Niños separados de sus familias esperan por un hogar temporal

Esta Navidad mientras la mayoría de las familias la pasarán juntas al calor de su hogar, hay muchos niños que por negligencia o abuso fueron removidos de sus casas y ahora esperan por una “Familia de Crianza Temporal” o incluso ser adoptados.

En el Sur de Nevada un promedio de 3,000 niños están bajo supervisión y cuidados del gobierno debido a diversos problemas que afectan su seguridad y bienestar, así lo informó Eduardo Álvarez, funcionario del Departamento de Servicios para la Familia del Condado Clark.

De esa cantidad hay quienes están con familias temporales, otros se mantienen en sus propios hogares pero bajo superivisión, y unos más viven en un albergue a la espera de ser adoptados.

Por negligencia o abuso

De acuerdo con Sha’Londa Adams, supervisora de Reclutamiento de Padres de Cuidado Temporal, el Departamento de Servicios para la Familia (DFS por sus siglas en inglés), del gobierno del Condado Clark , se ocupa de atender a menores de edad porque su seguridad y bienestar están mal.

“Nuestro objetivo primario es el bienestar de los niños. Nuestra agencia hace lo mejor posible para mantener a los niños en su hogar, y si tienen que ser removidos buscamos que regresen pronto con su familia”, afirmó Adams.

Entrevistados en las oficinas del DFS, ubicadas en el 121. S. Martin L. King Blvd., Sha’Londa Adams y Eduardo Álvarez ofrecieron un panorama sobre los niños que atiende su departamento. “Lamentablemente la negligencia, el abuso y diversos problemas en las familias afectan a los hijos. Eso sucede a cualquier hora y cualquier día del año, por eso nuestro departamento debe intervenir cuando es necesario”, dijeron y siguieron explicando.

“Un equipo investiga la situación de los niños y la familia que pasan por problemas. Los investigadores identifican si los niños tienen que ser removidos de su hogar o pueden permanecer con su familia bajo la supervisión de nuestra agencia”.

En caso que el niño se mantenga en su hogar se le proveen los servicios de apoyo. Esto es lo mejor porque además se busca la participación de alguien más de la familia o buenas amistades. Lo mejor es mantener a los niños en su propio hogar. Pero no siempre es posible.

Separados o bajo supervisión

El DFS tiene a su cuidado un promedio total de 3,000 niños, en sus diferentes etapas o estados. Los principales son: apoyados en sus propios hogares, los que viven en hogares temporales y los que viven en el albergue.

Eduardo Álvarez dijo que de todos los niños atendidos por su departamento los que permanecen en su propia casa son aproximadamente un 13%.

“Pero cuando las situaciones son muy serias muchos niños tienen que ser removidos de sus hogares. Esta es la mayoría de los niños que atendemos, es el 87%”, apuntó Álvarez.

De esos niños removidos de sus hogares, el 43% están ubicados con un familiar o una amistad de la familia que se comprueba que es confiable y aceptada por la familia original.

“Un 41% de los niños removidos de sus familias biológicas viven con Familias Temporales de Crianza. El resto, un 3% no tienen hogar todavía. Son de 70 a 90 niños que viven en el albergue Child Haven en espera de encontrar una familia para ser adoptados. Parte de nuestro trabajo es reclutar familias para estos niños”, siguió explicando Álvarez.

A pregunta de El Tiempo, sobre cuántos niños hispanos atiende DFS, Álvarez respondió que un 24% son de origen hispano, y contrasta con un número menor de Familias Temporales de Crianza, de origen hispano, que son el 18%.

Buscan familias temporales

El Cuidado de Crianza Temporal es muy importante. Para el menor de edad significa un hogar temporal seguro, estable, que provea cariño, donde pueda crecer bien emocional, intelectual y físicamente.

“Siempre estamos en busca de familias que deseen convertirse en Familias de Crianza Temporal”, enfatizaron Adams y Álvarez.

Las personas con interés deben tener buen carácter moral, solvencia y flexibilidad, porque esa familia será la base para que el niño desarraigado de su familia biológica supere su situación. Las familias que deciden adoptatr temporalmente deben ocuparse del niño las 24 horas, los siete días de la semana y los 365 días del año.

Para los interesados, Álvarez mencionó tres puntos: 1.- Asistir a sesiones de información; 2.- Pasar por un proceso de investigación que incluye revisión de antecedentes penales y toma de huellas digitales; 3.- Prepararse mediante un programa de clases.

Álvarez dijo que muchos niños necesitan un hogar temporal. “Si alguna persona piensa que le da miedo atreverse a ser padre temporal, entonces que imagine cuánto miedo puede tener un niño que ahora no tiene un hogar estable. Es una situación que incluso padres de familia indocumentados han comprendido y ahora son unas de nuestras Familias de Crianza Temporal”, concluyó.

Para información llame al 702-455-0181, o envíe un correo electrónico a: alved@clarkcountynv.gov

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like