infectada. A los trabajadores que cumplen los criterios se les informa y se les ordena que se auto-aíslen, y pueden volver después de presentar un resultado negativo en la prueba de COVID-19.

Otros empleados son informados “sólo si su trabajo se ve afectado”, por ejemplo, con un cambio de turno o el cierre temporal del local, detalló Broome. La empresa no revela qué empleados han dado positivo o se han autoaislado.

Broome se negó a mencionar cuántos empleados han dado positivo desde la reapertura o si saca a relucir casos positivos cuando llama a los empleados de nuevo al trabajo.

Otro empleado de Caesars indicó que el aumento de casos entre los trabajadores del casino de Las Vegas y la falta de transparencia están haciendo que consideren dejar el trabajo.

“Es casi como si no debieras hablar de ello”, señaló el empleado. “Creo que debería haber más transparencia”.

MGM y Station

Sixto Zermeno, un botones de MGM Grand, desea que haya más comunicación por parte MGM Resorts International.

Después de dar positivo a COVID-19 el 11 de junio, Zermeno aseguró que ya está libre de síntomas y de vuelta al trabajo, aunque no pudo confirmar si algún otro compañero de trabajo había dado positivo también, dijo que ha habido rumores entre el personal de que la compañía no lo ha revelado.

“En mi opinión, no hay suficiente transparencia”, consideró. “Todos están nerviosos”.

El vocero Brian Ahern, declaró que cuando un empleado de MGM da positivo, la compañía sigue los protocolos de respuesta a incidentes y trabaja para identificar, notificar y requerir pruebas a los empleados que han tenido contacto cercano con el individuo infectado. Los casos positivos son reportados a los oficiales de salud pública y la compañía ayuda con sus esfuerzos de rastreo de contactos también.

“Por respeto a la privacidad de los empleados individuales, confirmaremos un caso sólo cuando haya un impacto en nuestras operaciones o en la salud pública”, comentó Ahern.

A los empleados de MGM también se les ofrecen pruebas gratuitas, y se les exige que se hagan las pruebas si presentan síntomas. A los empleados que dan positivo se les da dos semanas de tiempo libre pagado.

Un trabajador de seguridad en una propiedad de Station Casinos declaró que hay rumores de casos positivos de COVID-19 entre el personal, pero nada ha sido confirmado por la administración.

“Todo es de boca en boca”, señaló el empleado, añadiendo que no se siente bien estar en esta posición.

Station Casinos se negaron a hacer comentarios.

Equilibrio

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) subrayan que las empresas deben informar a sus compañeros de trabajo sobre cualquier posible exposición a un empleado infectado, manteniendo al mismo tiempo la confidencialidad exigida por la Americans with Disabilities Act.

Ellen Bronchetti, socia de la firma internacional de abogados McDermott Will & Emery con un enfoque en asuntos laborales y de empleo, dijo que los empleadores deben mantener estas notificaciones vagas, algo así como: “Somos conscientes de que ha habido exposición y hemos determinado que usted pudo haber estado en estrecho contacto con esta persona”.

Aunque las empresas no tienen prohibido compartir cuando ha habido un caso positivo (como MGM, Cosmopolitan y Caesars lo han hecho) muchos eligen mantener los casos en secreto.

Brendan Bussmann, director de asuntos gubernamentales de Global Market Advisors, con sede en Las Vegas, indicó que decidir cuánto compartir cuando se trata de empleados infectados es complicado.

“Entiendo el deseo de los empleados de saber si otros dan positivo, pero hay leyes federales que entran en juego, no sólo para la protección del empleado sino para la protección de la empresa”, comentó.

Añadió que las empresas deben ser cuidadosas en cómo manejan la privacidad de los empleados cuando notifican al personal sobre los casos positivos. Si la compañía le notifica a un departamento más pequeño que un trabajador ha dado positivo y sólo uno de ellos está enfermo, quedará claro quién ha sido infectado, señaló Bussmann.

Además, todos los empleados en riesgo que estuvieron en contacto cercano con un trabajador infectado deben ser alertados a través del rastreo de contactos.

Ninguna de las compañías compartió por qué eligieron no revelar el número de empleados infectados. Greg Chase, fundador y director ejecutivo de Experience Strategy Associates, con sede en Las Vegas, declaró que a los operadores de casinos les podría preocupar que el hecho de hacer público el número de casos positivos pudiera hacer que los visitantes se alejaran.

