No será acusado ex-oficial de policía por la muerte de un hombre en Las Vegas Strip

Un ex oficial de policía de Las Vegas evitó una acusación ante un gran jurado el jueves, pero el caso criminal en la muerte de un hombre desarmado en el Strip podría no haber terminado.

El 14 de mayo de 2017, el ex oficial del Departamento Metropolitano de Policía, Kenneth Lopera, electrocutó a Tashii Brown con un Taser siete veces, le dio un puñetazo en la cabeza varias veces y lo mantuvo bajo estrangulamiento durante más de un minuto.

Brown murió después del altercado fuera del Venetian. Lopera fue arrestado y retirado de la fuerza.

“Bienvenidos a Las Vegas, donde la policía puede matar a un ser humano indefenso, presumir de ello y luego escapar sin problemas”, mencionó en un comunicado la madre de Brown, Trinita Farmer. “Espero que el público esté tan indignado como nuestra familia por la muerte de nuestro hijo, padre y hermano”.

Lopera se jactó de sus acciones ante otros oficiales después del encuentro, de acuerdo con una demanda federal presentada en mayo en representación de Farmer por el abogado André Lagomarsino.

“Trinita quería que el castigo máximo se aplicara a Kenneth Lopera por sus acciones que causaron la muerte de su hijo”, dijo Lagomarsino. “Está extremadamente desalentada de que un gran jurado que opera en secreto absolviera a Lopera de responsabilidad penal”.

El fiscal de distrito del Condado de Clark, Steve Wolfson, informó al Las Vegas Review-Journal que su oficina está “explorando más opciones”. Lopera todavía tiene cargos penales pendientes en el Tribunal de Justicia de Las Vegas.

“Esperamos que el fiscal acepte la decisión del gran jurado”, comentó David Roger, quien representa a Lopera en el caso criminal.

Lopera regresará a la corte el 2 de agosto.

‘Lopera no mató a este hombre’

Brown, un residente de Las Vegas de 40 años, murió por asfixia debido a la restricción policial, afirmó la oficina forense del Condado de Clark. El uso de metanfetamina y un corazón agrandado contribuyeron a su muerte, por lo que la oficina forense dictaminó que era un homicidio.

Las imágenes de la cámara muestran que Lopera persiguió a Brown por el Venetian y por fuera, donde el ex oficial confiesa que sospechaba que Brown estaba tratando de robar un camión.

Ahí fue cuando ocurrió el encuentro fatal.

La fiscalía de distrito acusó a Lopera de homicidio involuntario y opresión de color el año pasado, pero en marzo el caso fue remitido a un gran jurado.

Steve Grammas, presidente del sindicato que representa a los oficiales rasos de la Policía Metropolitana, comentó que Lopera nunca tuvo la intención de matar a Brown.

Grammas detalla que la defensa argumentó que el corazón agrandado y el uso de drogas de Brown, junto con la totalidad del evento, causaron su muerte.

“El gran jurado lo vio de la misma manera, que Ken Lopera no mató a este hombre”, señaló.

Grammas afirma que le anunció a Lopera sobre la decisión del gran jurado el jueves anterior.

“Para tener un proceso tan largo, al menos en este punto, finalmente llegar a su fin con respecto al gran jurado, se sintió aliviado”, argumentó Grammas.

La Policía Metropolitana lanzó una declaración que resume los hechos del caso, pero no hizo ningún comentario sobre la decisión del gran jurado.

La policía dijo que Brown no habría enfrentado cargos criminales si hubiera sobrevivido.

‘¡No me cabe en la cabeza!’

El caso fue un pararrayos de controversia, que influyó en la política de uso de la fuerza de la policía, obtuvo cobertura de los medios nacionales y provocó protestas.

Fue uno de los casos múltiples que la Policía Metropolitana consideró cuando modificó su política el año pasado para cambiar la restricción del cuello aprobada por el departamento de un uso de fuerza de bajo nivel a uno intermedio o mortal. La policía destacó que Lopera usó una llave estranguladora no aprobada en Brown.

Tod Story, director ejecutivo de la Unión Americana de Libertades Civiles de Nevada, puntualizó que la organización mantiene su llamado para eliminar la llave de restricción de cuello vascular lateral aprobada por el departamento de la política de uso de la fuerza del departamento.

“Como se puede llegar a esta decisión es desconcertante para mí”, aseguró Story sobre el gran jurado. “No entiendo cómo un oficial capturado en video que estrangula a alguien hasta la muerte no puede ser acusado, simplemente no me cabe en la cabeza”.

Gary Peck, un veterano defensor de los derechos civiles de Nevada, mencionó que Lopera tiene derecho a su día en la corte, pero que tendría que esperar un juicio civil donde la evidencia puede ser impugnada públicamente.

“Sin ese tipo de procedimiento, hay pocas razones para que el público tenga confianza en la forma en que los fiscales manejan el caso de principio a fin”, indicó.

El Review-Journal es propiedad de la familia del presidente y gerente general de Las Vegas Sands Corp., Sheldon Adelson. Las Vegas Sands opera The Venetian y Palazzo.

LO MÁS RECIENTE
Add Event

You May Like