Nevada avanza con una queja ética contra ex ejecutiva de la LVCVA

Se le ha dado luz verde a la Comisión de Ética de Nevada para seguir adelante con una demanda contra otra ejecutiva de la Autoridad de Convenciones y Visitantes de Las Vegas (LVCVA, por su sigla en inglés) de larga data acusada de usar tarjetas de regalo de aerolíneas compradas por la agencia de turismo para viajes personales.

En una orden presentada el lunes por la noche, un panel de revisión especial concluyó que existen “pruebas creíbles” para que la Comisión determine si Cathy Tull, ex directora de mercadotecnia de la LVCVA, abusó de su posición de confianza pública.

Yvonne M. Nevarez-Goodson, directora ejecutiva de la Comisión de Ética, se negó a comentar sobre las acusaciones, pero dijo que el panel tiene 60 días para tomar una decisión y podría celebrar una audiencia pública.

Tull, quien había estado en la LVCVA durante 14 años, renunció abruptamente en abril, en medio de investigaciones separadas por el Departamento de Policía Metropolitana, la Comisión de Ética y el Review-Journal por el gasto indebido de fondos públicos en la agencia.

Tull y su abogado de Carson City, Mike Pavlakis, no pudieron ser contactados para hacer comentarios el lunes por la noche.

La portavoz de la LVCVA, Lori Nelson-Kraft, declaró en un comunicado que no podía hacer comentarios debido a las continuas investigaciones policiales y de la Comisión de Ética, pero agregó: “Ayudaremos y cooperaremos con cualquier solicitud que sea necesaria por la Comisión de Ética de Nevada”.

Las investigaciones policiales y de ética se centran en el uso indebido de 90 mil dólares en tarjetas de regalo de Southwest Airlines compradas por la LVCVA entre 2012 y 2017. Los auditores no pudieron contabilizar más de 50 mil dólares de las tarjetas.

La policía reveló este año que Tull usó casi seis mil dólares en tarjetas de Southwest para 18 vuelos, principalmente para su ex esposo y sus dos hijos. Ella pagó a la agencia antes de irse, dijeron los oficiales.

El ex CEO Rossi Ralenkotter se retiró en agosto pasado con un paquete financiero de 455 mil dólares en medio de las acusaciones de que usó 17 mil dólares en tarjetas de regalo de Southwest para viajes personales. Reembolsó a la agencia las tarjetas de regalo, pero negó haber cometido algún delito. La LVCVA actualmente le está pagando a Ralenkotter 15 mil dólares al mes como consultor.

Tanto Ralenkotter como otro ex ejecutivo de la LVCVA, Brig Lawson, son considerados figuras centrales en la investigación policial. Lawson, el ex director de sociedades comerciales, renunció en mayo de 2018 cuando los auditores estaban a punto de revelar que ocultó la compra de las tarjetas de regalo de Southwest Airlines en los registros financieros de la LVCVA. Sus abogados han negado las irregularidades en su nombre.

Tanto Ralenkotter como Lawson también son sujetos de la investigación ética.

En enero, el comisionado del Condado de Clark, Lawrence Weekly, llegó a un acuerdo con la Comisión de Ética para pagar dos mil 400 dólares en multas por usar las tarjetas de regalo de Southwest en un viaje personal a Dallas con su hija mientras presidía la junta de la LVCVA. Evitó una audiencia pública al aceptar las multas, pero reconoció en el acuerdo que violó la ley estatal de ética.

La policía arrestó a Lawson en marzo por un cargo de robo después de que los agentes registraron las oficinas de la LVCVA, incautando siete años de registros electrónicos relacionados con las tarjetas de regalo de Southwest. Los fiscales tienen hasta agosto para presentar una denuncia penal formal contra él.

Tull, una confidente de Ralenkotter, renunció dos días después de que se publicara una historia en Review-Journal en el periódico, exponiendo su papel en ayudar a Ralenkotter a obtener mejoras de vuelos gratuitas de British Airways para su esposa e hija. Tull también recibió mejoras para su entonces esposo y hermana, según muestran los registros.

Los registros muestran que el personal de la LVCVA le dio al ejecutivo de British Airways (quien organizó las mejoras) valores de miles de dólares en comidas y entradas para espectáculos en el Strip a expensas del contribuyente.

British Airways ha estado llevando a cabo una investigación interna relacionada con las mejoras.

Don't miss the big stories. Like us on Facebook.
LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like