Niños de 3 años desaparecidos y encontrados sin vida con solo días de diferencia

La pequeña Dejah Hunt y Daniel Theriot no se conocían, pero ambos niños de 3 años fueron encontrados muertos en circunstancias similares con una semana de diferencia.

Sus madres están tras las rejas, identificadas por la policía de Las Vegas como sospechosas.

El cuerpo de Dejah fue encontrado el 23 de agosto en el armario de su madre, envuelto en bolsas de basura de plástico blanco y metido en una bolsa de lona. Daniel fue encontrado 10 días más tarde después de una búsqueda de casi nueve horas, su cuerpo arrojado en un área remota cerca del Área Recreativa Nacional Lake Mead.

En ambos casos, las madres habían llamado al 911 para denunciar a los niños desaparecidos después de que “se marcharon”, informó la policía.

Aisha Thomas, de 29 años, enfrenta un cargo de asesinato. Ella fue detenida el día después de informar que Dejah se había marchado mientras caminaban hacia una tienda de comestibles cerca de los bulevares Lake Mead y Hollywood, según el informe de su arresto.

La madre de Daniel, Cassie Smith, de 20 años, y su novio, Joshua Oxford, de 40 años, fueron arrestados el lunes por cargos de abuso infantil en la muerte del niño.

El padre de Daniel, James Theriot, no pudo ser contactado para hacer comentarios.

El martes, Smith y Oxford aparecieron encadenados en el Tribunal de Justicia de Las Vegas y no hablaron mientras el juez de paz William Jansen fijaba una fianza de $100 mil cada uno. El juez llamó a las acusaciones “muy, muy graves”.

Smith informó que su hijo desapareció el domingo por la mañana en Sunset Park, lo que provocó una búsqueda de horas en el parque de aproximadamente 325 acres. Smith le reportó a la policía que ella había llevado a Daniel allí para alimentar a los patos.

Según los informes, dijo que le había dado la espalda a Daniel cuando sonó su teléfono, y cuando se dio la vuelta él ya no estaba.

La policía comenzó a dudar de su versión después de que nadie en el parque recordara haber visto a la madre y al hijo. La policía cree que Daniel fue asesinado al menos 12 horas antes de ser reportado como desaparecido.

Señales e historial de abuso

Los cuerpos de Daniel y Dejah mostraban signos obvios de abuso físico, detalló la policía.

El fiscal Brandon Albright le comentó al juez el martes que el cuerpo de Daniel tenía marcas de quemaduras, arañazos, hematomas y hemorragias, mientras que a Dejah la encontraron con abrasiones y hematomas en el lado izquierdo de la cabeza.

La oficina forense del Condado de Clark dictaminó que la muerte de Dejah fue un homicidio por trauma de fuerza contundente. El caso de Daniel estaba pendiente el martes.

Los tres hermanos de Dejah, todos menores de 3 años, fueron tomados por los Servicios de Protección Infantil del Condado de Clark. La familia fue investigada en 2017, según los registros.

El hermano de Daniel, de 2 años, también fue llevado por los servicios de protección y fue trasladado al Sunrise Hospital and Medical Center, donde los empleados descubrieron signos de abuso físico, declaró la policía.

Smith señaló a los detectives que las lesiones del niño ocurrieron mientras él estaba bajo la custodia de Oxford, según Albright, el fiscal.

Smith y Oxford no habían estado saliendo mucho tiempo, según la prima de Smith, Crystal Kahles, de 30 años. Ella relató que su familia y sus vecinos “sabían muy poco sobre Josh” pero que tenían “un mal presentimiento” de él.

Los registros judiciales muestran que Oxford se declaró culpable en 2013 de negligencia infantil y fue sentenciado a tres años de libertad condicional. Albright anunció que Oxford no había comparecido ante el tribunal 11 veces en casos anteriores.

La defensora pública Sarah Hawkins mencionó que Oxford ha vivido en Las Vegas desde que tenía 11 años y que tiene familia en el área.

“No hemos visto registros médicos”, destacó. “No sabemos quién estaba con estos niños. No sabemos cuál es la naturaleza y el alcance de las lesiones que no sean especulaciones y suposiciones completas y puras por parte del estado en este momento”.

Una mal presentimiento

En una entrevista el martes, Kahles describió a su prima como “una madre negligente”, pero argumentó que Smith nunca pondría una mano sobre sus hijos, a quienes ella amaba “tanto”.

“Si el abuso estaba ocurriendo en Houston, no lo sabíamos”, explicó. Smith había estado viviendo en Las Vegas durante aproximadamente un mes antes de la muerte de Daniel, habiéndose mudado en julio desde Texas, donde vivía con la madre discapacitada de Kahles.

Kahles pasó a describir sus condiciones de vida en Houston como “repugnantes” y “asquerosas”.

“Cassie no consume drogas; ella no bebe”, agregó Kahles. “Pero era floja y no limpiaba”.

Entonces, cuando la foto de Daniel, sonriendo mientras vestía un disfraz de pirata, comenzó a circular en las redes sociales el domingo, Kahles recordó haber pensado: “No, no puede estar desaparecido”.

A las 11:12 a.m., muestran los registros de llamadas, Kahles llamó al número de teléfono proporcionado por el Departamento de Policía Metropolitana en un volante de personas desaparecidas para informar sus sospechas. Ella volvió a llamar a la 1:36 a.m. el lunes, pero exclamó que la policía nunca le devolvió el llamado ni dio seguimiento a su informe.

La Policía Metropolitana no respondió el martes a una solicitud de comentarios sobre el informe de Kahles.

‘Esto es difícil de tratar’

La policía no ha comentado las similitudes de las muertes infantiles, pero el investigador principal de homicidios, Ray Spencer, puntualizó en una conferencia de prensa el lunes: “Tener hijos es estresante, tener niños pequeños es estresante, tener bebés es estresante; si se encuentra en una situación en la que no puede cuidar a su hijo, puede llevarlo a una estación de bomberos, puede llevarlo a un hospital, pero esto es absolutamente difícil de tratar”.

La madre de Dejah admitió haberla golpeado en el lado izquierdo de la cabeza después de que la niña se mojara, según los registros. La policía no ha revelado cómo murió Daniel. El informe de arresto de la pareja no había sido publicado hasta el martes.

Kahles confesó que Daniel era un niño vibrante y extrovertido a quien le encantaba hacer ruidos de monstruos y dinosaurios.

Pero, sobre todo, expresó, “amaba a su madre”.

Campañas de GoFundMe se han configurado para los gastos funerarios tanto de Daniel como de Dejah.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like