“Sin embargo, siempre he creído que un nivel de transparencia realmente ayuda a construir la credibilidad de la marca para una organización”, señaló. “Tanto los empleados como los clientes agradecerán cualquier información que se pueda compartir en torno a este tema, ya que demuestra verdaderamente que la organización se preocupa en lo esencial por la salud y el bienestar de sus empleados y clientes”.

Josh Swissman, socio fundador de The Strategy Organization en Las Vegas, mencionó que la transparencia en los casos positivos “ganará los corazones y las mentes de los miembros del equipo y de los invitados a largo plazo”. … Los miembros seguros del equipo son miembros felices del equipo, y los miembros felices del equipo hacen que los invitados se sientan seguros y felices también. Eso es exactamente lo que nuestra ciudad necesita en este momento”.

“En la oscuridad”

Los síntomas de Rotzin comenzaron con una tos, luego un dolor de garganta que inicialmente atribuyó a tener que hablar más fuerte detrás de un cubrebocas mientras trabajaba. Tal vez un resfriado, pensó.

Después de todo, la mujer de 59 años había tomado casi todas las precauciones contra el virus: Sólo ordenar alimentos en línea, desinfectar su casa y su coche constantemente y cambiarse de ropa tan pronto como regresara a casa del trabajo.

Pero cuando sus síntomas persistieron, Rotzin salió temprano del M Resort el 27 de junio. Dijo que Recursos Humanos le pidió que se hiciera la prueba y se aislara mientras esperaba los resultados.

El 4 de julio, se enteró de que había dado positivo a la prueba de COVID-19.

“Entré en pánico cuando recibí el resultado positivo de la prueba”, expresó.

Rotzin afirma que está mejor ahora, aunque tiene una tos seca constante y todavía le cuesta respirar. En el peor de los casos, mencionó, el virus le dificultaba caminar de su dormitorio a la cocina sin sentirse sin aliento.

Indicó que nadie merece pasar por esa experiencia, incluidos sus compañeros de trabajo, que ella siente que corren más riesgo al no saber de su enfermedad.

“Soy protectora de mi salud, prefiero saberlo que quedarme a oscuras. Para mí, es una condición de trabajo insegura”, confesó. “Me gustaría saberlo para poder tomar mi propia decisión de seguir trabajando o no. No quiero ponerme en riesgo en un ambiente de trabajo peligroso”.

Rotzin no lo ha notificado, pero dijo que no planea volver a trabajar en el M Resort una vez que se recupere.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
THE LATEST
Unidad en la diversidad

Agosto es el Mes Nacional de Concientización sobre Donantes minoritarios (NMDAM, por sus siglas en inglés), debido a que está a la vuelta de la esquina, Nevada Donor Network hace difusión, como cada año, del mensaje que salva vidas.

Niegan distritos escolares las protecciones de responsabilidad por coronavirus

Los distritos escolares no obtendrán inmunidad legal frente a las demandas por COVID-19 y podrían ser considerados responsables si los maestros, empleados o estudiantes de las escuelas públicas contrajeran el virus.

Mercado inmobiliario de Las Vegas “caliente” pese a la pandemia

El mercado inmobiliario de Las Vegas está “caliente” pese al efecto devastador de la pandemia de coronavirus en la economía, ya que las ventas totales aumentaron y los precios alcanzaron otro máximo histórico el mes pasado, según un nuevo informe.

Las Aces se alzan frente a las Washington Mystics

Wilson encestó 20 puntos y logró ocho rebotes mientras las Aces escalaron por encima de .500 por primera vez con una victoria de 83 a 77 sobre las campeonas defensoras de la WNBA en IMG Academy en Bradenton, Florida.

Legisladores de Nevada declaran el racismo una crisis de salud pública

En medio de un recuento nacional de la violencia policial contra los afroamericanos y la continua pandemia de COVID-19, la Legislatura de Nevada declaró el racismo como una crisis de salud pública en una resolución aprobada por ambas cámaras el miércoles.

Fueron días de incertidumbre y mucho miedo

“Los primeros días tuve mucho miedo, incluso a perder la vida, pero por otro lado me hizo reflexionar sobre los logros obtenidos e, incluso, haber contraído el COVID-19 hace que veamos qué tan frágiles somos en muchos aspectos”, comentó a El Tiempo Margarita Chaidez Martínez, presidenta de la Federación Duranguense de Nevada, luego de haber estado enclaustrada 14 días como consecuencia de haberse contagiado de coronavirus.